Una oración por el Papa Francisco

“A mi juicio, conviene que recemos mucho por el Papa, porque lo necesita. Si cualquiera de nosotros necesita las oraciones de los demás, ¿cómo no las va a necesitar el Papa, que tiene una tremenda responsabilidad? Especialmente en tiempos difíciles para la Iglesia, estamos llamados a sostenerlo con nuestra oración, igual que Aarón y Jur sostenían en alto los brazos de Moisés durante la batalla contra los amalecitas (Ex 17,8-16)…”

Haz clic aqui!

Poesía para la Pascua

Cuando el calvario:
tristes, de hinojos;
y ante el sepulcro,
llanto en los ojos.

Hoy, que es la Pascua,
la tumba vacía
grita en silencio
a la muerte vencida.

Hoy te levantas,
Jesús Nazareno,
y son tus huellas
camino de Cielo.

Hoy, a tu lado,
se viste la Iglesia
y, si la llamas,
a ti se presenta.

Hoy calla el diablo,
que va en retirada;
y en pasmo la muerte
también va callada.

Hoy libres pregonan
las razas y pueblos
que Cristo ha vencido
y ya no están presos.

Hoy muere la noche
y el día se afianza;
¡victoria, aleluya!
¡Por fin hoy es pascua!

Dolorosa – Un poema de Bruno Moreno

Dolorosa

Venid y vedme hoy aquí:
¿Hay dolor cual mi dolor
cuando a mi Dios y Señor
en la Cruz sufriendo vi?

Mil veces con él morí,
pues, siendo mi Redentor,
era mi niño, mi amor,
a quien, virgen, concebí.

Al ser tanta nuestra unión,
su dolor mi dolor fue,
y su muerte mi pasión,

porque al tiempo le lloré
con llanto del corazón
y con lágrimas de fe.

Soneto del Viernes Santo

Con el rocío de tu Sangre preciosa
toca, Jesús, al alma mía,
y que el amor, que a la Cruz te envía,
sea en mí como un lirio y una rosa.

Bello eres, y bella ha de ser tu Esposa,
que de ti se alejó en horrible día;
y olvidándote en su triste lejanía,
deforme se encontró, y también leprosa.

Esposa tuya es el alma del creyente,
y es Esposa también la Iglesia Santa,
que, aun siendo pecadora, es penitente.

Pues eres Tú, Señor, quien la levanta;
tu bondad es su faro y es su fuente,
y tu amor es la voz con que hoy te canta.

Amén.