LA GRACIA del Sabado 15 de Junio de 2013

El mandato de Cristo sobre no jurar es toda una enseñanza sobre la fuente de valor de las palabras humanas.