Acto de humilde adoración

Señor Jesucristo, que por nuestra redención diste tu vida en la Cruz y nos dejaste en el Santísimo Sacramento un signo verdadero de tu presencia, yo te amo y quisiera haberte amado sobre todas las cosas; pero con mis pecados y las blasfemias y sacrilegios que algunos lanzan contra Ti en este Sacramento han aumentado más tus heridas, y me hice indigno de tu clemencia y merecedor por tanto de los castigos del infierno. Pero desde hoy quiero ofrecerme como hostia viviente de expiación por los ultrajes y sacrilegios que padeces en el Sagrario, para mitigar el dolor que ellos te causan.

Mas como soy indigno de tu Divina Majestad, acudo a la intercesión poderosa de tu santísima Madre, la Bienaventurada Virgen María, que permanece como Adoratriz perpetua ante Ti, para que por medio de Ella mi humilde y sincera oblación sea hallada perfecta, espiritual y digna de Ti; y persevere en esta actitud hasta la muerte para que pueda un día honrarte con todos tus Ángeles y Santos en el Cielo por toda la eternidad. Amén.

Te adoro y te bendigo, oh Señor Jesucristo, porque redimiste al mundo con tu Cruz. Amén.

LA GRACIA del Viernes 19 de Septiembre de 2014

Había grupos, como los saduceos, que NO querían creer en la Resurrección porque veían en ella un peligro político colosal.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA - Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Ya San Jerónimo responde a algunas cuestiones sobre segundos matrimonios

Bruno Moreno escribe: “Con los temas planteados ante el próximo Sínodo sobre la Familia, me ha parecido oportuno traducir parte de una carta de San Jerónimo, en la que el Doctor de la Iglesia explicaba la cuestión de los católicos divorciados vueltos a casar a un sacerdote francés que le preguntaba por un caso real…”

Haz click aquí!

Laicos cristianos evangelizadores

Como decíamos al hablar de los cronistas y soldados, hemos de tener siempre presente que el sujeto principal de la acción evangelizadora de las Indias fue la Iglesia, entendida como el pueblo cristiano. Es decir, la evangelización de América no fue hecha sólo por los santos religiosos, cuya biografía recordaremos, y por los grandes obispos misioneros, con su clero. Aquellos santos religiosos, en primer lugar, no eran figuras aisladas, sino que vivían y actuaban en cuanto miembros de unas comunidades religiosas, con frecuencia santas y apostólicas. Pero hemos de recordar además que aquellos héroes misionales contaban siempre con la oración y la cooperación de un pueblo creyente, que estaba decidido a irradiar su fe.

Y esto no es sólamente una cuestión histórica, sino algo que parte de principios profundamente teológicos. En efecto, la acción misionera y apostólica, aunque tenga unos órganos específicos para su ejercicio, es acción de toda la Iglesia. Si consideráramos la admirable fecundidad de una cierta madre de familia, y sólo apreciáramos en ella una matriz particularmente sana, caeríamos en grave error: la fecundidad de esa mujer se debe igualmente o más a la salud de sus órganos internos, a la energía de su sistema muscular y respiratorio, a la fuerza de su corazón; y mucho más debe ser atribuída a su espíritu, a su capacidad personal de transmitir vida, de hacer aflorar en este mundo hombres nuevos. Algo semejante ocurre con la Iglesia Madre, cuya fecundidad apostólica procede siempre de Cristo Esposo, y de la participación orante y activa de todo el Cuerpo eclesial.

Sigue leyendo

Aclimatar la paz en la familia, 2 de 2, Tareas específicas

[Ciclo de conferencias para el Ministerio de Padres y Madres Orantes, de Chía, Colombia. Septiembre de 2014.]

Tema 2 de 2: Tareas específicas

* Formar el sentido moral

Educar en la verdad: más allá del gusto, la simpatía o la conveniencia
Recordar la posibilidad y necesidad de la conversión
Enseñar a reconocer los propios errores y disculparse
Narrar historias con moraleja
Fijar un estándar alto: no basta con no ser malos

* Test para las familias creyentes; tu hijo o hija…

¿Sabe que sus talentos tienen una dimensión de servicio a la Iglesia y la sociedad?
¿Comprende y practica que el donarse, hasta dar de lo propio y hasta que “duela” es propio de la caridad cristiana?
¿Ha sido instrumento real en el camino de conversión de otras personas?
¿Pertenece a algún grupo que evangeliza expresamente?

