El Rosario 02: Abre tu Corazón a María

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

El Rosario Abre tu corazon a Maria

Tiempo: 29’49”

Abre tu corazón a María reza el Rosario, parece una invitación demasiado ingenua alguno dirá muy dulzarrona, muy azucarada y sin embargo, hoy más que nunca necesitamos abrir el corazón a la Santísima Virgen, porque sabes quién es Ella: “María es el Evangelio Realizado”, en ninguna creatura se cumplió tan perfectamente la voluntad del Padre, ninguna discípula mejor encontró Jesucristo, en ninguna persona humana ha reposado tan a sus anchas el Espíritu Santo como en María, el poder y la belleza del Evangelio residen en Ella y por eso el nombre que le puede dar nuestro corazón en esta noche es: “María tu eres Evangelio Realizado”, abrir el corazón a María entonces es aceptar que el Evangelio es real, es aceptar que no son solamente deseo, proyectos, planes, propuestas, denuncias, en todas esas palabras que acabo de decir hay algo que queda en el amplísimo margen de la posibilidad, hablar de las cosas buenas que podrían ser, hablar de cómo podríamos ser, hablar de lo que nosotros podríamos ser, se puede gastar tanto tiempo en esa clase de discursos.

Pero el Evangelio no es una colección de cosas que podrían ser, no es una colección de mandatos sobre lo que debería ser, no es el libro de los deseos lo que uno quisiera ser. Todo eso que propone el Evangelio se vuelve carne cuando encontramos una persona que lo vive, cuando encontramos una persona que ha entregado su existencia a Cristo a la gracia de Cristo, al poder de Cristo y esa es María, en María el Evangelio deja de ser ideal para convertirse en real, en María el Evangelio deja de ser una propuesta y se convierte en una respuesta, en María el Evangelio deja de ser un deseo lo que podría, lo que debería, lo que se quisiera y se convierte en una realidad.

Podríamos recorrer las páginas del Evangelio y encontrar los preceptos de Nuestro Señor Jesucristo y sus dulces mandatos y veríamos que cada uno de ellos se ha realizado en la vida de María hasta los más fuertes, hasta los más exigentes, hasta los que parecen imposibles para nuestra naturaleza. Dice Jesucristo por ejemplo que amemos a nuestros enemigos y que oremos por ellos y ahí está Nuestra Señora la dolorosa a los pies de la Cruz hecha una sola intercesión amarrada con un mismo lazo de amor al Cristo que padece, Ella ha realizado esa palabra de amor de intercesión por los enemigos está ahí. Dice Nuestro Señor Jesucristo: “orad sin cesar” ordena a sus apóstoles, “suplicad la venida del paráclito” ¿Quién es la primera que está cumpliendo ese precepto? Seguramente animando, acompañando, cuidando la familia de Jesús: Ella junto con los Apóstoles unida en la plegaria intercede viviendo para el colegio de los Apóstoles y también para sí misma pero sobre todo para la iglesia naciente el don del Espíritu, Ella cumple eses mandato. Nos dice Nuestro Señor Jesucristo que cuando oremos debemos decir al Padre Celestial [[ ]]“Hágase tu voluntad” y ¿qué palabras encontramos en María cuando el Ángel se le aparece, cómo habla María [[ ]]“aquí está la esclava del Señor hágase en mí según tu Palabra” la vida de Ella cada día de María es una página del Evangelio, por eso, María es Evangelio realizado.

Cuando nosotros le abrimos el corazón a María abrimos el corazón al Evangelio como una realidad como una verdad que se propone no desde la abstracción y la teoría sino desde lo cotidiano lo concreto lo vivido, esa es María y ese es también el primer punto de meditación hoy. ¿Qué significa abrirle el corazón a María?, significa abrir el evangelio como una propuesta que puede ser vivida, como una realidad que se ha encarnado en una persona concreta María de Nazaret, eso significa abrir el corazón a María.

