I114002a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Fecha: 19990617

Título: Las caracteristicas de un evangelizador

Original en audio: [4 min. 08 seg.]


Cuáles son las características de un evangelizador, lo podemos aprender y repasar una y otra vez en el Nuevo Testamento, sobre todo en la persona misma de Jesucristo y en los primeros y principales evangelizadores, es decir, los Apóstoles.

¿Cuáles son esas señales? Están descritas aquí: está el desinterés, el celo por la gloria de Dios, conocimiento, formación, doctrina suficiente.

"¿En qué soy menos que esos súper apóstoles?" 2 Corintios 11,5, decía San Pablo, viendo tergiversada la obra de la predicación; "en el hablar soy inculto, pero en el saber no" 2 Corintios 11,6. Tener doctrina, tener caridad, tener desprendimiento y pasión por la gloria de Dios.

Ahí está; con eso que se tenga, así haya alguna incultura, como lo había en San Pablo; así haya enfermedad, así haya alguna debilidad, pues Dios sabe suplir eso; pero estas otras cosas tienen que estar ahí presentes: el amor por la gloria de Dios, la caridad, el desinterés y la doctrina, una formación apropiada.

Armado con estas cualidades, armado con estas virtudes, San Pablo se lanzó a evangelizar todas estas regiones; lo más bello de todas estas cualidades es que tienen como su propia señal de madurez. Por ejemplo, ¿cuál es la señal de que se busca verdaderamente la gloria de Dios?

Ahí lo describe con una imagen esponsal; es como el que quiere desposar con Cristo a esa comunidad: "Tengo celos de vosotros, quise desposaros con un solo marido presentandoos a Cristo como una virgen intacta" 2 Corintios 11,2; ahí está la señal del celo y la señal del desinterés.

Nosotros trabajamos como si fuera para nosotros, pero es para Cristo; el trabajar tomando para sí los intereses y la preocupación de Cristo, es señal de celo y de desinterés.

Y en cuanto a la doctrina, dice aquí: "En el saber no soy inculto, lo he demostrado siempre y en todo" 2 Corintios 11,6; es lo mismo que dice la Primera Carta de Pedro: "Siempre dispuestos a dar razón de nuestra esperanza" 1 Pedro 3,15.

Pidamos a Dios, al término de estos días de reflexión, que haga de nosotros anuncio del Evangelio; que obre en nosotros de tal manera que también nosotros tengamos este celo, este desinterés, este amor a los hermanos y sobre todo esta pasión por la gloria de Dios.

Decía el Papa pío XI o Pío XII: "Doce Apóstoles cambiaron la faz de la tierra", les decía a un grupo inmenso de sacerdotes; "y nosotros sacerdotes, ¿cuántos somos?" Decía: "Doce Apóstoles cambiaron la faz de la tierra". Por eso, no nos preocupemos por el número, no nos preocupemos por los recursos, no nos preocupemos por lo que no se preocupan los Apóstoles.

Y preocupémonos sí por lo que sí se preocupan los que son de Cristo: tener formación, tener celo por la gloria de Dios, tener amor por la salvación de los hermanos y un gran desinterés.

Con eso, seamos muchos o pocos; tengamos muchos o pocos recursos, cambiará la faz de la tierra y apresuraremos la venida del Reino.