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

Aclimatar la paz en la familia, 1 de 2, Vocabulario básico

[Ciclo de conferencias para el Ministerio de Padres y Madres Orantes, de Chía, Colombia. Septiembre de 2014.]

Tema 1 de 2: Vocabulario básico

* En el actual proceso de paz en Colombia hay varias palabras que han hecho su ingreso progresivamente. La dureza de la violencia y de la GUERRA hizo anhelar la PAZ, por supuesto; la pretendida justificación de la guerrilla nos recordó que es necesaria la JUSTICIA. Pero luego llegaron otras palabras que no tienen relación directa con el dialecto de la política: se empezó a hablar de PERDÓN y de RECONCILIACIÓN. El punto es que ese camino tiene como único motor visible otra palabra: NEGOCIACIÓN, y los creyentes tenemos serias razones para creer que la negociación basada en los puros cálculos humanos es insuficiente.

* Hay que destacar el lugar de las palabras RECONCILIACIÓN y PERDÓN que pertenecen muy claramente al vocabulario de la predicación cristiana. Un paralelo con la Revolución Francesa viene al caso. Las tres palabras del conocido lema de la Revolución tienen su fuente en nuestra fe pero, paradójicamente, los a sí mismos llamados “ilustrados” consideraban que la Iglesia era el gran obstáculo para el avance de la razón.

* Se llega así a una situación absurda en que hay “fraternidad” pero sin reconocer ni la paternidad de Dios ni la maternidad de la Iglesia. La “libertad” cristiana es salir del poder y la influencia del pecado; sin esas referencias, ser libre es no tener coacción y buscar lo que a cada quien le plazca. La “igualdad” cristiana supone que estamos ante una misma necesidad, que es la redención, y estamos abiertos a una misma esperanza, que es la salvación en Cristo; sin esa mirada, la igualdad es una imposición estatal.

* Es una buena noticia que haya un proceso de paz pero el tomar algunas palabras y cercenarlas de su fuente y hábitat propio contiene numerosas trampas en las que puede traicionarse la esperanza de los más pobres y necesitados.

* ¿Y el papel de la Iglesia? A través de su misión propia presta un verdadero servicio:

(1) Iglesia-Testigo: que muestra con testimonios específicos cuál es el verdadero perdón y cómo se llega a la reconciliación.

(2) Iglesia-Educadora: que ayuda a discernir y priorizar sobre sólidas virtudes y valores.

(3) Iglesia-Profeta: que llama a todos a la conversión, y no solamente a los actores inmediatos del conflicto armado.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

LA GRACIA del Jueves 18 de Septiembre de 2014

Todo el mensaje cristiano gravita en torno al misterio pascual de Jesucristo.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA - Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

El ritual de exorcismo dentro del sacramento del bautismo

BUENOS DÍAS FRAY NELSON, UNA PREGUNTA QUE LE HICIERON EN EL EXAMEN DE AUDIENDAS A UN AMIGO ¿ES LO MISMO EL EXORCISMO QUE SE HACE EN EL RITO DEL BAUTISMO CON EL QUE SE REALIZA POR UNA PERSONA POSESA? ¿CUÁL ES EL SENTIDO DEL EXORCISMO EN EL RITO DEL BAUTISMO? GRACIAS. -RHGA.

* * *

No es lo mismo. En el caso de la persona posesa, el punto de partida es la certeza moral de que hay una interferencia del demonio con la voluntad y el entendimiento de esa persona, de modo que los actos del poseso hay que considerarlos como ajenos a su responsabilidad por carecer de genuina libertad.

En el bautismo, en cambio, el exorcismo que se realiza es básicamente una declaración de la victoria de Cristo sobre el poder de las tinieblas. No es una declaración puramente nominal o de deseo, pues forma un todo con el ritual mismo por el cual esa persona queda asociada a la Pasión redentora de Cristo. Y sin embargo, la fórmula empleada no supone la posesión en el sentido estricto de dominico sobre la voluntad o la inteligencia de la persona que es bautizada. Por eso consideramos plenamente responsables de sus actos también a los no bautizados.