Hasta pronto, Paraguay!

Hemos concluido los encuentros en Asunción, con jornadas de predicación, oración, un taller bíblico y la eucaristía de clausura. Los queridos amigos del Paraguay han brillado por su fervor y una calidez maravillosa. Yo, que he visto, tanta gente en oración, me llevo grabados los rostros de muchos de estos hermanos a quienes he visto transfigurados en su alabanza y amor a Dios.

Tormenta

En la mañana de hoy cayó una fuerte tormenta, con rayos, caída del fluido eléctrico. Llegamos a la sede de la renovación Carismática en medio del aguacero. Los organizadores esperaban que hoy hubiera mayor número de asistentes, pero en realidad llegaron pocas personas.

La predicación de hoy tuvo uno de los nombres más bellos que yo recuerde: “El Primer Rostro del Amor.” Terminamos la mañana con adoración al Santísimo y algunos cantos.

Por la tarde, un taller sobre oración de intercesión y de sanación y la Santa Misa. Por la noche, una reunión informal con algunos dirigentes de la Renovación en Paraguay.

Día Final con los Servidores

Una Comunidad alimentada y construida por la Palabra: tal fue el tema de la última sesión de la noche. Por la tarde pude visitar una empresa de transporte y ofrecer alguna predicación a conductores y gente de los talleres. Bendito sea Dios.

Día Intenso

En la mañana, alguna entrevista con una persona.

A mediodía, almuerzo con los dominicos del estudiantado en Asunción (pertenecen al Vicariato de Aragón, que cobija Uruguay, Paraguay y parte de Argentina).

Luego, entrevista en Radio María: una especie de mesa redonda sobre la depresión en el mundo actual y las respuestas desde la Biblia.

Dos predicaciones en la sede de la Renovación Carismática sobre los métodos de evangelización de San Pablo.

Reunión con un grupo de oración y confesiones.

Descanso.

Recordando al P. Bogado

En Paraguay usan la palabra guaraní “pa’i” para dirigirse a los sacerdotes. En esa lengua significa “padre” o “papá.”

Y entre quienes fueron llamados pa’i, pocos lo fueron con tanto amor y cariño como el P. Vicente Bogado, el primero de la izquierda en esta foto de mi página:

El Pa’i Vicente fue durante muchos años director nacional de la Renovación Carismática en Paraguay. Acogió con amor a los atribulados, oró por los enfermos, enseñó con su apalabra y su ejemplo, y ayudó a consolidar las obras materiales que sirven de sede a la Renovación en Asunción.

Su legado, sin embargo, va mucho más allá de las paredes. Él tuvo la gracia de tocar el corazón de centenares y centenares de fieles que se reconocían espontáneamente como hijos suyos en el don del Espíritu.

Vicente, pa’i, ¡gracias!

Camino al Paraguay

Con la bondad de Dios, salgo hoy para Asunción, en el Paraguay. Tendremos algunos encuentros de formación con servidores de la Renovación Carismática. Como siempre, pido oración a todos; Dios les pague.

Bolivia: ¡Gracias!

Ha terminado el XXV Encuentro del Nuevo Pentecostés en La Mansión: tiempo inolvidable de gracia, fraternidad y bendición. ¡Gracias, Bolivia!

Amistades Reencontradas

De los gozos humanos que Dios me ha concedido en este viaje es el reencuentro con amistades muy queridas. ¡Qué bueno ver al P. José Luis, apenas un poquingo mayor de como lo dejé!; al P. Daniel, cofundador de La Mansión; al P. Rogelio, con su estilo único de guiar las asambleas; a Dalcy, Gladys, Leo, Bety y tantos otros colaboradores laicos que con una generosidad admirable se han entregado a servir la causa del Evangelio.

Continuar leyendo “Amistades Reencontradas”

Algunas Voces

Para captar el estilo y sabor de un evento de esta naturaleza (Encuentro Católico del Nuevo Pentecostés en Santa Cruz, Bolivia) puede ayudar escuchar algunas voces. Los siguientes links corresponden a las homilías predicadas en Bolivia, desde el sábado 20 hasta el martes 23 de Noviembre. El formato es Real Audio (hay que tener instalada la versión Real Player 10, que se consigue gratuitamente aquí).

Continuar leyendo “Algunas Voces”

Ley de Hospitalidad

Santa Cruz tiene una larga y bien sustentada tradición de hospitalidad que yo puedo certificar ya por segunda vez.

El tema del Encuentro que me ha traído hasta aquí es “Mensajeros de Paz.” Se trata de las bodas de plata de estos Encuentros, que curiosamente nacieron el mismo año en que nació mi vocación sacerdotal, en 1980.

Sigo apoyado en la misericordia de Dios y ne las oraciones de todos.