LA GRACIA del Lunes 26 de Noviembre de 2012

El juicio descrito en el Apocalipsis no es incierto para nosotros: corresponde a la verdad profunda de lo que hemos sido y vivido.