Escritos

LA GRACIA del Jueves 28 de Enero de 2016

MEMORIA SANTO TOMÁS DE AQUINO, PRESBÍTERO Y DOCTOR DE LA IGLESIA Santo Tomás de Aquino nos enseña con su testimonio y escritos que la búsqueda de la sabiduría es el ejercicio honesto de la inteligencia, la cual es santificada por nuestra fe. [REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Ejercicios sobre el perdon, 62 (Ultimo)

PERDONAR, SANAR, RESTAURAR, RENOVAR…

“El mayor espectáculo del mundo es ver un hombre esforzado luchando solo contra la adversidad; pero hay uno todavía más sorprendente y es el ver a otro hombre lanzarse en su ayuda sin que este se lo pida”

Valores humanos: viviendo la sobriedad. Vivir la sobriedad nos permite controlar nuestros deseos e impulsos, sin embargo no siempre es fácil saber aplicar este valor en la vida ordinaria.

Porque existen recuerdos, situaciones, acontecimientos, personas, que más que huellas han dejado heridas en el alma y se convierten en la piedra en el zapato que no nos deja avanzar puesto que duele y lastima cada vez que intentamos caminar. Por esto urge, es necesario aprender a perdonar…

Leer más »Ejercicios sobre el perdon, 62 (Ultimo)

Gracias, Ecuador!

Hace varios años tuve ocasión de predicar un retiro espiritual a un grupo de religiosas en Loja. Ya con ocasión de ese viaje aprendí, como colombiano que soy, a amar a nuestro vecino y hermano país, el Ecuador. Mi sentimiento de afecto y mi deseo de toda bendición para esa querida nación han aumentado con motivo de la reciente misión que allí pude realizar, del 6 al 12 de enero pasados.

¿Qué encontré? Invitado por la Renovación Carismática Católica, mi entorno fue el de los Grupos de Oración. Amor fraterno, alegría espontánea, fervor en la alabanza, hambre de la Palabra de Dios, son algunas de las señales que marcaron positivamente mi estadía en Quito, en donde prácticamente se desarrolló mi apostolado.

Leer más »Gracias, Ecuador!

Ejercicios sobre el perdon, 61

Los ruidos agresivos

Los ruidos tan comunes y agresivos en nuestra sociedad constituyen un peligro serio para la salud psíquica y física. Si los percibimos como intrusos, enemigos de nuestra paz y tranquilidad, nos crean graves tensiones. Además, pueden provocar rencores muy profundos cuando los asociamos a ciertas personas o partes de nuestra sociedad. Para vivir en paz y proteger la salud es preciso reconciliarse con ellos. Gracias al perdón y la reconciliación podemos cambiar nuestra actitud hacia los ruidos; y de ese modo reducir las tensiones y poner fin a los rencores y resistencias. Tal es el objetivo del siguiente ejercicio.

Leer más »Ejercicios sobre el perdon, 61

Las otras cuestiones morales

Está visto que los temas de sexualidad despiertan un interés inmenso, que puede crear la falsa idea de que la moral es solo y siempre moral sexual. La verdad es que, como bien indica Santo Tomás en su prólogo a la Segunda Parte de la Suma, es moral todo aquello que hace relación a nuestro avance (o retroceso) en el camino de retorno a Dios. Y eso incluye muchas cosas.

Pienso por ejemplo en el asunto de los impuestos. Somalia es lo que en inglés llaman una “failed republic.” Tu sabes que el dinero se lo van a robar los del gobierno de turno. ¿Cuánto es obligatorio dar al fisco? ¿Qué tan grave es la falta de quien se decide a vivir sin pagar impuestos? Algo parecido, con algunas diferencias, sé yo que sucede en Paraguay, como me lo han dicho paraguayos mismos.

Otro ejemplo: la piratería. Una compañía gigante, digamos Microsoft, decide que no te vende sus productos sino que solo compras licencias para usarlos. Como el producto por el que pagas–y es bastante lo que pagas–no es tuyo, legalmente no puedes darlo a nadie: cada quien debe comprar su propia licencia, dice Microsoft. El problema está en que el precio de esa licencia lo determina unilateralmente quien diseña los programas, de modo que los márgenes de ganancia quedan también en el solo arbitrio, o casi en el solo arbitrio de ellos. Este modo de hacer las cosas priva automáticamente a millones de personas del acceso a esa tecnología. ¿Qué tan grave es tratar de romper sus mecanismos de control para que otros accedan a bajo precio, o gratis, a los mismos programas? Y el que tenga su ordenador libre de programas piratas, que tire la primera piedra.

