Familia, lugar de perdon y de amor, 2 de 2

Familia, Lugar de Perdón y de Amor. Tema 2 de 2: Tratamiento.

* El amor es lo único que puede sanar, iluminar y transformar el corazón y la vida. San Juan enseña que el amor consiste no en que nosotros hayamos amado a Dios sino en que Él nos amó primero. Por eso el mejor tratamiento empieza por Cristo. Las solas fuentes humanas no suelen ser suficientes porque aquellos de quienes esperamos mucho amor sanador están esperando lo mismo de nosotros.

* El camino más corto es Dios. La manera de acercarse a la pareja es acercarse primero a Dios, de modo que de los seres humanos no esperemos que sean “dios” sino que sean lo que son: seres humanos. Pero la arrogancia, sobre todo masculina, hace largo el proceso de pedir y recibir ayuda.

* El modelo bíblico es sencillo: que el hombre sea cabeza pero a la manera de Cristo. Que el hombre sea el primero en todo: primero en dirigir la oración, en llamar a la reconciliación, en marcar el camino.

* Necesitamos de verdaderos papás, que lo sean por vocación, y que aporten objetividad, principios, apoyo, claridad.

* Necesitamos también verdaderas mamás, que con su capacidad de acogida disuelvan las raíces de la venganza y de la violencia, y sobre todo, que amen a sus hijos para el cielo.