Hay un pasaje del Evangelio que nos ayuda para el segundo punto de meditación en este día, precisamente en el momento culminante de su misión profética, cuando Jesús está en la cruz pronuncia estas palabras que si las meditamos encontraremos profundas y quizás difíciles sobre todo para Ella, le dice Jesús a Ella[[ ]] “Ahí tienes a tu hijo” ese hijo era Juan el Evangelista el discípulo amado y le dice a este discípulo [[ ]] “Ahí tienes a tu Madre” y el texto Evangélico continúa diciendo “Desde ese momento Juan recibió a María en su casa” Juan abrió el corazón abrió su casa a María ¿Tu casa está abierta a la Virgen?, ¿Las habitaciones de tu casa están abiertas a Ella?, si María se pasea por tu casa, si Ella recorriera tu casa en este instante ¿cómo se sentiría Ella y como te sentirías tu?, ¿Puede Ella recorre la Biblioteca de tu casa, mirar lo que hay ahí todo se puede ver o hay que esconder unos cuantos libros? ¿Hay libros de brujería?, ¿Hay libros obscenos?, ¿María puede sentarse a ver la televisión contigo? Eso es recibir a María. ¿María puede ver las telenovelas que tu miras, los programas que tu miras cuando a altas horas de la noche tu mueves los canales del televisor María podría estar ahí sentada a tu lado, a Ella le gustaría lo que tu miras?, ¿Te has sentado a escuchar música con María?. Es que esto es real, esto es de verdad nuestra vida cristiana no es un conjunto de idealizaciones es vida precisamente.

Algunas veces veo a algunos adolescentes sobre todo amiguitas que andan con estos aparaticos reproductores de música mp3 o mp4, ipod, cosas de esas, eso tiene unos audífonos con alguna frecuencia hacen esto; como son dos audífonos entonces una de las niñas se pone un audífono y la otra niña se pone el otro audífono y van caminando por la calle o lo que sea y van oyendo la misma música, ¿Harías eso con María, María puede oír la música que tú estás oyendo?, ¿Le gustan las letras de esas canciones, te sentirías a gusto con Ella?, ¿Cundo vas al cine, cuando sales de paseo, cuando hablas con tus amigos o tus amigas ahí cabe María? O es que acaso cuando entras en el bar tienes que decirle Virgen quédese allá en la Basílica que ahora toca mi turno unas politas, unas cervecitas, este tiempo es para mí usted quédese allá en la Basílica Virgen María, usted métase a la sacristía Virgen María que ahora me voy a conectar a internet y lo que voy a ver en internet a usted no le va gustar.

El lema dice: Abre tu corazón a María y yo pregunto cuando uno entra si es que entra al bar al cine al internet a donde entre, ¿Uno deja el corazón en alguna parte?, pues no el corazón uno lo lleva a todas partes. Abrirle el corazón a María es darle el permiso a ella de que acompañe nuestra vida tal cual sucede, como dulce presencia de Dios, como recordatorio amable, profundo, a veces incómodo de la santidad, sin la cual nadie verá a Dios nos dice la escritura. ¿Quién eres tú, qué clase de Cristiano eres tú?, ¿Eres de esos Cristianos que le dicen a la Virgen ven a mi casa porque tenemos un enfermo, ven!; “Dios te salve María llena eres de gracia”, ven que tenemos un enfermo. Ye se curó el enfermo, ahora vamos para una fiesta, vete María, vete!, ahora la fiesta es para nosotros, invitamos a María para que nos ayude a conseguir trabajo para que nos ayude a curarnos de las enfermedades, para que nos saque de la tristeza, la depresión y de los problemas, pero la quitamos, le decimos ahora ya no te quiero, ahora devuélvete a la Basílica, ahora devuélvete al cuadro, ahora devuélvete a la sacristía, ahora escóndete en una capilla, ahora no quiero que me mires.

María es “Evangelio realizado” puede caminar María junto a ti un día completo, oír tus chistes, cuando te reúnes con tus amigos seas tú hombre o mujer, porque María es Madre de todos, no solamente madre de las Damas del Santuario de la cual es Madre por supuesto, María es Madre de todos, amiga de todos, Maestra de todos, ¿María puede pasar un día contigo?. La presencia de María en nuestra vida es una invitación suave pero increíblemente persistente hacia la Santidad y por eso han dicho varios Santos entre ellos San José María Grigñon de Monfort que parece señal de predestinación a la gloria el tener amistad y dulce trato con la Virgen, ese es el segundo punto de nuestra meditación.

El primer punto era María es “Evangelio Realizado” Ella muestra que el Evangelio es posible porque lo vivió enterito, recibir a María en el Corazón es recibir el Evangelio como una realidad y no solamente como un ideal, como un proyecto; ese es el primer punto.

El segundo punto es tomemos en serio la presencia de María y recorramos el día, recorramos la casa, recorramos la ciudad y preguntémonos en dónde cabe María y de dónde la hemos sacado.

