ESCUCHA, No te mueras por un dios muerto

Las promesas de Baal siguen atrayendo hoy como ayer; por eso conviene recordar lo que implica servir a un dios muerto.