Comienzo del tiempo litúrgico “ordinario” por “ordenado”

La historia de los reyes se entrelaza con la historia del don de la profecía en Israel: ningún poder es genuino sino bajo el poder de Dios.