Quizás no sabemos todo lo que entraña un verdadero templo…

Cuatro imágenes de lo que es “templo” se iluminan mutuamente: (1) Cristo y su Cuerpo, presente particularmente en la Eucaristía; (2) Las construcciones materiales que llamas iglesias o capillas; (3) La Comunidad de creyentes, en quien habita el Señor; (4) El cuerpo de cada uno de nosotros, lugar de habitación del Espíritu Santo.

LA GRACIA del Sábado 23 de Julio de 2016

El templo donde Dios ha querido habitar es en el corazón de aquel que es fiel a su Palabra y que está en alianza con Él.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Retorno del Destierro, 3 de 8, Templo

Retorno del Destierro

Tema 3: Templo

Transcripción

Haz click aquí para agregar, leer o editar la transcripción de esta predicación. Haz click aquí para agregar, leer o editar la transcripción de esta predicación.

Audio original

Resumen

* Mi tierra es el lugar donde yo habito pero ¿dónde habita Dios? La Biblia es muy renuente a señalar lugares “especiales” pues era costumbre de las naciones paganas sacralizar las cosas, volviéndolas fetiches, o sacralizar lugares, como si fueran pasajes al mundo de los dioses.

* Las primeras manifestaciones de actos de culto en lugares específicos corresponden a la ofrenda de Abraham junto a la encina de Mambré, y luego la piedra que Jacob unge como lugar de revelación.

* Aunque Israel no usa imágenes religiosas, ya en el desierto hay puntos específicos que atraen la mirada: la Tienda del Encuentro, el rostro de Moisés, la serpiente de bronce y sobre todo, la preciosa Arca de la Alianza. Consta que desde el principio hubo tentación de usar el Arca a modo de amuleto (1 Samuel 4–6).

* Lograda, gracias a David, la paz en las fronteras, el Arca debe tener un lugar, y así surge el proyecto de hacer un templo. El papel de David en ese proyecto es discutido: los libros de los Reyes dan a entender que todo lo hizo Salomón; los de las Crónicas presentan a David como dejando todo listo, de modo que Salomón simplemente sigue instrucciones.

* El Deuteronomio (12,2-7) pide que todo sacrificio se haga en el templo, con intención evidente de diferenciar el culto a Yahvé de los cultos a los baales, que se hacían en toda clase de estelas y altozanos. Este ideal del único sitio de culto es impracticable, si se piensa que todo un país debería reunirse en una ciudad para las grandes fiestas.

* De todos modos, el templo único hizo de su ciudad, Jerusalén, la ciudad “santa.” En tono negativo, sirvió también para fomentar una falsa seguridad (véase Jeremías 7,1-10) y para fomentar un culto formalista, de labios para afuera (véase Amós 5,21-25).

* Ezequiel anuncia un nuevo templo, en el que sí puede morar la gloria divina, pues en el antiguo templo las sacristías servían para las prácticas mágicas de los sacerdotes.

* Tiempo después, el templo fue también moneda falsa con la que Herodes el Grande, a pesar de ser un rey usurpador, quiso ganarse, y se ganó, el favor de los judíos.

* Pero al final, será la tendencia anti-templo la que prevalecerá, pues el Apocalipsis describe la ciudad santa como carente de todo santuario, ya que el Cordero es su templo.

ATENCIÓN: Escucha el retiro completo, o baja las notas de los ocho temas, en PDF.