Jsan004a

De Wiki de FrayNelson
Revisión del 17:55 3 abr 2007 de Fraynelson (Discusión | contribuciones) (New page: Fecha: 20010412 Título: La Hora de Jesus Original en audio: 6min.2seg. Amados Hermanos: Hemos llegado, después de una larga preparación, hemos llegado a la hora de Jesús...)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Fecha: 20010412


Título: La Hora de Jesus


Original en audio: 6min.2seg.




Amados Hermanos:



Hemos llegado, después de una larga preparación, hemos llegado a la hora de Jesús.


Jesús varias veces dijo: "Todavía no ha llegado mi hora". Por ejemplo, en las Bodas de Caná ( véase Juan 2 , 1-12 ), le dijo a la Madre, a María: " Todavía no ha llegado mi hora".


Varias veces intentaron apresarlo pero no pudieron, y el Evangelista dice: "Todavía no había llegado la hora".


Pero hoy el Evangelio nos sorprende: "Llegó la hora de pasar de este mundo al Padre" (véase Juan 13 , 1-15 ).


Lo que vamos a encontrar en esta celebración es una sóla celebración, que ocupa varios días: Jueves, Viernes, Sábado, Domingo. Pero es una sóla celebración.


Lo que vamos a encontrar ahí es la hora de Jesús, la hora decisiva, en que aparece la verdad de Jesús ; y esa verdad de Jesús está expresada en el servicio, en el amor, en la Eucaristía, en el sacerdocio, en el dolor, en la penitencia, en la muerte, en el silencio, en la gloria, en la Pascua, en la luz, en la Resurrección.


Estas son las palabras que nos van a acompañar durante esta celebración, que es una sóla, aunque sean varios días. Cada una tiene como un énfasis especial, pero es una sóla celebración.


Servicio, amor, Eucaristía, sacerdocio, dolor, penitencia, muerte, sepulcro, silencio, vida, gloria, luz, Resurrección: Ésa es la hora de Jesús.


Éso es lo que siempre celebramos en el Altar según las palabras que leímos del Apóstol San Pablo: "Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido. Que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, pronunció la acción de gracias y dijo: "Esto es mi Cuerpo"." (véase 1 Corintios 11 , 23-26 ).


Preparémonos entonces hermanos: Estamos entrando en la hora de Jesús, y es necesario que nuestro corazón esté particularmente abierto y nuestros ojos despiertos para recibir todo el amor.


Yo quiero terminar estas palabras con una expresión muy bonita que Dios le reveló a una santa dominica, Santa Catalina de Siena. Miren qué comparación tan bonita le dijo Dios: "En la Eucaristía está Dios entregándose, dándose a nosotros."


Es lo que le dice el sacerdote o el ministro a uno cuando recibe uno la Eucaristía; le dicen:"El Cuerpo de Cristo". Es decir, Cristo para tí, Cristo se entrega a tí.


Le decía Dios a Santa Catalina: "Siempre se entrega mi Hijo" , o sea Cristo, "siempre Cristo, mi Hijo, se entrega totalmente".


Pero cada uno recibe de acuerdo con su medida. Le dice: "Es como si cada persona llegara a la Iglesia con fósforos, con velitas, con cirios. El que lleva poquita fé y poquito amor, es como si llegara con un fosforito. Cristo es una hoguera de amor. Pero si uno llega donde Cristo con un fosforito, pues apenas se lleva dos fosforitos. Pero si uno llega donde Cristo con una velita, ya se lleva más que el que llegó con un fosforito".


Y es el mismo juego. Y el que llega con un cirio de estos, una veladora de estas, recibe más. Y el que llega con un cirio gigantesco ; es decir, el que llega dispuesto a que Dios lo incendie de amor, pues, se lleva una hoguera de amor para la casa. Y si alguien está ensopado de fé y de amor por Cristo, va a salir ardiendo de amor por Dios y por los hermanos.


Es el mismo Cristo, pero cada uno, de alguna manera, escoge cuánto se lleva para la casa.


Cristo se va a entregar, Cristo se ofrece a nosotros. Ésta es la hora de Jesús. Cristo se da a nosotros: ¡Qué maravilla! ¡Qué bendición!


Estemos dispuestos, llenémonos de fé, de santo deseo, de amor, de ganas de llevarnos ésa luz, ésa gracia y ése amor para nuestros hogares y para incendiar el mundo entero.