Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
Conoce mi convento de Santo Domingo, y sus servicios de iglesia, hospedería, auditorio, biblioteca...
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
¡Conoce AMIGOS EN LA FE!
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Calendario
Diario
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias
Orar con el Corazón
Rosario de las Semanas
Cantos
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
Qué dicen de nosotros
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Videos
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
Teología para todos
PARTICIPAR:

¡Encuentra AMIGOS EN LA FE!
Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Oración Compartida
Wiki -
Transcripciones
Dar un testimonio
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2017

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Enero 2017 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
Fecha actual
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Martes, Enero 17 de 2017

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Antonio Abad (santo)

Elsa Rodríguez M (cumple)

Fabián Gaitán Torres (cumple)

Rafael Diaz (cumple)

Isaías Guzmán Montealegre (cumple)

Gustavo A. Grajales (cumple)

Dormelina González de Escorcia (difuntos)

Tiempo Ordinario, Año Impar,
Semana No. 2, Martes


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

La esperanza que se nos ha ofrecido es para nosotros como ancla segura y firme (Hebreos 6,10-20)

Salmo

El Señor recuerda siempre su alianza. (Salmo 110)

Evangelio

El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado (Marcos 2,23-28)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1997/01/21


Dios ha jurado en favor nuestro.
00:07:02

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2003/01/21


Aprender a gobernar las cosas como Dios las gobierna.
00:27:35

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2011/01/18


En Cristo, que ha vencido a la muerte y al demonio a través del camino del sufrimiento, encontramos razones para esperar, como quien lanza un ancla al cielo. En realidad todo el camino del Antiguo Testamento miraba hacia Cristo y sólo en Él tiene su plenitud.
00:04:16

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2011/01/18


La inconstancia acecha a la vida humana, que pronto olvida el valor de lo realmente bueno; por eso el cristiano necesita tener su ancla en los cielos.
00:08:47

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2013/01/22


La esperanza no es simple deseo nuestro sino sabio apoyarse en las promesas del que no engaña.
00:04:20

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2013/01/22


El descanso de Dios, un Dios que no se cansa, es momento contemplativo del que del que somos invitados a participar en libertad y gozo.
00:07:52

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2015/01/20


Como un barco en puerto seguro, el cristiano tiene su ancla; pero ésta no va hacia abajo sino hacia arriba, hacia el Cielo.
00:04:16

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

8

2017/01/17


Jesucristo es el dueño y Señor de nuestras vidas, no dejemos que las vanidades y egoísmos le roben la gloria al Único que la merece.
00:06:58

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Una invitación a la perseverancia

1.1 La Biblia nos invita a la esperanza pero no a la ilusión. Nadie dijo que iba a ser fácil. Nadie dijo que ser cristiano era un camino libre del cansancio, el fastidio, el temor o la desazón. Y uno de los principales objetivos de la Carta a los Hebreos, que nos ha venido acompañando estos primeros días del tiempo ordinario, es dar fuerza; sostener en la esperanza; animar a esa lucha que no termina porque recomienza casi cada día: la lucha por la fidelidad, la generosidad, el testimonio.

1.2 Y es hermoso ver de cuántas razones se llena el autor de esta Carta para animar a su gente. Sucesivamente les invita a mirar su propio pasado, la pasión de Cristo y su entrada en la gloria, el triunfo que aguarda a quienes perseveran, la desgracia que queda en herencia a los cobardes, los ejemplos que otros nos han dado, el amor de Aquel que se ha puesto de nuestro lado, la hermosa armonía de la fe que nos une, la grandeza del llamado que hemos recibido, la estabilidad inconmovible de las promesas divinas, la gratitud que debemos a quienes nos han evangelizado, lo breve de la lucha y lo largo de la recompensa, en fin, todo o casi todo lo que es posible decir a los que tal vez se sienten molidos o abrumados, temerosos o pusilánimes.

1.3 El texto de hoy destaca el juramento divino. Dios, no teniendo por quién jurar, juró por sí mismo, en maravillosa proclamación de su fidelidad, que es eterna. Nosotros estamos bajo el poder de esa palabra, que no puede ser deshecha; nos ampara la declaración de Aquel que no sabe ni puede mentir; nos defiende el mismo ante el cual habrá de comparecer toda carne.

2. Grandeza y miseria del sábado

2.1 El evangelio de hoy nos trae el tema del sábado. En otra ocasión hemos hablado del sentido de liberación que tenía esta institución del sábado, por la cual quería Dios que reconociéramos nuestra vocación más alta, no en transformar el mundo, sino en ser la voz del mundo que alaba a su Creador.

2.2 Mas aún esta noble disposición podía degenerar, y degeneró. Más pendientes de juzgar de los demás que de encontrar en sí mismos el sentido de este descanso, los idólatras de la Ley llegaron a pervertir por completo lo que había sido para liberación, porque ya no santificaban el tiempo contemplando las bondades de Dios sino hurgando en las limitaciones y maldades humanas.

2.3 Hay en esto una enseñanza para nosotros. Las cosas buenas alcanzan su bondad sólo con el buen uso. Fácil es usar mal lo bueno, y no es otra la naturaleza del pecado. En el fondo, pecar es pervertir; pecar es torcer lo que en sí es bueno para volverlo malo. Por eso decía Santa Catalina que lo que existe es bueno, y que el pecado es la elección de la nada, es el sendero que elimina o pretende eliminar el ser.

2.4 Jesús es el Señor del sábado. Si el sábado debía significar "liberación", Jesús es el Señor de la liberación. Si el sábado debía significar "santificación", Jesús es el Señor de la santidad y de la santificación. Una liberación sin Jesús será opresión reeditada de otros modos; una santificación sin Jesús será egoísmo, orgullo o vanidad, editados de otro modo; por contraste, con él y en él encontramos el verdadero sentido de todo aquello que nuestra alma desea pero nuestro corazón no sabe hallar.


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: