¿Te sientes fatigado?

A nadie niega Jesús su palabra, y es una palabra que sana, que consuela, que ilumina. -Para que tú y yo lo recordemos siempre, también cuando nos encontremos fatigados por el peso del trabajo o de la contradicción.

Más pensamientos de San Josemaría.