Smam044a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

El primero de enero nuestra Iglesia Católica celebra a Santa María, Madre de Jesucristo Dios. María Madre de Dios es la festividad litúrgica más importante del calendario mariano y sin embargo es posible que esta celebración pase desapercibida para algunos porque las celebraciones del nuevo año civil y los encuentros y reuniones familiares pueden distraernos bastante; para nosotros, sin embargo que queremos estar atentos a la Palabra de Dios y al corazón palpitante de nuestra Iglesia Católica esta fiesta del primero de enero jamás puede pasar a segundo plano, y es que este año 2017 hay una razón adicional, una razón que apunta directamente al corazón Inmaculado de la Virgen María, este es el año en el que se cumple el primer centenario de las apariciones de Nuestra Señora, la Virgen María en Fátima, Portugal; desde el 13 de mayo de 1917 hasta el 13 de octubre del mismo año la Virgen se manifestó a tres humildes pastores de aquella región de Portugal; Francisco, Jacinta y Lucia pudieron extasiar sus ojos, contemplando la hermosura de la Virgen Madre de Dios. Pero es que además esta santa señora les habló sobre la gravedad del pecado, sobre conversión, sobre penitencia y sobre el rezo del santo Rosario.

El mensaje de Fátima está pues a punto de cumplir 100 años, precisamente en este año que estamos empezando, y es bueno que descubramos la actualidad permanente de Fátima, sólo quiero destacar una frase, la Virgen dijo a los pastores que era necesario rezar porque de otra manera Rusia extendería sus errores por el mundo; sabemos que precisamente por las fechas de Fátima, en lo que después fue la Unión Soviética estaba triunfando el modelo comunista ateo, un modelo que se impuso durante 70 años o más y que condujo no solamente a la desaparición del nombre de Dios en millones de personas, sino también a una persecución sistemática de todo aquel que no estuviera de acuerdo con el modelo comunista. A partir de la fuerza que tomó el comunismo en Rusia, luego se extendió a otros lugares como Vietnam, Corea del Norte que sigue siendo comunista, China con la lucha que llevó Mao Tse Tung y Cuba con la fuerza astuta e implacable de Fidel Castro. Así, que efectivamente el comunismo se extendió por todo el mundo, ese modelo que es al mismo tiempo económico, político y social.

Además de ese comunismo hay otro comunismo, lo que podemos llamar el neomarxismo, entendiéndolo como la aplicación del mismo esquema del comunismo que predicó Karl Marx pero utilizando otros puntos de partida, Marx básicamente lo que hizo fue hablar a la población más desfavorecida, hablar a los pobres para decirles: “ustedes no tienen nada que perder, sino sus cadenas, de manera que este es el tiempo de alzarse en rebelión contra la clase burguesa, contra los ricos, este es el momento de acabar con esa división que ha traído el capitalismo y ponernos en marcha hacia el paraíso comunista”. Este fue el mensaje que Marx trajo a estas multitudes, a estas masas de empobrecidos. Pero luego, los empobrecidos que vio Marx, los obreros, cambiaron en cada una de las aplicaciones del comunismo se va dando como una mutación, y entonces va cambiando la población a la que siempre se le quiere presentar como víctima y se le quiere decir: “yo represento tu futuro”; y a la que siempre se le predica: “debes odiar a los que te odian”. Por ejemplo Mao Tse Tung va a predicar ese mismo mensaje pero no a la clase proletaria, que era la que tenía Marx en mente al principio, sino que lo predica a los campesinos, a los minifundistas de China; y lo mismo va a suceder en otros lugares. Hoy el neomarxismo va a otros sectores de la población con ese mismo mensaje, por ejemplo el neomarxismo se hace presente hoy con la población homosexual, de modo que se quiere presentar este lenguaje a los homosexuales: “ustedes han sido siempre odiados, de manera que este es el tiempo de levantarse en rebeldía, los LGBT les vamos a defender sus derechos y ustedes y nosotros vamos a cambiar completamente la sociedad, empezando por los niños”; Mao Tse Tung se preocupó por los niños; Marx, Engels y Lenín querían acaparar la atención de los niños y por supuesto el nuevo lobby gay quiere adueñarse de los niños; es decir que estamos nuevamente con toda la situación de Fátima, estamos en este mismo combate y por eso es necesario que las armas que nos mostró la Santísima Virgen las utilicemos más que nunca, la oración en familia, la conversión, la penitencia, la unión con nuestros legítimos pastores.

Es necesario que entendamos que fuera de la Iglesia Católica no hay realmente quien pueda ofrecer verdadera resistencia al avance de ese neomarxismo que ahora toma la población homosexual. A otros sectores de la población también se les está coqueteando, por ejemplo los drogadictos ofreciéndoles: “mire, les vamos a legalizar lo que ustedes quieran”; o a los pederastas: “vamos a legalizar sexo con niños”. Simplemente es seducir, coquetear a sectores de la población para seguir utilizando el modelo marxista.

Fátima está en perfecta y plena actualidad y por eso es necesario que volvamos de todo corazón a la Santísima Virgen, guiados por ella, con un espíritu de profunda paz, de conversión y penitencia lleguemos hasta el último rincón del mundo. Amén.