7pa4001a

De Wiki de FrayNelson
Saltar a: navegación, buscar

Fecha: 19960405

Título: Unir nuestra Cruz a la de Cristo y orar con El cuando nos sintamos abandonados por Dios

Original en audio: 2 min. 48 seg.


Las palabras que dice Nuestro Señor, expresión sin duda de su supremo dolor, son palabras de un salmo,palabras del salmo veintidós. Cómo impresiona pensar que Cristo en la Cruz, muriéndose, estaba orando, repetía salmos.

La mente seguramente obnubilada por el calor, por la sed, por el dolor, por la angustia, por la soledad; sus oídos ofendidos por los insultos; sus ojos ofendidos por el grotesco espectáculo de la soldadesca y del terrible dolor de su Madre; sus miembros ofendidos por la tortura, ¿qué hace Cristo en la Cruz? Ora, hace oración.

Está suspendido entre el cielo y la tierra, y por eso la palabra que ahora le escuchamos: "Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" San Mateo 27,46, es al mismo tiempo el grito que nuestra tierra le hace al cielo, pero es también la respuesta que vendrá del cielo a nuestra tierra.

Cristo en la Cruz es la mirada quizás desesperada del hombre para Dios, pero es la mirada siempre piadosa de Dios para el hombre. Ojos benditos de Cristo que son una doble ventana por la que Dios sabe mirar al hombre y por la que el hombre puede mirar a Dios.

Hermano, hermana, une tu dolor, une tu soledad, une tu cruz a esta Cruz de Cristo. Toma sus palabras, aprópiate de esas palabras, y si alguna vez sentiste el abandono de Dios, haz lo de Cristo: orar, orar con Él. Por esos ojos, por esas ventanas, Dios te mirará y tú podrás ver a Dios.