bautismo

Educacion Catolica, 009

10. Todos estos excelentes dones se nos dan en germen, en cierne, para ser actualizados y activados con una vida y existencia sacramental. La capacidad para conocernos a nosotros mismos, para tomar la Cruz de Jesús, para ser sus discípulos, para orar en el santuario interior, para ser piedras vivas del templo único de Dios… y más, las recibimos por el Bautismo. Toda la imagen y semejanza divina está ya… Leer más »Educacion Catolica, 009

Educacion Catolica, 008

8. Tomaremos parte de una reflexión sobre el Bautismo: Nos hace hijos de Dios, nos da su Nombre (para actuar en su Nombre); nos hace miembros del Cuerpo Místico de Cristo para que seamos con Él y en Él templos vivos del Espíritu Santo (cf. CEC 1265, 1268). Nos hace renacer de un germen incorruptible e inmortal, o sea, nos da nueva vida en todo nuestro ser, de tal manera… Leer más »Educacion Catolica, 008

Educacion Catolica, 007

El discipulo, un bautizado 7. Es por lo anterior que “hacer discípulos” no sólo es un proceso de educación, enseñanza e instrucción, sino que previamente es la recepción de un don, el cual hay que pedir con corazón sincero (ya presintiéndolo). El discípulo no se hace por mera instrucción, sino que es un don y una transformación que se recibe por obra y gracia del Espíritu; y se reciben los… Leer más »Educacion Catolica, 007

Ahora, que no se te olvide la misericordia, 3 de 3

Jornada de retiro en Ibagué. Un día de Misericordia, tema 3 de 3: el bautismo. * Bautizamos a los niños porque de hecho hay que hacer muchas elecciones por ellos, sin preguntarles: ningún papá espera hasta los 13 años de su hijo para ver si prefiere hablar francés, español o ruso. * El bautismo de Cristo pagó mi bautismo. El bautismo, como tal, no tiene costo para mí pero es… Leer más »Ahora, que no se te olvide la misericordia, 3 de 3

Una sintesis preciosa sobre el bautismo

“En el contexto de los sacramentos de la iniciación cristiana, se habla sobre el Bautismo, dando respuesta a siete cuestiones: I. El nombre de este sacramento. II. El Bautismo en la economía de la salvación. III. La celebración del sacramento del Bautismo. IV. Quién puede recibir el Bautismo. V. Quién puede bautizar. VI. Necesidad del Bautismo. VII. La gracia del Bautismo…” Click!

Nuestro bautismo y la Cruz de Jesus

10. “¿O ignoráis que cuantos hemos sido bautizados en Cristo Jesús fuimos bautizados para participar en su muerte?… Porque, si hemos sido injertados en Él por la semejanza de su muerte, también lo seremos por la de su resurrección. Pues sabemos que nuestro hombre viejo ha sido crucificado para que fuera destruido el cuerpo del pecado y ya no sirvamos al pecado. En efecto, el que muere queda absuelto de su pecado. Si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos en Él” (Rm 6, 3-8).

Ésta es nuestra fe: por el bendito Bautismo hemos sido injertados en Jesús, en su Vida, su Pasión (su Cruz), su Muerte y su Resurrección, y por tanto se nos da la gracia de la capacidad para aceptar y amar su Cruz. Por el Bautismo formamos parte de la santa Iglesia de Cristo, nos hacemos hijos de Dios y templos del Espíritu Santo. El Bautismo es el sacramento de iniciación de la vida en el Espíritu de Dios para participar también -como un gran don- de la Cruz y Muerte del Redentor.

Leer más »Nuestro bautismo y la Cruz de Jesus

Los Dos Bautismos de Jesus

Ya conoces y recuerdas bien su bautismo en el Jordán, pero ¿y el otro? [Si estás leyendo esto en Facebook y deseas escuchar la predicación a la que aquí se hace referencia, haz click en “Publicación Original.”]

El Espiritu, el Agua y la Sangre

Originalmente esta fue una homilía (¡de una hora de duración!), predicada en la Parroquia de N. S. de Fátima en Quito, el viernes después de Epifanía. Sobre la base del texto de san Juan sobre los “tres testigos” sigue una exposición de cómo el testimonio de Dios vence sobre las voces engañosas del demonio, el mundo y la carne.