I274001a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Fecha: 20031009

Título: Busca el don del Espiritu Santo

Original en audio: [5 min. 12 seg.]


Queridos Hermanos:

Es tan gráfica, es tan impactante, es tan viva la descripción que hace Jesús en sus enseñanzas, que con razón quedó grabada en la mente de tantas personas.

Después que uno ha oído la historia esta, por ejemplo, del amigo que importuna al otro amigo a altas horas de la noche ¿a quién se le olvida esto? Eso queda grabado, eso queda muy adentro de nosotros, precisamente porque descubrimos que así somos.

Y esta es la grandeza de la predicación de Jesús que apela a lo que nosotros somos, a lo que nosotros estamos viviendo, y es maravilloso ver que a partir de esas realidades tan pequeñas, a veces tan mezquinas, Jesús logra enseñarnos quién es Dios, cómo es Dios, cuánto nos ama.

Eso es maravilloso, es realmente maravilloso. Y está enseñándonos Jesús sobre la oración, sobre el misterio de la oración, sobre el camino de la oración y nos enseña sobre todo a buscar las cosas buenas.

Permítanme que nos detengamos un momento solamente en la última frase del evangelio de hoy: "Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos..." San Lucas 11,13.

"Ustedes, que son malos..." San Lucas 11,13. Qué realismo pero al mismo tiempo qué compasión, porque está descubriendo algo bueno en media de esa maldad nuestra; en medio de esa deficiencia de bondad que tenemos, hay algo que permanece bueno, hay una huella de bondad en nosotros.

Pero lo más importante no es eso sino lo que sigue: "Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas, ¿cuánto más el Padre celestial les dará Espíritu Santo a quienes se lo pidan?" San Lucas 11,13.

Aquí hay una clara proporción: el ser humano es malo pero da cosas buenas; Dios, que es bueno, dará cosas infinitamente mejores, y eso que es infinitamente mejor es el Espíritu Santo, es el don del Espíritu Santo.

Indudablemente, Jesús con estas palabras quiere que nos enamoremos de la bondad infinita que hay en el Espíritu Santo, que nosotros entendamos que mejor que esos panes a media noche, que mejor que ese pescado, que mejor que esos alimentos, ese huevo, ese pan, ese pescado; mejor que todo eso, mejor que todo lo que estamos necesitando o podemos imaginar, infinitamente mejor es lo que Papá Dios quiere y puede darnos, y ese es el don del Espíritu Santo.

De manera que aquí hay una doble enseñanza:

Está la enseñanza de: “Pidan y se les dará” San Lucas 11,19, es decir, una enseñanza invitándonos a perseverar en la oración; pero hay algo también sobre qué pedir en la oración, cuál ha de ser el contenido.

Cristo nos está enseñando no sólo cómo orar sino nos está dando una clave discreta pero muy precisa sobre el contenido de la oración y nos está invitando, como explícitamente lo dirá San Pablo en la Carta a los Colosenses, a que busquemos los bienes de allá arriba.

Busca el Don del Espíritu, busca el amor por esencia, busca la vida que no acaba, busca aquello que hace inmortal tú día finito, busca aquello que hace perfecta tu obra tan pequeña o tan frágil, busca el don del Espíritu santo; eso es lo que nos está diciendo Jesús.

Hermanos, dejémonos enseñar por Jesucristo, dejémonos convencer por esta enseñanza, dejémonos mover por estas palabras y en el resto de esta celebración clamemos con amor, clamemos el don del Espíritu, recordemos a ese Jesús en Nazaret: "El Espíritu del Señor está sobre mí" San Lucas 4,18.

Como que quisiera enseñarnos a atribuir toda la bondad, todo el poder, toda la belleza de su obra a ese Espíritu que esta sobre Él, ese Espíritu que también quiere estar con nosotros, quiere reinar en nosotros, quiere hacer su obra en nosotros.