V-G. No fiarse de apariencias

202. Antes de que muera, no declares dichoso a nadie; en el desenlace se conoce al hombre. (Sir 11,28)

203. Hay quien, debido a su pobreza, no puede pecar. (Sir 20,21)

204. El corazón del hombre modela su rostro tanto hacia el bien como hacia el mal. (Sir 13,25)

205. No es sabiduría el conocimiento del mal, no está en el consejo de los pecadores la prudencia; hay un saberlo todo que es abominación. (Sir 19,22-23)

206. Tratar de asir una sombra o perseguir al viento es buscar apoyo en los sueños. Espejo y sueño son cosas semejantes: frente a un rostro, la imagen de un rostro. (Sir 34,2-3)

207. A muchos extraviaron los sueños, y por confiar en ellos fracasaron; a menos que vengan de parte del Altísimo, no hagas caso de ellos. (Sir 34,7.6)

208. No creas todo lo que se dice. A veces se resbala uno sin querer, y ¿quién no ha pecado con su lengua? Interroga a tu prójimo antes de amenazarle. (Sir 19,15-17)

209. No avientes con cualquier viento ni sigas cualquier dirección. Sé consecuente en tu pensar y coherente en tus palabras; sé pronto para escuchar y calmoso para responder. (Sir 5,9-11)