Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
Conoce mi convento de Santo Domingo, y sus servicios de iglesia, hospedería, auditorio, biblioteca...
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
¡Conoce AMIGOS EN LA FE!
Hacer una donación
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Rosario de las Semanas
Coronilla de la Divina Misericordia
Homilía de hoy
Calendario
Diario
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias
Orar con el Corazón
Rosario de las Semanas
Cantos
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
Qué dicen de nosotros
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Videos
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
Teología para todos
PARTICIPAR:

¡Encuentra AMIGOS EN LA FE!
Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Oración Compartida
Wiki -
Transcripciones
Dar un testimonio
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2014

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Noviembre 2014 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
      
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
Fecha actual
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Martes, Noviembre 25 de 2014

[Laudes] [Rosario de las Semanas] [Coronilla de la D. Misericordia] [Vísperas]

Para tu oración en este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

Santa Catalina de Alejandria, Mártir (santo)

Hna. María Nieves Soto Aponte (cumple)

Gastón Gabriel Peralta (cumple)

Julio Rolando Inoñán Quiñones (cumple)

Edgard Inoñán Quiñones (cumple)

Carolina Benitez (cumple)

Rosita Ortiz (cumple)

Hna Orfa Campoverde. (cumple)

Juliana Inés Cruz S. (cumple)

Andrés Santiago Arias Rodríguez (cumple)

Luz Myriam Acosta Barreto (cumple)

Enrique Neira (cumple)

Manuel Roldan (orden)

Padre Ferney Augusto Torres Rey (orden)

Clemente Desiderio Cuellar (difuntos)

Maria Esther Assad (difuntos)

Tiempo Ordinario, Año Par,
Semana No. 34, Martes


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Ha llegado la hora de la siega, pues la mies de la tierra está más que madura (Apocalipsis 14, 14-19)

Salmo

El Señor llega a regir la tierra. (Salmo 95)

Evangelio

No quedará piedra sobre piedra (Lucas 21, 5-11)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1996/11/26


El que cree en Cristo y en la misericordia de Dios, tiene la clave para salvarse.
17:52

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

1998/11/24


Lo saludable en el llamado del temor.
19:25

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2000/11/28


La belleza que Cristo quiere.
3:52

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2002/11/26


Sólo permanece lo que esté apoyado en el poder, en el amor y en el Nombre de Jesucristo.
11:53

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2004/11/23


El libro del Apocalipsis es un canto de esperanza y libertad.
30:15

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2012/11/27


La cosecha con hoz afilada indica que nada permanece para siempre, y que las consecuencias de toda voluntad salen a luz.
4:47

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2012/11/27


La consigna es simple, para los tiempos últimos y los penúltimos: vigilancia y calma.
4:12

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

8

2014/11/25


Aunque las enseñanzas heterodoxas y las vidas exitosas de los malvados producen confusión al final resplandece la verdad de Dios y da a cada quien lo suyo.
4:39

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. El tiempo de la cosecha ha llegado

1.1 La historia humana tiene una dirección; apunta a un desenlace. Esto, que puede parecernos natural a los creyentes, no fue conocido ni creído por la mayor parte del mundo antiguo. El hombre, individualmente considerado, o la sociedad humana, vista en su conjunto, era para los antiguos como un corcho que flota en las aguas de un océano sin ribera. Un corcho que se mueve pero no avanza. Para nuestra fe es esencial una afirmación: la historia avanza. En nuestros días y en nuestra propia vida hay algo que está madurando. Llegará la cosecha.

1.2 El Apocalipsis anuncia la llegada de la cosecha. Es el tiempo de la verdad; el tiempo para ver, no las hojas de las palabras, sino los frutos de las obras, según la expresión de Santa Catalina de Siena. La verdad aparece, todo engaño queda atrás, ninguna disculpa, ninguna retórica, ninguna publicidad es necesaria ni es posible: el trigo ha madurado.

1.3 Cosecha de trigo y cosecha de uvas. Si Israel fue llamada "viña de Dios" (Is 5,1ss; Mt 21,33ss), es porque hay un fruto que se espera. Una cosecha que se vuelve vino de fiesta o libación para el sacrificio. La imagen vigorosa de la hechura del vino nos impacta: hay que despedazar las uvas, exprimirlas, sacar su sangre, para que en esa sangre aparezca la verdad de la cosecha. Sólo en la sangre de las uvas se sabe qué había en la viña. También el pueblo de Dios ha de prepararse a ser oprimido y vejado como esas uvas, porque en su sangre, semejante a la del Cordero Degollado, aparece su verdad más profunda. Los estudiosos ven en la espantosa medida de sangre (cerca de 300 kilómetros) un modo de indicar una matanza que cubriría la extensión entera de Palestina. Nadie escapará.

2. Una construcción en ruinas

2.1 Las palabras del Señor en el evangelio de hoy anuncian de otro modo una devastación comparable: del hermoso templo, reconstruido con tanto esfuerzo, no quedará "piedra sobre piedra". Aún el acto elemental de unir dos bloques de piedra tendrá que someterse al escrutinio devastador de aquel día de la verdad desnuda.

2.2 Estas palabras, sin embargo, no son una invitación al pánico. Cristo nos quiere despiertos y capaces de discernir; no ebrios de miedo, pues también esta ebriedad, como la del licor o la de las preocupaciones, hace incapaz de percibir los "signos de los tiempos". El Señor da por adelantado las señas precedentes, para que nadie lea desde el rasero de sus propios problemas, o su capacidad sicológica de aguante, el lenguaje de Dios en la historia. Su palabra no depende del tamaño de nuestro miedo sino del tamaño de su designio, en el que se conjugan amor, sabiduría y poder.

3. Comer de la Cosecha

3.1 El Apocalipsis nos habla del trigo maduro y de la última vendimia. Trigo para el pan; uvas para el vino. ¿Cómo no recordar aquella noche última en que el Cuerpo del Señor y su Sangre fueron ofrecidas como banquete último? Él mismo dijo: "de ahora en adelante no beberé del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios" (Lc 22,18).

3.2 Es posible que el sosiego del templo nos engañe. Tal vez podemos olvidar el torrente de violencia humana y de piedad divina que entran en juego cada vez que celebramos el Santo Sacrificio. El Pan que comulgamos palpita de gracia, y la Copa arde de amor.


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: