Ao17006a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Fecha: 20110724

Título: Pedir en la oracion que venga el Reino de Dios es pedir que Él reine, que su designio, su plan, su voluntad se cumplan

Origina en audio: 4 min. 38 seg.


¡Feliz domingo! Domingo, día del Señor. Primero entre todos los días. De hecho, los judíos llamaban al domingo el primer día de la semana. Para ellos era el comienzo de una nueva enumeración, para nosotros es primero sobre todo, porque Cristo va primero que todos, y porque de la resurrección de Cristo, que es el tema fundamental del domingo, brota todo cuanto creemos los cristianos.

Hoy tenemos, en la primera lectura, una especie de elección, una opción: se trata del rey Salomón. Dios le hace esa propuesta que tal vez todos quisiéramos escuchar: "Pide lo que quieras" 1 Reyes 3,5. Hay tantos chistes incluso que hablan de eso. Se supone que al frotar una lámpara sale un genio y entonces dice: "Cumpliré tus deseos".

Algo parecido, pero mucho más profundo, es lo que acontece a Salomón en los sueños. Dios le dice: "Pídeme lo que quieras" 1 Reyes 3,5 , y Salomón escoge un don extraño: él quiere un corazón que esté lleno de la sabiduría de Dios. Otra manera de contar esta historia es ue Salomón quiere un corazón que sepa escuchar.

Las dos cosas van relacionadas. el corazón que sabe acoger la Palabra de Dios, es corazón que se vuelve sabio; el corazón que sabe acoger los signos de los tiempos, los dolores de nuestros contemporáneos, sus angustias, sus preguntas, sus esperanzas, sus deseos, ese corazón también camina hacia la sabiduría.

O sea que hay una gran relación entre la escucha y la sabiduría. Y eso es lo que pide Salomón. Considera que es más precioso ese don, que todos los otros: más preciosos que una vida de placeres, más preciosos que vencer sus enemigos en la guerra, más precioso que todas las riquezas que pudieran amontonarse en su palacio.

Y este que poner la sabiduría, y por tanto, la voluntad de Dios en primer lugar, es lo mismo que aparece en el Evangelio con un tono mucho más narrativo; se trata del evangelio según San Mateo, capítulo trece. Y lo que encontramos es una rápida sucesión de parábolas donde Jesús nos habla del valor del Reino de Dios.

Aquel que encuentra el Reino de Dios es como el que encuentra un tesoro en un campo, vende todo lo que tiene y se hace con ese campo. Es decir, ese tesoro le resulta preferible a todas las cosas, a todo lo que tenía, a todo lo que andaba buscando.

Pues, ahí se ve la relación la historia de Salomón: así como Salomón puso en primer lugar la sabiduría y en primer lugar el querer y la voluntad de Dios, porque eso es ser verdaderamente sabio, así también en el evangelio se trata de escoger el Reino de Dios, y escoger el Reino de Dios es escoger que Dios reine, que sea lo de Él, que sea su voluntad, su designio, su plan lo que se cumpla.

¡Qué unión tan perfecta, al mismo tiempo, qué evolución tan hermosa entre Salomón y el evangelio. Salomón pide el don de la sabiduría, nosotros pedimos el Reino de Dios, lo pedimos especialmente en el Padre Nuestro. "Venga a nosotros tu Reino". Esa oración es un recordatorio permanente de hacia dónde debemos orientarnos si queremos encontrar la plenitud que sólo Dios puede dar.