El caso Egipto y la extraordinaria vision de Benedicto XVI

Nuestro Papa ha mostrado un don singular para leer los signos de los tiempos. Su controvertido Discurso de Ratisbona ciertamente lo demuestra.