ROSARIO de las Semanas 20190225

#RosarioFrayNelson para el Lunes:
Contemplamos los Misterios de la Creación

Usamos esta versión de las oraciones.

  1. En el primer misterio de la creación contemplamos la sabiduría y la hermosura con que Dios ha dispuesto todas las cosas, en su tiempo y en su lugar.
  2. En el segundo misterio de la creación contemplamos el poder de la Palabra creadora de Dios, pues todo ha venido a ser porque él lo dijo y existió.
  3. En el tercer misterio de la creación contemplamos que Dios hizo los cielos y los Santos Ejércitos celestiales.
  4. En el cuarto misterio de la creación contemplamos que Dios hizo el universo visible, y suyo es cuanto hay en esta tierra.
  5. En el quinto misterio de la creación contemplamos que Dios formó al hombre y a la mujer.
  6. En el sexto misterio de la creación contemplamos la vocación del hombre para que se multiplique y domine la tierra en nombre de Dios y obediencia a él.
  7. En el séptimo misterio de la creación contemplamos el paraíso, primera imagen de la felicidad que Dios quiso para sus hijos.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Este es un ejercicio privado de devoción “ad experimentum” en proceso de aprobación oficial. Puede divulgarse en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios siempre que al mismo tiempo se haga la presente advertencia.]

LA GRACIA del Martes 26 de Febrero de 2019

Revisemos profundamente nuestro corazón, cuáles son nuestras codicias y mentiras, porque el verdadero camino es el del servicio, el del amor compasivo, el del perdón, el del Reino de Dios.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA en redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios. Tu donación hace fuerte la evangelización católica. ¡Dona ahora!]

Mijaíl Vasílievich Nésterov

“¿Quién no conoce a los grandes literatos rusos de finales del siglo XIX y principios del XX? los León Tolstói, Fiódor Dostoyevski, Antón Chéjov, Vasili Grossman y un largo etcétera. Sin embargo, para nosotros suelen ser desconocidos los grandes pintores rusos de esta época y más si su obra se centra en la pintura religiosa. Excepción claro está de los artistas rusos Vasili Kandinski o Marc Chagall muy conocidos gracias a que la mayor parte de su obra la realizaron en Francia, país referente mundial en el arte de vanguardia. Este artículo nace para dar a conocer y rendir honores a uno de estos pintores: Mijaíl Vasílievich Nésterov (1862-1942) cuyo arte me tiene realmente subyugado. Compartiré trazas de su biografía junto a varias de sus bellas obras pictóricas…”

Haz clic aquí!

Dispuestos a crecer cada día

Si amas al Señor, “necesariamente” has de notar el bendito peso de las almas, para llevarlas a Dios.

Para quien quiere vivir de Amor con mayúscula, el término medio es muy poco, es cicatería, cálculo ruin.

¡Dios mío, enséñame a amar! -¡Dios mío, enséñame a orar!

Debemos pedir a Dios la fe, la esperanza, la caridad, con humildad, con oración perseverante, con una conducta honrada y con costumbres limpias.

Más pensamientos de San Josemaría.

365 días para la Biblia – Día 178

Fr. Nelson Medina, O.P. lee contigo el texto completo de la Sagrada Escritura – Día 178 de 365

1 Crónicas 6–7
Proverbios 12,15-28
2 Corintios 9

Lo que se ha publicado de esta serie de lectura de la Biblia.

Formación católica todos los días: amigos@fraynelson.com

Predicación y más oración: http://fraynelson.com/blog

Seguimos el texto publicado en la página web del Vaticano.

Nuestro compromiso con Venezuela crece cada día

A medida que ha avanzado el tiempo y la “igualdad” chavista se ha convertido en el monstruo de opresión que ven nuestros ojos, también hemos entendido que las raíces de una crisis tan profunda son múltiples, entre las que deben destacarse: viejas injusticias sociales; décadas de promesas incumplidas por parte de los políticos “tradicionales”; políticas viejas de subsidio masivo (sobre la base de unos yacimientos de petróleo gigantescos) que vuelven a la población indolente, perezosa y vana; recurso popular a la superstición, el espiritismo y la brujería; tradición de uso indiscriminado de la fuerza militar. Todo ello ha confluido produciendo capas sobre capas de mentiras y desinformación oficialista, con la complicidad de quienes hubieran podido hacer mucho en su momento, como el negociador internacional José Luis Rodríguez Zapatero, español de nacimiento y traidor de los pobres por vocación largamente madurada.

Duele pensar en la espantosa cuota de sangre que el dictador de turno está dispuesto a hacer brotar en su intento de repetir a Cuba en tierras continentales. Como una complicación adicional, las conveniencias económicas de China y la colosal inversión financiera de Rusia en los asuntos internos de Venezuela hacen que cualquier esfuerzo real de cambio sea calificado por estos países de “interferencia,” como si la voluntad de estos gigantes asiáticos no estuviera de hecho interfiriendo con el deseo manifiesto de millones de venezolanos que han tenido que exiliarse, o que han visto con rabiosa impotencia que una farsa electorera tome el lugar de sus derechos democráticos.

En medio de todo ello, hay sin embargo quienes están escribiendo páginas de grandeza. Como colombiano, hoy me siento orgulloso de mi presidente, respetado señor Iván Duque. Varios gobiernos y jefes de estado del mundo, encabezados por los Estados Unidos, en este caso, han mostrado respaldo a una transición real bajo el liderazgo del presidente interino de Venezuela, señor Juan Guaidó: es la única manera de frenar las estrategias dilatorias disfrazadas de “diálogos”. El Grupo de Lima, la OEA y sobre todo el muy querido Episcopado Venezolano se han puesto valientemente de parte de la Venezuela que sufre y llora. Merecen todo nuestro respeto y admiración. De lamentar en cambio las posturas de aquellos políticos o eclesiásticos que siguen haciendo el juego a una especie de simulacro de democracia, a sabiendas de que no es simulacro lo que sucede todos los días en las calles, los hospitales y los supermeercados del vecino país.

Entendemos que el proceso será largo. Entendemos además que el marxismo hizo bien la tarea en Venezuela: polarizó, sembró odio, dividió, sobornó a grupos amplios de la población para convertirlos en escuderos del régimen que todavía se sostiene al precio de despedazar carne de compatriotas y al precio de entregar al fuego la ayuda destinada para aliviar el hambre de tantos hermanos nuestros. Entendemos bien que el marxismo, no importa de qué bandera se disfrace, hace siempre lo mismo, y que si triunfara en Colombia o en cualquier otro país, haría la misma labor: envenenar, inyectar odio, dividir, y después, ya en medio del inevitable río de sangre, navegar con astucia para mantenerse en el poder.

Nuestro compromiso con Venezuela crece cada día. Estamos con Monseñor Urosa y con tantos sacerdotes, religiosos y religiosas que están sirviendo con amor y dedicación a los empobrecidos por la crueldad del actual régimen. Nuestra oración no cesa. Sangre no queremos pero por ello mismo no podemos quedarnos en la cómoda neutralidad de quienes son buenos para denunciar otras crueldades pero en este caso amarran su voz, posiblemente por no fastidiar a la Izquierda. El pecado es pecado en todas partes, y la opresión es vergüenza y lacra de la humanidad, venga de donde venga.

Bien lo sabes, Venezuela: estamos contigo.