Bogota

El Sepulcro está vacío

El mismo que levantó a Cristo nos levantará a nosotros, enseña san Pablo (véase 1 Corintios 6,14). Aunque ello se dará en plenitud en la resurrección de la carne, el último día, lo experimentamos ya desde ahora cuando Cristo desocupa las tumbas que vamos cargando dentro. En efecto, los sueños y esperanzas que han muerto y hemos sepultado, y la gente a la que hemos desechado de nuestra vida, van… Leer más »El Sepulcro está vacío

El Sacramento de la Eucaristía (2)

Curso sobre el Sacramento de la Eucaristía ofrecido a los frailes estudiantes dominicos. Sección 1 de 4: Propedéutica Eucarística. Cada grabación contiene dos temas. En este caso, los temas 3 y 4 muestran las dificultades que el Subjetivismo – Relativismo y el Cientificismo – Modernismo traen para la recta comprensión y vivencia del Sacramento por excelencia.

El Sacramento de la Eucaristía (1)

Curso sobre el Sacramento de la Eucaristía ofrecido a los frailes estudiantes dominicos. Sección 1 de 4: Propedéutica Eucarística. Cada grabación contiene dos temas. En este caso, los temas 1 y 2 muestran las dificultades que el Gnosticismo y el Esencialismo traen para la recta comprensión y vivencia del Sacramento por excelencia.

Aurora de la Misericordia

Dios nos ha rodeado de señales de su amor, y sin embargo, a todos nos cuesta alguna vez creer a fondo en las promesas de Dios. El ejemplo elocuente de la Santa Virgen, que es ella misma Aurora del Día de Cristo, nos empuja a vencer el escepticismo y rendirnos al poder del amor más grande.

El Gobierno en la Vida Dominicana

Un contraste entre la forma de gobierno entre los dominicos y entre las dominicas con los monasterios de estilo benedictino, con el ejercicio de la autoridad de los obispos, y con algunas formas recientes de democracia. El propósito es descubrir la originalidad, los requisitos y el resultado que quiere alcanzar nuestro estilo de vida, en lo que atañe a la obediencia.

Aprender a Admirar

Entre las potencias del alma se cuentan la inteligencia, la voluntad y la memoria. Pero hay un factor que se olvida: aquello que se adueña de nuestra atención es lo que luego se adueña de nuestro afecto y ocupa nuestra inteligencia. La atención es cautivada por aquello que admira y por ese un oportuno conocimiento de la admiración es indispensable para saber hacia dónde se dirigen nuestros pasos.