ROSARIO de las Semanas 20200812

#RosarioFrayNelson para el Miércoles:
Contemplamos los Misterios de la Infancia de Jesús
https://youtu.be/iNaUDy36-0w
Usamos esta versión de las oraciones.

  1. En el primer misterio de la infancia contemplamos la Anunciación a María Santísima y la Encarnación del Hijo de Dios.
  2. En el segundo misterio de la infancia contemplamos la visita de la Virgen Madre a su pariente Isabel.
  3. En el tercer misterio de la infancia contemplamos el sufrimiento que pasó San José, y la fe amorosa que tuvo.
  4. En el cuarto misterio de la infancia contemplamos el Nacimiento del Hijo de Dios en el humilde portal de Belén.
  5. En el quinto misterio de la infancia contemplamos la Epifanía: Jesús es luz para las naciones, y así es adorado por unos magos venidos de Oriente.
  6. En el sexto misterio de la infancia contemplamos la Presentación del Niño Jesús en el templo de Jerusalén.
  7. En el séptimo misterio de la infancia contemplamos a Jesús Niño en el templo, ocupado de las cosas de su Padre del Cielo.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Este es un ejercicio privado de devoción “ad experimentum” en proceso de aprobación oficial. Puede divulgarse en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios siempre que al mismo tiempo se haga la presente advertencia.]

Primera radio online católica en Cuba

“La Red Católica Juvenil (RCJ) ha lanzado la primera radio online católica en Cuba, que puede ser sintonizada alrededor del mundo y busca ser un espacio de oración y escucha para todos los fieles. RCJ Radio “El sonido de la Esperanza” es la primera radio online católica en la isla y cuenta con transmisión las 24 horas del día, donde informan sobre los acontecimientos de la Iglesia en Cuba y el mundo…”

Haz clic aquí!

LA BIBLIA – Día 224 de 365

Fr. Nelson Medina, O.P. lee contigo el texto completo de la Sagrada Escritura – Día 224 de 365

1 Macabeos 1
Eclesiastés 8
Lucas 5,27-39

Lo que se ha publicado de esta serie de lectura de la Biblia.

Formación católica todos los días: amigos@fraynelson.com

Predicación y más oración: http://fraynelson.com/blog

Seguimos el texto publicado en la página web del Vaticano.

¿Por qué hay diáconos “permanentes” y diáconos “transitorios”?

Padre Nelson, con motivo de la fiesta de San Lorenzo, me he encontrado con la palabra “diácono” con frecuencia. Y me encontré que había diáconos “permanentes” pero también que en la preparación al sacerdocio hay como una etapa en que son “diáconos” (supongo que fue su caso, con todo respeto, padre). ¿Puede ayudarnos a aclarar el tema? –G.L.

* * *

Encontré este magnífica explicación, que comparto:

Desde los inicios de la iglesia a la era medieval, el diaconado era una orden especifica dentro de la iglesia. Un diácono trabajaba muy cerano a su obispo, recibiendo a menudo responsabilidades substanciales, incluyendo la administración judicial y financiera de la iglesia local. La autoridad de los diáconos llevó a San Jerónimo decir, “el archidiácono se considera herido si es ordenado sacerdote”. Durante el primer milenio del cristianismo, un número de diáconos fueron elegidos Papa, necesitando ser ordenados sacerdotes y obispos antes de tomar la Sede de Pedro. Después del Concilio de Trento en el siglo XVI, la función del diácono fue puesta a una lado, convirtiéndose en un mero paso para aquellos aspirando a la ordenación sacerdotal. En la actualidad, el diaconado transitorio es un tiempo de aprendizaje y preparación antes de la ordenación sacerdotal.

En contraste a los diáconos transitorios están los diáconos permanentes. Durante el Concilio Vaticano II, el Papa Pablo VI pidió al Concilio restaurar la Orden Diaconal una orden permanente donde los diáconos asistirían a los sacerdotes en lugar de los obispos. En vez de ser un asistente del obispo como en el pasado, cuando la orden fue restaurada en 1967, los diaconos se convirtieron en asistentes de los sacerdotes a nivel parroquial. Además de ser un asistente del párroco en las necesidades de la comunidad local, el diácono permanente tiene ciertos roles litúrgicos: puede bautizar, oficiar matrimonios, administrar sacramentales, realizar funerales, leer la Sagrada Escritura, predicar e instruir a los fieles. El diácono tiene un papel que desempeñar durante la celebración eucaristica y en los otros sacramentos. Un hombre casado puede ser ordenado diácono permanente, pero una vez ordenado, si el hombre es soltero o enviuda, él se compromete a vivir una vida célibe.

El Concilio Vaticano II previó que los diáconos permanentes serían más numerosos en países donde la necesidad de sacerdotes era mayor, especialmente en África y América del Sur. Sin embargo, la mayoría de los 42.000 diáconos permanentes del mundo están en los Estados Unidos y Europa. Una posible explicación de esta realidad es que hay mas candidatos en los Estados Unidos y Europa con tiempo libre para dedicarse a los estudios necesarios para la ordenación diaconal.

El año pasado en una reunión de diáconos con el Papa Francisco, mientras les recordaba que su llamado principal es al servicio, el Papa dijo: “el que sirve no es esclavo de la agenda que establece, sino que, dócil de corazón, está disponible a lo no programado: solícito para el hermano y abierto a lo imprevisto que nunca falta y a menudo es la sorpresa cotidiana de Dios…. queridos diáconos, viviendo en la disponibilidad, su servicio estará exento de cualquier tipo de provecho y será evangélicamente fecundo”.

Concluyo con las palabras hermosas y desafiantes que el obispo dice al diácono recién ordenado al entregarle el evangeliario, “recibe el Evangelio de Cristo en cuyo heraldo te has convertido. Cree en lo que leas, enseña lo que creas y practica lo que enseñes”.

Padre Pablo Migone, Canciller de la Diocesis de Savannah y reside en la Catedral de San Juan Bautista, Savannah.