Leer más »Las otras cuestiones morales

Ejercicios sobre el perdón, 36

Qué es el perdón. Para que podamos caminar con seguridad en el camino del perdón, les invito a concretar en qué consiste el perdón y qué no es el perdón. En efecto en esta realidad encontramos mucha confusión y es bueno de entrada disipar equívocos. Clarificaremos lo que es el perdón para poder experimentar, vivir esa realidad maravillosa, columna vertebral de toda sanidad. Muy a menudo a la base de toda herida afectiva hay un problema de perdón.

En el principio el hombre tenía una comunión perfecta con Dios, que le permitía tener una vida afectiva organizada donde sus sentimientos y emociones eran gobernados por la paz, el amor, el gozo y todos los atributos divinos. Por el pecado se rompió esa comunión con Dios. El hombre cayó en una desorganización afectiva donde sus sentimientos y emociones pasaron a ser gobernados por el temor y la culpa, dando lugar a la amargura, al odio y a los resentimientos, raíces de todo desorden emocional, mental y de personalidad, productores de: neurosis, psicosis, esquizofrenias, epilepsias, etc. Se da lugar también, a las llamadas enfermedades psicosomáticas: asma, diabetes, hipertensión, gastritis, artritis y parálisis; estas, en su mayoría, tienen su origen en el alma, como consecuencia de los traumas emocionales o heridas del alma. Por ello es importante que el alma sea trabajada con el perdón de Dios para sanar sentimientos y/o emociones. Ningún médico, psicólogo, psiquiatra o medicina pueden quitar la culpa por el pecado.

Leer más »Ejercicios sobre el perdón, 36

119. La Santificación de la Memoria

119.1. Te veo dudar. Vacilas y tiemblas, como el que teme algo o el que desea algo con ardor. La duda es la primera de las derrotas: dudar es lo primero que hace el que va a entregar sus armas. La duda agrieta lo único verdaderamente fuerte que hay en ti, es decir, la fe. Por eso fue escrito: «Yo os aseguro: si tenéis fe y no vaciláis, no sólo haréis lo de la higuera, sino que si aun decís a este monte: “Quítate y arrójate al mar,” así se hará» (Mt 21,21).

119.2. Puedo decir a tu favor que, a pesar de tus dudas, sigues escribiendo. Está bien que hagas así, por tres razones. Primera, porque es necesario que quienes conozcan estas palabras no te imaginen como persona buena, estable y santa, cual si estuvieras ya fundado en sólida virtud. Ellos podrían pensar que te hablé así como una especie de premio a tus buenas obras y a tu fructuosa vida, y no es así. Segunda, porque todo hombre tendrá tentaciones y sentirá el embate de los vientos contrarios y de las voces halagadoras del pecado. Es bueno que quede constancia de que, en tales horas, no falta la voz ni la Providencia de Dios. Puede faltar, y de hecho falta muchas veces la correspondiente y generosa obediencia de parte tuya, pero Dios no te ha faltado. Tercera razón, te sirve para memoria de tu propia historia. Tú has llamado “diario” a este serie de inspiraciones mías; está bien que al volver a leer tu “diario” encuentres un recuento, aunque sea indirecto, de tus dificultades, caídas y levantadas.

Leer más »119. La Santificación de la Memoria

Casos que se pueden prevenir

En un portal católico relativamente reciente, Religión en Libertad, escribí hace poco una serie de artículos sobre casos de lesbianismo cuyo origen parece ligado a condiciones familiares. Mi sensación es que podemos hacer mucho bien fortaleciendo la familia, y en esa línea va el documento, que, ya completo y en PDF, se encuentra aquí.

Yo quisiera conocer algún agnóstico

Es palabra de moda. Es la frase de todos. Si te atreves a hablar de religión en público, algunos menean la cabeza; otros lo dicen abiertamente: “Soy agnóstico.” La verdad es que yo quisiera conocer a algún agnóstico. No que lo dijera sino que lo fuera. En 43 años de vida–en todos inmerso en la sociedad Occidental–y cinco de ellos en Europa, no he encontrado un agnóstico que de veras lo sea. Me pregunto cómo serán los agnósticos o qué sentirá mi alma cuando encuentre uno.

