El sacerdote a la medida del corazón de Cristo

“El hedonismo ha favorecido un estilo de vida que elimina la pureza de corazón. Sin embargo la castidad vivida en el celibato construye la vocación con una belleza y fulgor espiritual que dignifica al cuerpo como templo del Espíritu Santo…”

Haz clic aquí!