Mi tercer y último punto va dirigido con todo respeto a aquellos cristianos que se dicen Cristianos, que se ponen un título muy grande y dicen: “Ahora soy Cristiano, me convertí y me volví Cristiano”, a esos que se ponen el título grandote de Cristianos pero que dicen que María es un estorbo y que hay idolatría hacia la Virgen, a esos quisiera decirles con todo respeto de dicar este tercer y último punto de meditación del día de hoy, a esos amigos yo les hago esta respetuosa pregunta, ¿Por qué te estorba María?, ¿Qué te hizo Ella?, ¿Cuál es tu problema con la Virgen?, ¿Cuál es tu gran conflicto con ella?, ¿Qué es lo que te estorba de ella?. Seguramente un Cristiano no Católico me diría: “Hay un solo mediador entre Dios y los hombres que es Jesucristo y cuando ustedes Católicos andan arrodillados delante de imágenes y están pidiendo la intercesión de los Santos, ustedes están negando la Escritura, ustedes están quitándole a Cristo el puesto que le corresponde y eso es idolatría y la idolatría la prohíbe Dios y por eso nosotros no vamos a ser idólatras de la Virgen”, por supuesto el tema de Nuestra Novena del día de hoy es abre tu corazón a María, yo me imagino que uno de estos Cristianos no Católicos lo que puede sentir es: “Estos curas ahora están proponiendo idolatría descarada”, pues vamos a ese punto, no lo vamos a rehuir, vamos a mirar si María es un estorbo que nos aparte de Jesucristo o es una ayuda que nos lleva hacia Jesucristo y así resolveremos ese problema, porque hasta donde yo entiendo se llama ídolo aquello que nos aprata de de Dios, aquello que nos aprta de Cristo, aquello que nos aparte del Evangelio.

Miremos ahora si la Santísima Virgen María presente de tantos modos en nuestra vida y por ejemplo aquí en la historia de nuestro amado Chiquinquirá, miremos si María es un estorbo o es una ayuda, miremos si ella es un obstáculo que tapa a Cristo o si ella es como una lente de aumento que destaca lo que Cristo quiere darnos, miremos si María es una barrera que nos impide mirar a Cristo o es una suave invitación que nos lleva al corazón del Evangelio y al corazón mismo de Cristo y creo que con casi solo plantear la pregunta ya se tiene la respuesta, miremos lo que sucede nada más aquí, viene la gente a esta hermosa Basílica porque sabe que ha sucedido un acontecimiento hermoso, la renovación de este lienzo hace casi más de cuatrocientos años, muchas personas vienen quizá algunas por puro turismo o por pura curiosidad, llegan aquí y encuentran la imagen por supuesto, ahí está y ¿qué más pasa en esta casa?, pasa que se lee este libro, este libro un libro rojo deteriorado; parece que el sindico anterior no invirtió suficiente dinero en los libros, este libro está deteriorado, por ejemplo usted puede ver como está levantado aquí, usted puede ver como las páginas están desgastadas, ¿por qué se ha desgastado este libro y qué contiene?, este libro tiene un título, aquí dice: leccionario, ¿qué será lo que significa la palabra leccionario?, leccionario viene por supuesto del latín, viene de lectio, lectio (verificar escritura) significa lectura, ¡Oh! descubrimiento es un libro de lecturas, la gente viene a la casa de la Virgen y se encuentra con un libro de lecturas, ¿cuáles lecturas, las fábulas de Esopo?, no, no son las fábulas de Esopo; ¿La crónica de la guerra en Galia por Julio César?, tampoco, ¿Un libro de chistes?, no; ¿De dónde salen estos textos?, salen de la Palabra de Dios, venimos a la casa de María, nos sentamos en la casa de María y nos leen La Palabra de Dios en la casa de María se lee y se explica La Palabra de Dios y esta Basílica tiene muchísimos años y en este púlpito han predicado muchísimos sacerdotes, diáconos, obispos y todos ellos han predicado la Palabra de Dios, en la casa de María, Ella es como una anfitriona tímida yo la veo tan linda recogidita allá, tímida como en su cuartico, allá en su camerín, Ella se retrae y cuál es la Palabra que se escucha es La Palabra de Dios.

¿Cuál es el gran estorbo que hace la Virgen?, eso no es un estorbo Ella lo que ha hecho es inspirarnos para que tengamos una casa grande donde se escucha la Palabra de Dios, además, aquí en esta casa de la Virgen; eso es lo que significa la palabra Basílica, Basílica quiere decir la casa del Rey o la casa de la Reina, Basileos (verificar escritura) en Griego en griego significa Rey. La Basílica es la casa de la Reina, pues en la casa de la Reina la Reina es como tímida me parece a mí, se queda calladita, que hable Cristo, que se oiga a Cristo, que se obedezca a Cristo, por Dios ¿Cuál es el estorbo que hace esta Señora?, como se puede decir que es un estorbo sino Ella no hace sino invitarnos para que se oiga la Palabra de Dios y ¿sabe por qué está desgastado este libro?, porque se usa por eso está gastado no es por irresponsabilidad del sindico y entonces ¿Ese es el estorbo?.

