[Volver al inicio]

Suscribirse al Boletín diario "Alimento del Alma" -> Haz clic aquí :-)
MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2020

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Noviembre 2020 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Martes, Noviembre 3 de 2020

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Martín de Porres (santo)

Fray José Saúl Hernández Archila, O.P. (cumple)

Luis Antonio Pacheco Escorcia (cumple)

Heiner Enrique Santa Muñoz (cumple)

César Fernández-Stoll (cumple)

Nelly Marín (cumple)

Nelly Pozo y Roberto Flores (matri)

Padre Germán Vera (orden)

Aura Martínez (difuntos)

José Santos Renee Fonseca (difuntos)


Para esta fecha hay 2 posibles celebraciones litúrgicas.
Haz click en el número para ir al esquema correspondiente:

Esquema: 1 2


Esquema No. 1

Tiempo Ordinario, Año Par,
Semana No. 31, Martes


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Se rebajó, por eso Dios lo levantó (Filipenses 2, 5-11)

Salmo

El Señor es mi alabanza en la gran asamblea. (Salmo 21)

Evangelio

Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa (Lucas 14, 15-24)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

2002/11/05


¿Por qué Cristo es la buena noticia para los pobres y excluidos?
6 min. 42 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2002/11/05


El amor de Cristo por nosotros siempre sale victorioso.
12 min. 6 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2012/11/06


Cuidado con descuidar los tesoros de Dios: tendrás que verlos florecer en otras partes.
4 min. 59 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2014/11/04


Meditación sobre el abajamiento de Cristo en su sacrificio de amor en la Cruz.
5 min. 2 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2018/11/06


Olvídate de las excusas y justificaciones porque no hay nada que Dios ignore y porque no hay ninguna imagen que puedas presentar a quien te conoce realmente.
4 min. 59 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas! ¡La gloria sea para Dios!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. El gran himno a la humildad de Cristo

1.1 Hoy estamos ante un texto precioso entre todos: el gran himno a la humildad de Cristo, que san Pablo nos ofrece en su carta a los filipenses. En este texto se entrelazan de modo misterioso, pero inseparable, el pecado, que engendra violencia y termina humillando al inocente, y la caridad, que engendra donación de sí mismo y termina volviéndose humildad sublime y también victoria admirable. Humildad, nacida de la caridad, que transforma a la humillación, nacida de la violencia, en fuente de gracia: este es el misterio que Pablo canta con palabras inmortales. Quizá las recibe de alguna comunidad cristiana de su tiempo.

1.2 La humillación se vuelve humildad. Es el amor quien lo ha hecho posible. Estábamos acostumbrados a que de la humillación nazca resentimiento, venganza, odio. Mas ahora nos volvemos a la Cruz de Cristo, y encontramos una humillación sin odio, sin venganza y sin resentimiento. Nuestra mente se confunde: ¿qué hay ahí? ¿Quién es ese que, humillado, no odia ni promete vengarse? No tiene el rostro vacío de la locura ni hay en su faz la inexpresividad propia del insensible. Sufre, no huye a la insensibilidad o a la enajenación, y sin embargo, no odia. Abraza en su silencio elocuente el misterio del mal que intenta aplastarlo. ¿Quién es? ¿Por qué hace eso?

1.3 La Cruz de Cristo, o mejor: Cristo en la Cruz revienta nuestros esquemas, desafía nuestra inteligencia, nos obliga a pensar de nuevo nuestras certezas sobre lo que es obvio, lógico o esperable en el ser humano. Cristo en la Cruz, es en primer lugar una inmensa pregunta, una gigantesca pregunta: ¿por qué? ¿Por qué el destino del inocente ha de ser la humillación? ¿Por qué el débil debe terminar triturado? ¿A quién sirve, a quién honra esa especie de ley que suprime la compasión y ensalza la rapiña? Y, en fin: ¿qué es más loco: padecer sin odio o lastimar sin razón? La locura de Cristo denuncia nuestras locuras, y su absurdo padecer acusa nuestro absurdo avasallar.

2. El humillado y los humillados

2.1 El evangelio de hoy trae nuevas paradojas y desafíos a nuestro sensato pensar y razonar. Tal vez la sublimidad del anonadamiento de Cristo nos cautiva a tal punto que perdemos de vista la relación que todo ello tiene con nosotros mismos y con la gente que nos rodea. Es aquí donde una corta narración nos presenta al mundo al revés: esta vez los excluidos han quedado incluidos, porque los que primero estaban incluidos se excluyeron a sí mismos.

2.2 Este relato, extraño pero maravillosamente fácil de fijar en nuestra memoria, tiene muchas aplicaciones: Israel era el primer invitado; en general, no creyó en el Mesías, entonces los gentiles tuvimos una ocasión de entrar al banquete. Otra aplicación: lo que dice Pablo a los corintios: "Considerad, hermanos, vuestro llamamiento; no hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte; y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es; para que nadie se jacte delante de Dios" (1Co 1,26-29).

2.3 Otra aplicación: mientras yo me considero fuerte, creo que no necesito de Dios; si, por el contrario, descubro en qué soy lisiado, ciego o cojo, ese mismo descubrimiento es mi tarjeta de invitación. Y una última aplicación del mismo texto: la sociedad en que vivo privilegia a unos y excluye a otros. Incluso desde el punto de vista de la fe y las costumbres. ¿Coiniceden esos juicios nuestros con la mirada de Dios? Tal vez no. Aunque, ¡cuidado!: pensar que todo juicio es farisaico también es un modo de excluir...

