Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2019

La reproducción de estos textos y archivos de audio, para uso privado o público,
está permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Abril 2019 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Lunes, Abril 15 de 2019

Para tu oración en este día:

Clasificación del Evento

Referencia

- santo

San Telmo, Presbítero

Nació en la Villa de Frómista, cerca de Palencia, por el año 1180, de padres muy cristianos y familia distinguida.

Fue bautizado en la Parroquia de San Martín y le dieron el nombre de Pedro González, aunque después sería cambiado por Telmo.

Esto último, debido a que todos los que de una u otra manera trabajan en el mar, lo tomarán como Patrón y poderoso Intercesor ante el Señor.

Estudió en la Universidad Palentina, -tan famosa entonces- ; y pronto llamó la atención por sus cualidades para los estudios, en los que se le veía progresar a pasos de gigante.

El mundo y el porvenir, digamos también la suerte, le acompañaban. Los honores y los honoríficos cargos van sucediéndose uno tras otro: Doctorado universitario, Canónigo, Deán del Capítulo de Palencia.

Parece que a la sombra de su tío, todo le sale bien. ¿No pensará también su tío en que sea su sobrino quien le suceda en el Obispado de Palencia?

Pero, otros eran los designios de Dios. El Señor se sirvió de un hecho, al parecer infantil y sin importancia alguna, para hacerle cambiar de ruta, como hizo cambiar a Saulo en Pablo, camino de Damasco.

También Telmo iba montado en un brioso caballo, cuando tratando de hacer una de sus gracias ante el público para llamar la atención, el caballo de un salto lo derribó bruscamente y cayó sobre un lodazal, manchando aquellos vistosos vestidos de rica seda que lucía vanidosamente.

Se avergonzó al verse hecho una calamidad ante toda aquella gente que reía, se burlaba y hacía chascarrillos a su costa.

"¿Cómo es posible esto?", se preguntó. Y allí mismo decidió cambiar de vida. Acudió presuroso a la puerta del Convento de religiosos dominicos que había en la ciudad, y pidió ser admitido en la Orden, tomando el nombre de Fray Pedro.

Con gran gozo de su alma hizo el noviciado y emitió los votos religiosos. Llamaba la atención por su humildad y celo apostólico. Parecía un niño, y encerraba un horno de fuego en su corazón.

La obediencia le destinó a misionar por los pueblos, a predicar con fuego la Palabra de Dios. Recorrió muchas ciudades de España y Portugal, dejando siempre atónitos a cuantos le contemplaban, por el fuego que brotaba de sus labios y la austeridad de vida que le acompañaba.

El Señor empezó a obrar por su medio toda clase de milagros en mar, tierra y aire. Cuantos se encomendaban a su poderosa intercesión, notaban muy pronto su valioso auxilio.

Parece ser que de aquí provino el Patronazgo sobre el mar y sus hombres, a pesar de que quizá nunca lo surcó, ni fue hijo de marineros.

Para el Santo, el mundo era un mar de calamidades, y había que trabajar para salir airosos de este mar embravecido, con el ejemplo de la vida, evitando el pecado y practicando la virtud. ¡Buen Patronazgo para los hombres de mar, tierra y aire!

Los grandes de su tiempo, reyes, Obispos, y otros príncipes, le invitaban a que les acompañase en sus correrías o misiones.

Fray Pedro,—Telmo, para sus protegidos después—, sólo deseaba hacer el bien a todos y gastarse por Dios y sus hermanos.

Agotado y lleno de méritos, murió en Tuy, el 15 de abril de 1246.

- cumple

Victorino Lenguaza
Asunción, Paraguay.

- cumple

Jorge Andrés Ruiz
Bogotá, Colombia (2000) - Dios nos compartió con tu nacimiento el amor creativo de la vida. Como hijo de Dios serás semilla que germine con la incondicionalidad de ayudar a los demás.

- cumple

Fabian Forero
Bogotá, Colombia

- cumple

Sor María Josefa
Monasterio de Santa Inés, Cuba

- cumple

Andrès Felipe Silva
Ibague-Tolima, Colombia

- cumple

Juan Carlos Jaramillo
Medellín, Colombia - Juanca, Papito Dios y Mamita María te bendigan hoy y siempre en unión con Adriana e Isabela, mi princesita hermosa. Besitos. Luz Marina

- cumple

Luz Marina Gonzalez

- cumple

Pbro. Gustavo Adolfo Prado Saavedra
Palmira, Colombia (1970)

- cumple

Hernán Darío González N.
Medellín, Colombia - Flaquito querido, Papito Dios y Mamita María, te bendigan hoy y siempre. TQM. Muuua. Luz Marina y los Gallitos

- cumple

Raúl Chávez
Veracruz, México _Dios te bendiga hoy y siempre. betty

- matri

Delia y Osvaldo
Mar del Plata, Argentina (1972) Juntos y felices.

