LA GRACIA del Martes 2 de Julio de 2013

Cristo llama cobardes a sus discípulos porque no echan mano de sus armas espirituales.