LA GRACIA del Viernes 2 de Agosto de 2013

Nuestra fe cristiana hunde sus raíces y toma el fundamento de su lenguaje en los textos del Antiguo Testamento.