¿Qué más hace la gente aquí, escuchan la Palabra de Dios y qué más pasa?, pasa que celebramos algo maravilloso celebramos la Eucaristía y ¿eso quien se lo inventó. Se lo inventó por ahí un Papa, se lo inventó u obispo, se lo inventó una monjita?, yo leo en la Palabra de Dios lo siguiente: [[ ]] “Jesús se reunió con los Apóstoles y tomando pan dio las gracias lo partió y los dio y les dijo: Tomad y comed esto es mi cuerpo, haced esto en conmemoración mía”, es un mandamiento y ese mandamiento no viene de ningún Papa, ningún misionero, ningún Obispo, viene de Jesucristo, la Basílica ¿por qué se celebra la misa?, porque le hacemos caso a Jesucristo ¿algún problema?. María nos presta su casa para que celebremos la cena del Señor, para que se cumpla el mandato del amor, ¿para que recibamos a quién?, cuando vamos a comulgar ¿qué nos dicen el cuerpo de María?, no, ¿qué le dicen a uno?, el cuerpo de Cristo. En la casa de María le hacemos caso a Cristo y nos comemos porque El así lo mandó en un derroche de amor nos comemos el cuerpo de Cristo, Cristo, Cristo, por eso, si yo me quiero llamar Cristiano, me parece que lo normal es oír la Palabra de Cristo, hacerle caso al mandato de Cristo y come el cuerpo de Cristo y el cuerpo de Cristo a ¿quién mandó el Señor a quién encomendó el Señor?, a sus Apóstoles y después de ellos a sus sucesores y por eso la Eucaristía no la consagra cualquiera eso lo quiso Cristo así, entonces, si una persona si un señor se reúne con sus amigos y toma por ahí algunas tostadas, algunos calados, algunas mogollas o algún pan tajado y dice “este es el cuerpo de Cristo” ahí no sucede nada, es Cristo el que ha querido que haya esas personas que a pesar de nuestra indignidad tenemos el encargo maravilloso de presidir en la fe al pueblo de Dios y celebrar los sacramentos, si yo quiero ser Cristiano, si yo me quiero poner el título grandote “Cristiano” tengo que cree en la misa, tengo que creer en los sacerdotes porque está en la Biblia, porque así lo mandó Cristo y / dónde sucede todo eso? , en la casa de la Reina, en la Basílica, en la casa de María. Yo creo que no necesitamos más ejemplos.

¿Por qué es importante recibir a María?, porque ella en lugar de estorbar cuanto ayuda yo creo que cuando estábamos haciendo ese recorrido imaginario de María caminando por la casa o María acompañándolo a uno durante todo un día, no es verdad que sentíamos que exigente sería eso y si es verdad es muy exigente, es exigente porque Ella como nadie cumplió el primer mandamiento de la Ley de dios amar a Dios sobre todas las cosas, su gran mandamiento se resume en estas palabras [[ ]] “Haced lo que El os diga”, como se va decir que ella es un estorbo, como se va decir que Ella es un ídolo, Ella lo que es, es la mejor discípula, lo que es, es la mejor transparencia del Evangelio, la invitación más atrayente para obedecer y para amar a Cristo, por eso yo hoy te invito, abra tu Corazón a María, recíbela, yo también quiero recibirla, recíbela como amiga tuya.

Mis últimas palabras son especialmente para los jóvenes, recibe a María, aún más, para las jóvenes, recibe a María hay otros modelos de mujer que te pueden llevar por sendas muy extrañas, muy sucias, muy tristes, abra tu corazón a María Ella es la bendita entre las mujeres, si eres mujer y especialmente si eres mujer y eres joven abre tu corazón a María, encuentra en ella a tu hermana mayor, encuentra en Ella tu mejor amiga, encuentra en ella tu maestra, tu Madre, aquella que está más cerca, aquella que te enseñará a respetar tu propia dignidad y a que otros te la respeten, aquella que te enseñará a ser verdadera ciudadana, verdadera esposa, verdadera madre si esa es tu vocación, verdadera consagrada, verdadera religiosa si esa es tu vocación.

Vamos a recibir a María como Jesús nos la entrega: “Ahí tienes a tu Madre”. [[ ]]