noviembre 5, 2016

La Reforma hizo un gran daño a la comprensión de la Escritura

“En su discurso en Lund (Suecia) con motivo del 500º aniversario de la Reforma protestante, el Papa Francisco dijo ayer: “Con gratitud reconocemos que la Reforma ha contribuido a dar mayor centralidad a la Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia”. Entiendo que, en este tipo de ocasiones, los discursos son protocolarios y tienden a evitar todo aquello que pueda molestar a los anfitriones, pero, con todo el respeto,… Leer más »La Reforma hizo un gran daño a la comprensión de la Escritura

LA GRACIA del Lunes 7 de Noviembre de 2016

La fe le da esa dulce y necesaria prisa a tu vida cristiana, ansia de los verdaderos bienes. Que nada te detenga, no te dejes enredar por obstáculos, lo mejor está por venir!! [REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Breve ordo para la semana del 6 al 12 de noviembre de 2016

Videos de micro-homilías para esta semana: Lectura Espiritual para esta semana: Liturgia de las Horas para esta semana: 6 de Noviembre de 2016: Domingo XXXII del Tiempo Ordinario, ciclo C Primeras Vísperas (el sábado 5 por la tarde) Completas después de Primeras Vísperas del domingo (el sábado 5 por la noche) Laudes Segundas Vísperas Completas Lunes 7: Laudes Vísperas Completas Martes 8: Laudes Vísperas Completas Miércoles 9: Fiesta de la… Leer más »Breve ordo para la semana del 6 al 12 de noviembre de 2016

Impaciencia ecuménica

La búsqueda de la unidad de los cristianos no es algo opcional. Forma parte de nuestro ser de discípulos del Señor, que oró con palabras de inequívoco significado: “¡Que sean uno!” (Juan 17)

El camino hacia la unidad no es sencillo ni parece breve. Y es ahí donde puede hacer su aparición la impaciencia, que tiene dos vertientes principales.

Es impaciencia la desesperación que ve como imposible toda futura unión y que por ello mismo desea frustrar desde el principio todo esfuerzo de comunión. En ocasiones esta desesperación se reviste de buenas maneras como cuando se dice: “Si un hereje protestante viene arrepentido a mi confesionario y reconoce con dolor su apostasía y herejía, no tengo inconveniente en darle la absolución.” Nadie duda de que ese es un escenario de reconciliación con la Iglesia Católica pero pretender que todas las conversiones deban darse de esa forma es asumir una postura al mismo tiempo arrogante y cómoda. Es algo así como desesperar de todo esfuerzo real de acercamiento.

Hay otra forma de impaciencia ecuménica, que está en las antípodas de la ya mencionada, a saber, el caso en el que la prisa por declarar la unidad crea la ficción de que ya estamos unidos. Para comprender por qué estas uniones aceleradas inducen a confusión es bueno recordar las dimensiones que supone una separación en la Iglesia.

Leer más »Impaciencia ecuménica