Cinco causas de la baja natalidad en Europa

“Entre los casos más extremos de baja natalidad en Europa, como el de Grecia, con 1,29 hijos por pareja, o el de Italia (1,34), se encuentra también España, que actualmente tiene una media de 1,32 hijos por pareja. Cabe recordar que en 1975 esa tasa era de 2,8 hijos por pareja, por encima de la tasa de reemplazo, por lo que España es uno de los países que más población pierde y, por tanto, más gana en envejecimiento…”

Haz clic aquí!

En Holanda, la eutanasia ya es indistinguible del suicidio para las personas mayores

“La comisión de control de la eutanasia en Holanda ha enviado un nuevo código de conducta a los médicos del país en el que destaca un punto importante, y que supone una novedad con respecto al código de 2015: “”Si un paciente quiere recibir la eutanasia, sus sufrimientos deben ser de naturaleza médica. Pero no tiene que tener obligatoriamente una patología terminal. La acumulación de dificultades típicas de la vejez –como problemas de visión, auditivos, osteoporosis, artritis, problemas de equilibrio, declive cognitivo– pueden causar sufrimientos insoportables sin perspectivas de mejoría. Si una o más condiciones causan al paciente un sufrimiento que este considera insoportable…”

Haz clic aquí!

Algo sobre la grandeza de Polonia en el hoy de Europa

Tras su vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia el Papa Francisco hizo un balance de este viaje que ha congregado a cientos de miles de jovenes católicos de todo el mundo en Polonia.

En su intervención el Papa ha tenido palabras muy emotivas sobre Polonia, un país que está en el punto de mira de la Unión Europea junto a Hungría por negarse a plegarse a los postulados de Bruselas y a la ideología de género.

De este modo, Francisco ha asegurado que “Polonia hoy recuerda a toda Europa que no puede haber futuro para el continente sin sus valores fundacionales, los cuales tienen a su vez en el centro la visión cristiana del hombre”.

Recordando el anterior encuentro de jovenes que se produjo en Polonia poco después “de la cortina de hierro” y que fue presidido por san Juan Pablo II, el Papa ha afirmado que “en estos 25 años, Polonia ha cambiado, ha cambiado Europa y ha cambiado el mundo, y esta JMJ se ha convertido en un signo profético para Polonia, para Europa y para el mundo”.