Ya sé lo que me van a decir: “Sal a la calle, detente en el mercado, entra al aula del cole o de la universidad… ¡no hay sino agnósticos por todas partes!” “No tan rápido,” replico yo.

Pido una cosa. Antes de que me sigan presentando agnósticos por docenas o por miles, pido que imaginemos qué puede ser un agnóstico. No porque alguien lleve el rótulo de católico lo es, ¿no es verdad? Pues apliquemos el mismo principio a todo lo que tenga que ver con credos y creencias o incrédulos. Imaginemos esa especie extraña, singular, de ser humano: alguien de quien hemos de creer que genuinamente no sabe no halla la respuesta a preguntas como si existe un Dios personal. Supongamos que se trata de una joven periodista. Es hermosa, tiene talento, salud, buenos amigos, un salario más que decente, se ha mudado a un piso en un sector de moda. Y aunque se diga agnóstica, “bauticémosla” por ejemplo Juliana.

¿Cómo debería obrar esa persona? ¿Cómo sería lógico que lo hiciera? Una comparación ayuda. Supongamos que a Juliana le gusta comprar tanto en la Supertienda A como en la Supertienda B y que no termina de aclararse si una es mejor que otra. ¿Sería lógico que, como no tiene claridad, fuera solamente a una de las dos? Si su amiga Estela la ve ir a comprar sólo a la Supertienda B, ¿diría que Juliana está “insegura” sobre cuál tienda escoger? ¿Diría que Juliana es “agnóstica” en cuanto a sus tiendas de compra? ¿Se entiende lo que queremos decir?

Leer más »Yo quisiera conocer algún agnóstico

¿Y qué bien trae la religión?

Jesús te llamaDinesh D’Souza, un investigador de la Hoover Institution en la Universidad de Stanford, es el autor de «What’s So Great About Christianity» (¿Qué tiene de Grande el Cristianismo) (Regnery Publishing). Uno de los mayores problemas, sostiene el autor es que muchos ignoran el papel que ha jugado el cristianismo durante siglos.

Una creencia común es que, tras llegar a un punto álgido de civilización durante los tiempos de los griegos y de los romanos, el mundo se hundió en la oscuridad durante la Edad Media, rescatado sólo gracias a que se volvió a las fuentes clásicas durante el Renacimiento. El siguiente avance importante fue, supuestamente, el Iluminismo, que abrió las puertas a la Edad Moderna.

Leer más »¿Y qué bien trae la religión?

Curso: Líderes en Cristo

Hemos culminado recientemente la publicación completa del curso en audio: Líderes en Cristo. Cada una de sus cinco partes lleva su propio link en el siguiente resumen. Enfoque del curso: Verdaderos discípulos son verdaderos líderes, y los verdaderos líderes tienen siempre algo que recibir y aprender de Jesucristo. Parte 1 de 5: Lo más importante que puedo descubrir en mi vida es que necesito de Jesús, porque ese es el… Leer más »Curso: Líderes en Cristo

Recibir la Comunión de Manos No-Ordenadas

Fray, ¿podré hacer una pregunta…? Es sobre la distribución de la Eucaristía por manos no consagradas. María Simma una mujer que se le manifestaban las benditas almas del purgatorio, en su libro del cual no me acuerdo el título decía que las almas le decían que a Jesús no le gustaba que manos no consagradas tocaran su “Santo Cuerpo”, bueno yo la verdad en obediencia al Santo Padre, si me toca recibirla de un ministro de la Eucaristía, o de un diácono, pues lo hago, sin embargo la verdad prefiero recibirla de los sacerdotes. El padre XYZ (exorcista) se acoge a esto que dice María Simma y dice que es preferible no recibir la Eucaristía, si no es suministrada por un sacerdote. En verdad esto me inquieta, pues a veces es muy difícil, especialmente en eventos grandes poderlo hacer con el sacerdote, y no recibirla es como rechazar el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Gracias. -EV

Leer más »Recibir la Comunión de Manos No-Ordenadas