[Volver al inicio]

Suscribirse al Boletín diario "Alimento del Alma" -> Haz clic aquí :-)
MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2020

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Noviembre 2020 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Miércoles, Noviembre 18 de 2020

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

Dedicación de la Basílica de San Pedro y San Pablo (santo)

Jesufabri Escorica Llanes (cumple)

Gregorio Molleja (cumple)

Rafaela Vargas de Pacheco (Fella) (cumple)

Amparo Tangarife (cumple)

María Inés Cecilia Jimenez Garcia (cumple)

Gregser Alejandro (cumple)

Grupo de Oración Siloé (comunidad)

Luis Miguel Pérez Mendez y María Inés Cecilia Jiménez Garcia (matri)

Daniel Julio Flores Ayala (difuntos)

Tiempo Ordinario, Año Par,
Semana No. 33, Miércoles


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Santo es el Señor, soberano de todo: el que era y es y viene (Apocalipsis 4, 1-11)

Salmo

Santo, Santo, Santo es el Señor, soberano de todo. (Salmo 150)

Evangelio

¿Por qué no pusiste mi dinero en el banco? (Lucas 19, 11-28)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

2000/11/22


El éxtasis que lleva a la verdad interior.
11 min. 45 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2014/11/19


Es necesario valorar pero no idolatrar la importancia de los símbolos y los números en el Apocalipsis.
5 min. 30 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2016/11/16


El Apocalipsis es un libro que trae un mensaje de alabanza al poder de Dios y de tener esperanza en todo tiempo porque el Señor y Rey siempre está con nosotros.
4 min. 45 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas! ¡La gloria sea para Dios!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Lo que va a suceder después

1.1 Los estudiosos han discutido y seguirán discutiendo sobre el sentido general del libro del Apocalipsis. Las corrientes principales son dos, que en realidad no se excluyen mutuamente. La primera ve en este libro un gran mensaje de esperanza para horas difíciles de persecución; la segunda lee en él un mensaje cifrado sobre le desenlace de la historia humana. La primera atiende más al presente; la segunda, al futuro. Probablemente las dos cosas son ciertas.

1.2 Lo cierto es que no puede negarse una dimensión de futuro al libro, pues en él mismo está escrito, como hemos oído hoy: "te mostraré lo que va a suceder después" (Ap 4,1). Ahora bien, debe quedar claro que esa revelación de lo que va a suceder no es un ejercicio de adivinación ni un modo de satisfacer curiosidades. Su sentido es teológico: quiere mostrar con especial claridad el reinado victorioso de Dios, incluso cuando las horas oscuras parecen hacerse eternas a nuestro alrededor.

1.3 Y lo primero que contempla Juan, el vidente, es un trono majestuoso y un homenaje de rendición y adoración. Dios reina; puede parecer imposible cuando padecemos las contradicciones y dolores de nuestro caminar, pero es verdad; siempre lo fue; siempre lo será: Dios reina. Sin esa clave de lectura, la historia humana se vuelve incomprensible y capaz de devorarnos con sus preguntas y contradicciones.

2. Aprovechar el tiempo presente

2.1 El pasaje del evangelio ofrece a su modo otro enfoque sobre el presente y el futuro. Un rey se va y anuncia retorno. Su retorno es futuro pero los negocios que ha dejado son presentes. Casi podemos decir que los ha dejado encargados del presente. Es la condición humana. Nada tenemos sino el presente. Podemos añorar o detestar, pero no alterar nuestro pasado; podemos desear o temer, pero no tocar nuestro futuro. Sólo tenemos el presente. Sólo el presente. Y en ese presente se juega nuestro futuro y nuestro destino entero.

2.2 Este texto del evangelio se parece mucho al de los talentos, pero hay una pequeña diferencia en el desenlace. En la parábola de los talentos nada se dice sobre aquel talento que había sido enterrado; en el pasaje de hoy, en cambio, sí se cuenta un destino para el dinero que no fue puesto a trabajar: "entrégenlo al que lo hizo producir diez veces más" (Lc 19,24). La extrañeza de quienes presencian la escena es ocasión de la respuesta que da aquel rey, y que sin duda Cristo quiere que escuchemos: "Les aseguro que al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene" (Lc 19,26).

2.3 Esta frase de Cristo resultaría incomprensible si se tratara de la distribución de los bienes entre los hombres. Mas aquí el sentido no es el de un deseo o mandato sobre el reparto de cosas, sino algo distinto. Notemos que el premio para cada administrador vincula su buena administración del dinero con el gobierno sobre ciudades. Ninguna ciudad puede quedar sin gobierno; ningún don de Dios puede perderse o escapar de su soberanía. Es posible que el sentido sea: ¿quieres reinar con Cristo? Tu oportunidad es el tiempo presente. Eso sí: ten en cuenta que lo que tú abandones no quedará abandonado.


[volver arriba]


[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: