Ao04006a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Fecha:20110130

Título: ¿Qué significa la expresion "pobres de espiritu"?

Original en audio: 4 min. 27 seg.


Todos los días nos alimenta nuestra Madre la Iglesia, pero para los domingos nos prepara siempre un gran banquete: banquete de la Palabra y banquete de la Eucaristía.

Nosotros los cristianos vivimos de Cristo, vivimos de su Palabra, que ha impregnado todas las áreas de nuestra vida; y vivimos de su Cuerpo y de su Sangre, prenda de nuestra redención definitiva, de nuestra resurrección también.

Hoy, por ejemplo, ¡qué banquete, qué maravillosa concordancia entre las tres lecturas! La primera, tomada del profeta Sofonías, con breves versículos de los capítulos dos y tres; la segunda, del Apóstol San Pablo, en el capítulo primero de la Primera Carta a los Corintios; la tercera lectura, el evangelio, es el gran documento del cristiano, lo que se ha llamado "La Carta Magna" de nuestra fe cristiana, las bienaventuranzas.

Estas bienaventuranzas son el comienzo de un discurso más amplio que llamamos "El Sermón de la Montaña". Pero en este momento quisiera yo que nos centráramos solamente en ese texo y, sobre todo, en el pórtico, en el saludo inicial: "Dichososos los pobres en le espíritu, -o pobres de espíritu-, porque de ellos es el Reino de los Cìelos" San Mateo 5,3.

Fíjate que no es tan fácil traducir esta expresión, ¿qué quiere decir "pobres en el espíritu"?San Mateo 5,3, ¿que tiene poco espíritu? ¿Qué quiere decir "pobres de espíritu"? San Mateo 5,3, ¿qué son apocados, atontados, pusilánimes? ¿Qué quiere decir "pobres en el espíritu"? San Mateo 5,3.

¿Quiere decir que externamente tienen muchas riquezas y muchas comodidades, pero por dentro, sin embargo, es decir, en su fuero interno, en su convicción interna, se reconocen pobres?

Resulta un poco difícil, ¿cierto? Responder a estas preguntas, pero para eso están las otras dos lecturas que, repito, tienen una hermosa concordancia con el evangelio.

El profeta Sofonías nos habla también de un "resto" Sofonías 3,12-13, nos habla de un "resto pobre y humilde" Sofonías 3,12, y la gran característica de estos, que van a ser los supervivientes de la gran catástrofe que es el destierro, los supervivientes del destierro, los pobres y los humildes, son aquellos que han aprendido a poner su esperanza en el Señor, han aprendido a confiar en Dios.

No tienen entonces su esperanza en sus propias riquezas, en sus talentos, en, por ejemplo, sus recursos, sus amistades, su capacidad de influir, su poder político; se han despedido de todo eso, saben ser sanamente desconfiados de todo ello y saben apoyarse en Dios, han encontrado en el Señor su fortaleza.

Y estos son los que van a ser bienaventurados, estos son los que, a ojos del mundo, están descartados pero, a ojos de Dios, son la materia prima para la manifestación más maravillosa de su gloria.

Y luego tenemos el capítulo primero de Primera Corintios, donde San Pablo verifica e invita a que nosotros también verifiquemos que también en nuestro propio tiempo, también en nuestra época, con mucha frecuencia, son los más humildes y los que el mundo desprecia, los primeros que llegan a entender la perla preciosa del Evangelio.

Si somos entonces de los necesitados, de los pecadores arrepentidos, de los que hemos aprendido a desconfiar sanamente de tantas cosas y tantas arrogancias de esta tierra, y hemos aprendido a confiar en el Señor, para nosotros es la alegría del Evangelio, para nosotros es Jesús el Salvador.