Agnosticismo

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Teología

Literalmente, agnosticismo es afirmar que no puede afirmarse nada, usualmente en lo que atañe a cuestiones de filosofía o sobre todo, de religión.

Podemos decir que el agnosticismo es el hijo esperado de la angustia por la certeza, rasgo tan propio de la Modernidad. La mente, frustrada en el esfuerzo de alcanzar un piso firme, toma como única firmeza que ciertos temas no deben discutirse o que ciertas afirmaciones carecen de sentido. Se dan así dos tipos básicos de agnosticismo: el agnosticismo "débil" o "social," y el agnosticismo "fuerte" o "filosófico."

Agnosticismo débil

Lo propio de esta forma de agnosticismo es su fácil entrada en la vida social. No se le llama "débil" como si careciera de influencia o como si fuera algo pasajero, sino solamente con la misma connotación con la que, en el contexto de la Postmodernidad se habla de "pensamiento débil."

El agnosticismo débil es aquel que proscribe que la convicción es enemiga de la convivencia y que la tolerancia implica que se traten como equivalentes las más diversas opciones en materia de religión y de moral. Es altamente paradójica la selección de qué se considera aceptable y qué no, sin embargo. Hay también incoherencias graves en cuanto a las reacciones que se toman frente a unos u otros hechos.

El nombre general que recibe el espacio de temas de lo que se puede hablar es lo políticamente correcto. Para ser aceptada en el medio social, una persona debe mantenerse en el margen de esos temas, y en cada uno de ellos, debe saber qué opiniones son apropiadas y cuáles no. Sobre los temas no incluidos ha de declararse agnóstico, o si acaso, presentar su postura como una opinión entre muchas posibles.

Según todo esto, el agnosticismo débil viene a proponer algo como el siguiente esquema:

  1. Temas velados, p.ej.: si la vida tiene un sentido; o qué sucede después de la muerte.
  2. Temas vetados, p.ej.: si una raza es mejor que otra; o si existe el derecho a abortar.
  3. Temas con escogencia múltiple pero limitada, p.ej.: lo que uno decida de la propia sexualidad; adónde se vive mejor; si hay un Dios.
  4. Temas de escogencia obligatoria, p.ej.: el derecho de cada persona adulta a decidir por sí misma lo que le conviene.

Es claro que existe una relación estrecha entre los temas 1 y 3, por un lado, y los temas 2 y 4, por otro. En algunos ambientes, especular sobre la reencarnación puede ser un tema "tipo 3," algo que se escucha como quien oye opinar sobre lo que será la moda en el otoño siguiente; en otros ambientes, en cambio, la sola propuesta de algo así sería saludada con fastidio. Lo mismo entre 2 y 4; hay ambientes en que el "derecho" a abortar es algo que no se pone como tema de discusión por la sola certeza de que producirá amargas disputas; sin embargo, en otros ambientes parece ya tan obvio que existe el derecho a abortar que parece de escogencia obligatoria respaldar esa postura.

El agnosticismo débil o social tiene su lugar natural en los medios de comunicación, lo cual añade una severa complicación al problema de la búsqueda de la verdad: pasa a menudo que lo verdadero es políticamente incorrecto, o sencillamente arduo de discernir o defender. Esta dificultad queda bien subrayada con la expresión que ha usado varias veces el Papa Benedicto XVI, a saber, la tiranía del relativismo.

Agnosticismo fuerte