Tabasco y la victoria de la Virgen

El 12 de marzo de 1519 fondean en Tabasco, al oeste de Yucatán, y a los requerimientos y teologías de los españoles, los indios responden esta vez con una lluvia de flechas. Los estampidos de las armas españolas y sus caballos les hicieron cambiar de opinión, y también, según López de Gómara, la intervención de Santiago apóstol a caballo, que el bueno de Bernal Díaz niega con ironía (cp.34).

Ya en tratos de paz, Cortés les pide a los indios dos cosas: la primera, que vuelvan a las casas los que huyeron, como así se hizo; y «lo otro, que dejasen sus ídolos y sacrificios, y respondieron que así lo harían». En seguida, Cortés les habló del Dios verdadero, de la santa fe, de la Virgen, «lo mejor que pudo». Los de Tabasco se declararon dispuestos a ser vasallos de Carlos I, y ofrecieron presentes de oro y veinte mujeres, entre ellas Doña Marina, que, con otros, se bautizó; ella conocía la lengua de Tabasco y la de México. Finalmente, se hizo un altar, y los indios, muy atentos, vieron aquellos guerreros barbudos vestidos de hierro adoraban una cruz de maderos, hacían procesión con ramos festivos, y se arrodillaban ante «una imagen muy devota de Nuestra Señora con su hijo precioso en los brazos; y se les declaró que en aquella santa imagen reverenciamos, porque así está en el cielo y es Madre de Nuestro Señor Dios». Al lugar se le puso el nombre de Santa María de la Victoria (cp.36).

Todo esto llegaba a oídos de Moctezuma, el cual «despachó gente para el recibimiento de Quetzalcóatl, porque pensó que era el que venía», y a sus mensajeros les instruyó con cuidado: «veis aquí estas joyas que le presentaréis de mi parte, que son todos los atavíos sacerdotales que a él le convienen» (Sahagún 12,3-4). El tlatoani azteca «no podía comer ni dormir», y envió hechiceros que probaran con los españoles sus poderes, pero fue inútil. Entonces «comenzó a temer y a desmayarse y a sentir gran angustia» (12,6-7).

Los españoles se hacen a la mar, siempre hacia México, llegan a San Juan de Ulúa, fundan Villa Rica de la Vera Cruz, nombre significativo, que une el oro al Evangelio de Cristo…


El autor de esta obra es el sacerdote español José Ma. Iraburu, a quien expresamos nuestra gratitud. Aquí la obra se publica íntegra, por entregas. Lo ya publicado puede consultarse aquí.

La Sangre de Cristo y la sangre de María

Hola Fray, una consulta… la Sangre de Jesús ¿Tiene su punto de partida, desde el vientre de María? ¿Técnicamente hablando la Sangre de Cristo también contiene Sangre Mariana? Yo creo que es así, sin embargo algunos “pastores” protestantes indican que la sangre de María nunca se mezcló con la de Jesús y que la Sangre de Jesús descendió directamente por fluidez del Espíritu Santo. – I.C.

* * *

La fe de la Iglesia, firmemente apoyada en la Sagrada Escritura y la predicación de los apóstoles, es clara al afirmar los siguientes puntos:

(1) La “carne” de Jesús, es decir, su realidad corporal toda, tiene su origen en la “carne” de María. Cuando el ángel le habla a José le dice que lo concebido en ella es obra del Espíritu Santo (Mateo 1,20); luego todo el lenguaje de los capítulos 1 de Mateo y 1 y 2 de Lucas habla de una mujer “encinta” que “da a luz.” Esto indica que si Cristo participa de nuestra naturaleza humana, es solamente porque es verdaderamente hijo de María, como subraya san Pablo: “nacido de mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar a los que estábamos bajo la Ley” (Gálatas 4,4).

(2) Por otra parte, el cuerpo purísimo de la Virgen no es la explicación plena de la humanidad de Cristo. Él no es un apéndice o prolongación corporal de ella. Genéticamente son seres humanos distintos pues de otra manera el sexo de cristo sería femenino. Tampoco cabe decir, como lo hacen algunos predicadores católicos, con la mejor buena voluntad, que el cuerpo de nuestro Señor no tenía 46 cromosomas, como sucede en la especie humana, sino solo 23, por aquello de que su humanidad fue formada a partir de la Virgen solamente. Aun suponiendo que un ser pudiera ser viable y llegar saludable a edad adulta con la mitad de los genes humanos, ese NO sería un verdadero ser humano. Y por supuesto lo que un ser que no es humano nos diga sobre vencer el pecado, ayunar o ser buenos, es una anécdota pero no podría ser verdaderamente “camino” para nosotros. Bien lo enseña Santo Tomás de Aquino: si Cristo es “camino, verdad y vida” (Juan 14,6), esa frase sólo cabe entenderla como sigue: por su HUMANIDAD es camino hacia su DIVINIDAD, bien expresada como verdad y como vida.

(3) Si María es verdadero origen de Cristo, Verbo Encarnado, pero no es explicación completa de su ser corporal, quiere decir que hay un acto absolutamente único que está entre la humanidad de María, que es absoluta disponibilidad y completa docilidad, y la humanidad de Cristo, que es completa perfección y absoluta plenitud. Ese acto no tiene paralelo en ninguna otra obra de Dios. Los santos Padres de la Iglesia han expresado el carácter totalmente único de este acto, el de la Encarnación del Verbo, con palabras muy audaces. En su Sermón 52, por ejemplo, San Anselmo llega a decir: “Dios, que hizo todas las cosas, se hizo a sí mismo mediante María.” No hay paralelo a tal prodigio y si algo semejante quisiéramos buscar sólo hay un reflejo distante en la maravilla que es la creación misma del universo. Si nuestra fe afirma que Dios creó todas las cosas “de la nada,” podemos decir que María es “la nueva nada” (por su fe y perfectísima obediencia) que sirve de punto de partida para la “nueva creación,” que es Cristo mismo. Lo cual habla mucho de la santidad única de María pero también dice mucho de la distancia inconmensurable que sigue habiendo entre una creatura y Dios mismo, es decir, entre María y Cristo.

(4) Con ese contexto entendemos la unión y a la vez la distancia entre María y Cristo. Lo cual hace entender que, si bien en un sentido general, como ya se dijo, la humanidad de Cristo tiene origen, aunque no total. en la humanidad de María, no cabe hablar de una continuidad propiamente dicha ni en el ser ni en la corporeidad, entre María y Cristo. Por eso no es un lenguaje exacto decir que la Sangre de Cristo es sangre de María pues ni aún en el caso de los nacimientos según la naturaleza la sangre del hijo o de la hija participa del torrente sanguíneo de la mamá, de modo que a menudo son de grupos sanguíneos distintos.

(5) Tienen razón entonces los predicadores que subrayan la distinción entre la sangre de María y la de Cristo pero se equivocan si al hacer esa diferencia olvidan que el origen de la humanidad de Cristo, también en su corporeidad, requirió del cuerpo y sobre todo del SÍ voluntario de María.

El Papa Francisco nos enseña sobre la unión entre Cristo y María

“María está tan unida a Jesús porque él le ha dado el conocimiento del corazón, el conocimiento de la fe, alimentada por la experiencia materna y el vínculo íntimo con su Hijo. La Santísima Virgen es la mujer de fe que dejó entrar a Dios en su corazón, en sus proyectos; es la creyente capaz de percibir en el don del Hijo el advenimiento de la «plenitud de los tiempos» (Ga 4,4), en el que Dios, eligiendo la vía humilde de la existencia humana, entró personalmente en el surco de la historia de la salvación. Por eso no se puede entender a Jesús sin su Madre…”

Click!

LA GRACIA del Jueves 1 de Enero de 2015

SOLEMNIDAD DE SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

María es verdadera madre y su Hijo es verdadero hombre y Dios: ahí está el corazón de lo que la Iglesia cree de la Santísima Virgen.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

LA GRACIA del Sábado 20 de Diciembre de 2014

En la Anunciación a la Virgen María se unen el gozo de la fecundidad y la alegría de la victoria cierta.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

LA GRACIA del Viernes 12 de Diciembre de 2014

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

La Virgen María, en su advocación de Guadalupe, en verdad une las Américas.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

LA GRACIA del Lunes 8 de Diciembre de 2014

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

Estrecha relación entre el dogma de la Maternidad Divina y el dogma de la Inmaculada Concepción.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

LA GRACIA del Viernes 21 de Noviembre de 2014

MEMORIA DE LA PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

En la iconografía oriental cristiana se representa a María Niña subiendo por sí misma las escalas del templo. ¿Qué indica eso?

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Vida Consagrada, Vida en el Espíritu, 12 de 12: María, Misión y Misericordia

[Retiro espiritual para un grupo de Dominicas de la Inmaculada en Lima, Perú. Octubre-Noviembre de 2014.]

Tema 12 de 12: María, Misión y Misericordia

* Ninguna persona humana tiene una experiencia tan profunda y continua de la acción del Espíritu como María, la Madre de Cristo.

* Llama la atención en Ella su presencia junto a la Cruz, donde contempla a su Hijo abandonado por sus propios apóstoles; y llama la atención ver luego a la misma Virgen acompañando a esos apóstoles y clamando junto a ellos y para ellos la plenitud del espíritu Santo: he ahí un espejo lúcido de la verdadera misericordia, en su raíz de búsqueda de la mayor gloria divina.

* Y de ese dolor, y de ese amor, nace la Iglesia, que es misionera desde el principio porque no puede testificar otro amor sino ese que ha recibido.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

Presencia de la Virgen de Chiquinquirá en lugares y poblaciones de Colombia

“La devoción por Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá se extendió desde una vetusta capilla de los aposentos de la viuda del encomendero Antonio de Santana hasta las rutas precolombinas que comunicaban a los dominios incas con sus vecinos. El relato del fenómeno místico fue conservado y transportado por la tradición oral…”

Clcik!

Conoce al Movimiento de Shönstatt

“La Virgen es el motor de un movimiento que cumple 100 años de vida. De la mano del padre José Kentenich, su fundador, Ella se eleva como educadora y protectora de sus miembros: “ Sellamos una Alianza de Amor con María, tal como sucedió en su inicio, en Octubre de 1914. Por esta Alianza, construimos nuestra vida con María, entregándole nuestra pequeñez como instrumento suyo. Ella desde el Santuario nos regala sus Gracias: Nos acoge, nos educa y nos envía como instrumentos hábiles en sus manos”. Lo explica así la familia Braquehais-Abollado…”

Click!

Mariología Básica, 1 de 2, Dogmas Marianos

[Enseñanzas ofrecidas en la Asociación Jesús en ti confío, en Bucaramanga, Octubre de 2014.]

Tema 1 de 2: Dogmas marianos y anhelos del corazón humano

* Si en una primera impresión parece que los dogmas relacionados con la enseñanza de la teología católica sobre la Virgen María la alejan del común de los cristianos, un examen más detallado muestra que los cuatro dogmas centrales hacen de ella la expresión de la victoria de Dios en cuatro áreas fundamentales de nuestra búsqueda humana de sentido, y de nuestro combate por la fidelidad como hombres y mujeres de Cristo.

* Puede entenderse lo expuesto en este sencillo esquema:

Mentira < -> Transparencia -> Inmaculada Concepción
Esterilidad < -> Fecundidad -> Maternidad divina
Dispersión < -> Dedicación -> Virginidad perpetua
Mediocridad < -> Perfección -> Asunción a los Cielos

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window