diciembre 2003

Mensaje de Fin de Año

Amigos en la fe,

La vida, como un río, tiene momentos de transcurrir sosegado y tiene cascadas. Fluye a veces en el ritmo monótono de una rutina que incluso nos cansa; otras veces, se precipitan en rápida sucesión cambios o sorpresas que pueden alegrarnos o deprimirnos súbitamente.

Llegan de pronto otros tiempos en que las aguas se remansan. Algo adentro y algo afuera nos llama a reflexión. Es preciso hacer un alto y darnos tiempo para unas cuantas preguntas profundas. Son los momentos densos de nuestra existencia.

Me he preguntado a veces en qué consiste esa densidad o qué hace que ciertos días estemos más receptivos y más sensibles a los temas hondos de la vida. Creo que es algo que tiene que ver con el tiempo. Al fin y al cabo, como alguno dijo, todo lo que tenemos y lo único que tenemos es tiempo. Los hilos de nuestra temporalidad son los hilos mismos de nuestra vida. Y al fin y al cabo, ¿qué es vivir, sino ir trenzando con mayor o menor acierto esos tres hilos que se llaman presente, pasado y futuro?

Leer más »Mensaje de Fin de Año

Otros modos de terminar el año

La cultura afroamericana de los Estados Unidos ha institucionalizado un tipo interesante de celebración para recibir el nuevo año. Se llama Kwanzaa. Los fundadores de esta iniciativa, que parece tener cierta fuerza, lo describen como “Una celebración de la familia, la comunidad y la cultura.” No tiene un carácter religioso aunque, como veremos, sí implica “tocar el alma.”

Leer más »Otros modos de terminar el año

Gregory

Gregory se llama el organista de la iglesia parroquial en St. Saviour’s. Tendrá algo más de 40 años. Laico. Sencillo e introvertido. Con pinta de genio. Vive su oficio como una vocación. Se emociona tocando ese aparato, que además suena muy bien. Irradia un estilo como de pureza, que es una dicha verlo tocando para Dios. Da lo mejor de sí en cada final y trata de ponerse de acuerdo con los frailes y cantores en todo.

Leer más »Gregory

Imágenes!

Esta vez: ¡menos palabras y más imágenes! Aquí están mi convento y mi comunidad. ¡Sean todos bienvenidos!

Humor Irlandés

Uno de los apellidos más comunes en Irlanda es Murphy –sí, como en la mundialmente famosa “Ley de Murphy“–. Y dicen algunos irlandeses que esta Ley se debe a uno de los suyos, mientras que la respuesta que ofrece una investigación en Yahoo es que el Murphy de la ley fue Edward Murphy, un ingeniero que trabajaba en la base Edwards (California, Estados Unidos). Es probable que el Murphy irlandés, haciendo gala de su propia ley, haya tenido tan mala suerte que hasta haya perdido la autoría de su ley, no sabemos…

Leer más »Humor Irlandés

¿Qué sigue?

El viernes pasado terminamos las clases del primer semestre del año académico 2003-04. ¿Qué sigue? 1. El lunes 5 de enero entramos para los exámenes. En lo que a mí respecta, debo entregar un ensayo sobre Antropología y la Propuesta para la Tesis Doctoral. 2. Los exámenes terminan el 10 y el lunes 12 empezamos el segundo semestre. ¿Qué clases? En primer término, seguiré con Kevin O’Reilly en las revisiones… Leer más »¿Qué sigue?

¡Terminaron las clases!

Ayer terminamos las clases del primer semestre académico en el año 2003-04. El balance es globalmente positivo. Destaquemos diez cosas, todas relativas a esta área de lo académico:

Lo positivo

1. El lugar, Milltown Park: es precioso. Muchas veces el solo ir ayuda, relaja, invita a la reflexión y la plegaria.

2. Me gustó la calidad de los profesores que tuve: Moloney, Corkery, O’Donnell, O’Reilly. Cada uno desde su enfoque manifiesta un interés genuino por su propio campo y por el conjunto de la teología.

3. La biblioteca, aunque perfectible en temás de S. Tomás, por ejemplo, es abundante y permite investigación de postgrado.

Leer más »¡Terminaron las clases!

Una Iglesia Perseguida (8a. y última parte)

�Una Entrevista con Fr. Nelson Medina�

8. El futuro

Si admitimos la persecución de irrelevancia, ¿cuáles serían los pasos inmediatos a seguir?

– Yo quisiera hablar primero sobre lo que creo que NO debemos hacer, como Iglesia. La cosa no es tan sencilla como hacer unos carteles con 1 Jn 5,19-20, el texto que cité, y lanzarnos a las calles. Una condena global al mundo puede provocar risa o rabia, sin más trascendencia.

Lo primero que se dirá es que se trata de un grupo fundamentalista de ultraderecha…

– Exacto. ¡Y es factible que tengan razón! Textos como ese no son banderas de lucha sino consignas para el corazón, para la adoración, la gratitud y el renovar continuo de la propia conversión. Cuando esos textos se vuelven eslogan o bandera a menudo ocultan otras cosas, por ejemplo, miedo, o tal vez muestran una actitud de lo que Freud llamaba �mecanismos de defensa�.

Leer más »Una Iglesia Perseguida (8a. y última parte)

Una Iglesia Perseguida (7a. parte, penúltima)

�Una Entrevista con Fr. Nelson Medina�

7. La Persecución Actual

¿Está funcionando, está logrando lo suyo, la persecución de irrelevancia de que venimos hablando?

– En términos globales, sí, y es muy triste y lamentable que así sea. Juan Pablo II lo decía en julio de 2003, citando a la Exhortación Apostólica Ecclesia in Europa: �la cultura europea da la impresión de ser una apostasía silenciosa por parte del hombre autosuficiente que vive como si Dios no existiera.� Un país tras otro vemos caer por tierra la legislación que defiende la vida del no-nacido, la familia según el plan de Dios, la distribución humana de la riqueza, el brotar, en fin, de la civilización del amor. Es eso sobre todo lo que no se quiere que nazca.

Leer más »Una Iglesia Perseguida (7a. parte, penúltima)

Una Iglesia Perseguida (6a. parte)

�Una Entrevista con Fr. Nelson Medina�

6. Una existencia negada

Volvamos entonces al tema de la persecución. Su tesis es que una sociedad que se dice �abierta� en realidad se cierra a otorgar existencia social a la búsqueda de la verdad más allá del consenso. ¿Es así?

– Sí.

¿Por qué llama a ello una �persecución de la irrelevancia�?

– Bueno, permítame una anotación técnica. No es �persecución de la irrelevancia�, porque no es la irrelevancia lo perseguido, sino el método de persecución, por así decirlo. Por ello hablo de una �persecución de irrelevancia�, en paralelo a expresiones como �persecución de barbarie�: un modo de perseguir la fe que consiste en el intento de reducirla a la irrelevancia, la insignificancia. Y para lograr ese fin es evidente que hay que arrinconar en el limbo de lo incognoscible o intrascendente a todo lo que ciertamente es bien conocido y cognoscible, a saber, el amor de Dios manifiesto con todas sus consecuencias en la Cruz y la Pascua de Nuestro Señor Jesucristo.

Leer más »Una Iglesia Perseguida (6a. parte)