Familia Dominicana

Complejidades del asunto del “habito habitual”

La cacofónica expresión “hábito habitual” destaca en su repetición la paradoja del hábito de los religiosos (y religiosas) en nuestro tiempo. Por su misma designación, el “hábito” debería ser el vestido “habitual.” En el caso, por ejemplo, de nosotros los dominicos, ello implica el uso de la túnica, sujetada con cinturón y con un rosario; más el escapulario y la capucha. Nuestras Constituciones consideran que ese es el vestido natural (o sea, habitual) dentro del convento, mientras que para uso fuera del convento se supone que el Provincial debe decidir qué se hace, “respetando las leyes eclesiásticas.” (véase LCO 50 y 51).

A su vez, estas leyes eclesiásticas tienen su base ante todo en el canon 284 del Código de Derecho Canónico (CIC): “Los clérigos han de vestir un traje eclesiástico digno, según las normas dadas por la Conferencia Episcopal y las costumbres legítimas del lugar.” Para los religiosos, específicamente leemos: “669 § 1. Los religiosos deben llevar el hábito de su instituto, hecho de acuerdo con la norma del derecho propio, como signo de su consagración y testimonio de pobreza. § 2. Los religiosos clérigos de un instituto que no tengan hábito propio, usarán el traje clerical, conforme a la norma del c. 284.

Leer más »Complejidades del asunto del “habito habitual”

El Padre Prietico: Atardecer y Amanecer

Atardecer y AmanecerCuando éramos estudiantes de filosofía y de teología, pocas puertas nos resultaban tan amables como la del Padre Marco Tulio Prieto, a quien poco a poco todos nos acostumbramos a llamar “Prietico.” Su puerta era como una entrada al mundo de la misericordia, porque sin nombramiento oficial, él se había convertido en confesor de muchos de nosotros. Había quien decía que Prietico asentaba su popularidad en su proverbial sordera o avanzada edad–dos factores que lo harían atractivo para que uno completara la tarea siempre difícil de confesarse. La verdad es que, aunque tuviera limitaciones para escuchar, uno sentía bien que a través de esos oídos se llegaba sin dificultad a un corazón sabio y bondadoso, bien dispuesto a devolver la paz perdida y a brindar el consejo oportuno.

Por supuesto, yo era uno de esos consuetudinarios visitantes de la habitación o “celda” de Prietico, y puedo decir por cuenta propia que del ministerio de este dominico aprendí a querer más tanto la práctica de mi confesión como el ministerio de oír y absolver las faltas de otros.

Leer más »El Padre Prietico: Atardecer y Amanecer

Mensaje de saludo y felicitación al Prior Provincial con su Consejo

He recibido oportunamente el mensaje de confirmación de la elección que los frailes capitulares han realizado en la persona de nuestro querido hermano José Gabriel Mesa Angulo. Pienso que no exagero al decir que asistimos a un hecho que hace historia en el caminar de nuestra Provincia, porque no ha sido costumbre entre nosotros elegir para un periodo inmediatamente consecutivo a los priores provinciales. Va por delante mi saludo a Fray José Gabriel y la promesa de mis oraciones, pues soy consciente que no es leve la tarea y se requiere que todos apoyemos con espíritu fraterno, generoso y orante.

Leer más »Mensaje de saludo y felicitación al Prior Provincial con su Consejo

Homilía para el Día de Aprobación de los Estatutos

Bogotá, 12 de octubre de 2002

Querido Padre Provincial, amados hermanos en el sacerdocio y en la vocación dominicana:

Se ha dicho que en Dios no existen casualidades ni coincidencias. Esta noche podríamos hacer nuestra esa sentencia, pues es la Virgen, Nuestra Señora, en su advocación del Pilar, quien hoy saluda desde el cielo a este grupo de Vírgenes Seglares Dominicas. Es Ella quien, como Maestra, Madre y Amiga, alienta con su oración y orienta con su ejemplo este bendito camino que, por la misericordia de Dios, ya parece dar un primer paso en firme para su consolidación futura.

En efecto, hace apenas dos semanas, el 28 de septiembre pasado, mientras todos nos uníamos en la gozosa espera del Día de los Arcángeles, el Consejo de la Provincia de San Luis Bertrán tuvo a bien darnos su apoyo y su guía aprobando los Estatutos de esta Asociación. Es la palabra de Santo Domingo, es su espíritu y su amor de padre quienes se han dejado escuchar en el mensaje que nos ha dado el Consejo de Provincia. En su carta de aprobación nos han dicho que esta es una “iniciativa eclesial que abre sus puertas a tantas personas para que, de modo particular, puedan vivir y testimoniar su fe en el Señor”.

Quiero compartir con ustedes una reflexión sobre esas palabras, en las que siento el abrazo firme y afectuoso de Nuestro Padre Domingo.
Leer más »Homilía para el Día de Aprobación de los Estatutos