3. La humildad de la Cruz y la humildad de la Hostia

3.1. La Cruz y los pobres, o nuestras pobrezas son entonces dos expresiones de un mismo misterio, que en últimes alude al modo paradójico que Dios halló en su sabiduría para vencer nuestra necedad con su amor excesivo y con el derroche de su misericordia incomparable. Hay otro lugar, otro escenario, en que ese mismo exceso se hace presente y eficaz ante nosotros: la Eucaristía.

3.2. La Divina Eucaristía es absurdamente pequeña y pobre; parece inútil e ineficaz; muchos desprecian su misterio, muchos maltratan su pureza, muchos se burlan de su significado. Es decir: tiene todas las señas de Cristo en la Cruz, y tiene el mismo aspecto de los pobres de nuestras calles, caminos y veredas.

3.3 En la Hostia Santa se unen nuestra debilidad y la debilidad de Dios, que es amar. En Ella se encuentran nuestras llagas que sangran, y la sangre de Cristo que cura. Por Ella se oyen nuestros lamentos en el Cielo y las bendiciones de Dios en la tierra.


[volver arriba]


Esquema No. 2

Noviembre 0003
Memoria de San Martín Porres, OP
[En la Orden de Predicadores]


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Aprecien todo lo santo (Filipenses 4,4-9)

Salmo

El Señor es quien salva a los justos (Salmo 36)

Evangelio

Amarás al Señor, tu Dios, y a tu prójimo como a ti mismo (Mateo 22, 34-40)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1996/11/03


Martín de Porres, un Santo que evangelizó la humildad.
12 min. 38 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

1997/11/03


San Martín de Porres: la humillación convertida en humildad.
15 min. 43 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2000/11/03


San Martín de Porres, un espejo del Corazón de Jesucristo.
28 min. 32 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2011/11/03


Recuerdos autobiográficos sobre San Martín de Porres.
4 min. 27 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2012/11/03


El lenguaje de la caridad es el lenguaje que todos podemos entender.
4 min. 44 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2012/11/03


Alegría, humildad y caridad: virtudes muy propias de Martín de Porres, conforman una especie de "universal concreto."
11 min. 13 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2015/11/03


Pidamos la intercesión de San Martín para que en aquellas realidades nuevas que se están abriendo en esta época, esté la presencia viva de Dios con su Evangelio.
5 min. 36 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

8

2017/11/03


La humildad, la caridad y la alegría de San Martín de Porres abren puertas para nosotros, son ejemplo para que también abramos puertas para el corazón de Cristo en muchos hermanos.
4 min. 51 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

9

2017/11/03


Humildad, alegría y caridad son virtudes tan hermanas y tan unidas que raramente o nunca podrán encontrarse separadas porque se protegen y cultivan unas a otras.
41 min. 50 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

10

2018/11/03


El amor sin humildad fácilmente se convierte en un ídolo de placer, el amor con humildad se purifica y llega a alcanzar la altura de la verdadera caridad como la vivió San Martín.
6 min. 5 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

11

2020/11/03


San Martín siguiendo los pasos de Jesús conoció la discriminación y al igual que Él mostró cómo se supera: con reconciliación, alegría, serenidad, servicio y paz.
4 min. 9 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas! ¡La gloria sea para Dios!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Todo en contra

1.1 Las condiciones de cuna y de infancia de Martín de Porres tenían todos los ingredientes para crear y criar un resentido social. De raza morena, hijo ilegítimo, pobre de recursos, Martín tenía la combinación perfecta para renegar de su vida y detestar al resto de la humanidad. No fue así, y es importante ver en este hecho la raíz de su experiencia del amor de Dios y de la victoria de ese amor sobre todas las barreras que nos separan a los seres humanos.

1.2 A veces consideramos que la marginación o la injusticia tienen más poder del que en realidad tienen. El tamaño de un dolor o el tamaño de una ofensa no son cosas que puedan medirse en términos absolutos. A quien tiene poco amor cualquier carencia le resulta intolerable y cualquier agravio le resulta devastador. Aquel, en cambio, que ha recibido mucho amor y que lo ha cobijado en el alma, mira de otro modo las visitas del despojo o del sufrimiento.

1.3 Claramente, en el caso de Martín el amor hizo casa en su alma, de modo que los insultos o humillaciones no pudieron enfriar ni desocupar las riquezas que Dios había puesto primero.

2. Martín de la Caridad

2.1 Sin embargo, la razón por la que Martín es recordado e invocado más a menudo no es por esa fortaleza interior frente a la adversidad o la humillación externa sino por la inmensa obra de su caridad. Por supuesto, uno nota que las dos cosas van unidas: el mismo amor que le ayuda a uno a relativizar el tamaño de una ofensa lo mueve a uno a dar cuidado y afecto a los que lo necesitan.

2.2 Tres notas se destacan en la caridad que lleno la vida del humilde religioso. Su caridad fue constante, fue universal y llevó siempre el sello de la alegría.

2.3 La caridad es constante cuando no depende de episodios de filantropía o explosiones de sentimentalismo. La caridad es universal cuando hunde sus raíces en Dios, creador de todos y en quien todo lo creado halla su razón de ser. La caridad es alegre cuando la persona no se siente protagonista sino que más bien se mira como el primer beneficiado en el acto de amar.


[volver arriba]


[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: