Cruz007a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Fecha:20110503

Título: La Cruz de Cristo nos revela la maldad y la gravedad de nuestro pecado

Original en audio: 4 min. 43 seg.


En general, el calendario litúrgico en nuestra Iglesia Católica es bastante universal, y con esto quiero decir que se tienen las mismas celebraciones prácticamente en todo el mundo.

Pero hay unas cuantas excepciones, y hoy, tres de mayo, tenemos una de esas excepciones. Sucede que en la mayor parte de América hoy se celebra la Exaltación de la Santa Cruz; esta fiesta, en cambio, se cebra el día catorce de septiembre en la mayor parte de Europa y en otros lugares del mundo.

Es decir, se da esta excepción: el tres de mayo nosotros en América tenemos la Exaltación de la Santa Cruz, y en Europa y otras partes pues esta fiesta está en una fecha distinta, lo cual significa que el tres de mayo en Europa y en otros sitios es sencillamente el martes de la segunda semana de Pascua.

Pero la brevísima reflexión que quiero compartir aquí corresponde a lo que celebramos en América, es decir, el lugar que tiene la Cruz.

La primera lectura, tomada del libro de los Números, nos recuerda aquella escena extraña, en la cual el pueblo después de rebelarse muchas veces contra Dios, tiene que experimentar una especie de derrota; serpientes venenosas acechan a los israelitas y no pocos mueren, son atacados por estas serpientes, que por supuesto los muerden y así varios de ellos fallecen.

Entonces el pueblo cae en cuenta de que se ha rebelado contra Dios; y Moisés recibe de Dios, cuando intercede por el pueblo, una instrucción muy peculiar: sucede que hay que hacer una serpiente de bronce, de modo que los que son mordidos por las serpientes, levantan la mirada hacia la serpiente de bronce, y así son curados.

Este modo de obrar de Moisés indudablemente nos parece extraño, pero si lo analizamos mejor tiene una cierta lógica, porque la serpiente es aquel animal que tiene como gran arma obrar de modo astuto y escondido. Entonces la serpiente de bronce en realidad está sacando a luz lo que está oculto, está sacando a luz lo que está escondido.

Podemos decir de una manera alegórica que esta serpiente de bronce es algo así como la acción de desenmascarar el mal. A través de ese gesto el mal queda a la luz, el mal tiene que presentarse tal cual es.

Y esto fue lo que sucedió en la Cruz de Cristo. Nosotros muchas veces no caemos en cuenta de la gravedad de nuestros pecados, incluso hay una cierta tendencia a considerarnos inocentes y a pensar que somos buenos sencillamente porque no somos malos, entonces si no soy malo pues se supone que soy bueno.

Pero este episodio, que no es episodio simplemente sino que es el centro de la misión de Cristo y es el lugar de la revelación más pura de Dios; es decir, lo que sucede en la Cruz de Jesús nos está mostrando la gravedad del pecado; contemplando las Llagas de Cristo estamos mirando ciertamente el perdón de Dios, pero también estamos desenmascarando el mal.

Es decir, el mal aparece con si propia dimensión, con su espantosa capacidad de daño en las Llagas de Jesucristo. De modo que ahí está desenmascarada, ahí está en toda su realidad la serpiente, ahí está lo que el pecado hace a la humanidad.

Bendita entonces la Cruz de Cristo, que para nosotros ya no es signo de derrota sino que es signo de victoria, como lo fue también para los israelitas. Mucho más perfecta la victoria en Jesús, por supuesto, porque se trata ahora de la victoria sobre todo aquello que tenía poder de maldad en nuestras vidas.

¡Alabado sea jesucristo!