angeles

¡Los Santos Ángeles Custodios!

UNA HOMILÍA PARA LA MISA DE LOS SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS El modo más original de acercarse al misterio de los santos Ángeles es, creo, empezando por el Padre Nuestro: la oración del Señor. En efecto, en la oración central de nuestra vida cristiana pedimos que se haga la voluntad de Dios en la Tierra como en el Cielo. Esto significa que “en el Cielo” se hace la voluntad de Dios,… Leer más »¡Los Santos Ángeles Custodios!

Teología básica CATÓLICA sobre los ángeles custodios

«Desde su comienzo hasta la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. “Nadie podrá negar que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida” (San Basilio Magno, Adversus Eunomium 3,1). Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios». Haz clic… Leer más »Teología básica CATÓLICA sobre los ángeles custodios

Oración a San Miguel Arcángel (decirla este 31 de Octubre)

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tu príncipe de la milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Amistad con los Santos Ángeles

No podemos tener la pretensión de que los Angeles nos obedezcan… Pero tenemos la absoluta seguridad de que los Santos Angeles nos oyen siempre. Más pensamientos de San Josemaría.

La verdadera historia de la oración a San Miguel Arcángel

“No existe un relato histórico definitivo sobre lo que exactamente le sucedió al Papa León XIII para que en la década de 1880 escribiera la conocida oración a San Miguel Arcángel. Sin embargo, testigos presenciales aseguraron que el Pontífice tuvo una visión en la que vio a Satanás, por lo que decidió pedir la intercesión de San Miguel para toda la Iglesia…” Haz clic aquí!

Una oración a los Santos Ángeles

Ángeles de Dios, que en las alturas del cielo veneráis al Altísimo y en los caminos de la tierra sois ministros de su providencia para con los hombres: haced nuestros corazones semejantes a los vuestros, prontos a la alabanza de Dios y al servicio de nuestros hermanos. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.