- orden

Padre Ricardo Cuadrado Tapia, OP
Ordenación Sacerdotal. Caleruega, España (1962) - P. Richard, Dios nuestro Padre lo bendice con 50 años de vida sacerdotal, y lo ha hecho bendición para quienes estamos en su entorno. Gracias a Dios; gracias a usted por cumplir fielmente su misión.

- difuntos

Katalin Hegedus de Puyana
Bogotá, Colombia (2011) - Que el Señor la tenga en su Gloria y que ella misma se una a nuestras oraciones por la conversión de su familia que le sobrevive... Camilo

Lunes Santo


Lecturas del Día

Lectura

Texto:

1a.

No gritará, no voceará por las calles (Isaías 42, 1-7)

Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones. No gritará, no clamara, no voceará por las calles.

La caña cascada no la quebrará., el pabilo vacilante no lo apagará, hasta implantar el derecho en la tierra, y sus leyes que esperan las islas.

Así dice el Señor Dios, que creo y desplegó los cielos, consolidó la tierra con su vegetación, dio el respiro al pueblo que lo habita y el aliento a los que se mueven en ella.

Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he cogido de la mano, te he formado, y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan las tinieblas.

Salmo

El señor me ha coronado, sobre la columna me ha exaltado (Salmo 26)

El Señor es li ley y mi salvación, / ¿a quien temeré? / El Señor es la defensa de mi vida, /¿Quién Me hará temblar?. R. Si un ejercito acampa contra mí, / mi corazón no tiembla; / si me declaran la guerra, / me siento tranquilo. R. Una cosa pido al Señor, / eso buscaré: / habitar en la casa del Señor / por los dias de mi vida; gozar de la dulzura del Señor, / contemplando su templo. R. Él me protegerá en su tienda / el día del peligro; / me esconderá en lo escondido de su morada, me alzará sobre la roca. R.

Evang.

Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura (Juan 12, 1-11)

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena: Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban con él en la mesa.

María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.

Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice: ¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres? (Esto lo dijo no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa llevaba lo que iban echando)

Entonces Jesús dijo: Déjala: lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis con vosotros, pero a mi no siempre me tenéis.

Una muchedumbre de Judíos se enteró de que estaba allí y fueron no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.


Homilías de viva voz...
[¿Qué necesito para escuchar?]

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1999/03/29
6 min. 18 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

2

2001/04/09
15 min. 15 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

3

2003/04/14
10 min.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

4

2003/04/14
44 min. 43 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

5

2009/04/06
22 min. 14 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

6

2010/03/29
14 min. 34 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

7

2010/03/29
22 min. 26 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho, para grabar en versión Real Audio Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

8

2011/04/18

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

9

2012/04/02

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

10

2012/04/02

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

11

2013/03/25

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

12

2014/04/14

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

13

2014/04/14

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

14

2015/03/30

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

15

2016/03/21

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

16

2016/03/21

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

17

2017/04/10

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

18

2018/03/26

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

19

2019/04/15

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publicar en Facebook

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. El Siervo de Dios

1.1 Lunes, Martes y Miércoles de esta semana van acompañados, en la primera lectura de la Misa, por sendos textos del profeta Isaías. Se trata de pasajes bellos y hondos, de singular hermosura y un contenido que toca el alma creyente. Una larga y venerable tradición les ha dado un nombre común: los Cánticos del Siervo.

1.2 Se describe en estas piezas bellísimas de literatura y profecía el perfil de un personaje misterioso, quizá un ser humano en particular, quizá el mismo Isaías, tal vez el pueblo sufriente y fiel. Lo cierto es que estos textos que antecedieron en siete siglos al nacimiento de Cristo pronto fueron leídos por la comunidad creyente como un retrato del Mesías en su Pasión.

1.3 Y la verdad impacta sobremanera ver a Jesús con los ojos de Isaías. Es ver al Mesías en contacto inmediato con el dolor de la humanidad y a la vez en perfecta fidelidad a Dios. ¿Y dónde se encuentra este cuadro mejor o más patente que en la Cruz Bendita de nuestro Salvador?

1.4 En el primero de esos Cánticos, el que la Iglesia nos ofrece hoy, tomado del capítulo 42 de Isaías, hay un tono irreprimible de victoria. El Siervo de Dios es el "elegido", es Aquel destinado a realizar el designio salvador de Dios con firmeza y constancia, hasta los confines mismos de la tierra. Es este el pasaje famoso en que se llama a Jesucristo "Luz de las Naciones", nombre que dio su título a una de las Constituciones del Concilio Vaticano II, la que trata sobre la Iglesia.

1.5 Guiados, pues, por la liturgia, miremos a Cristo y en él gocémonos. Su misión, que no ha de fallar, es "proclamar la justicia con firmeza, no titubear ni doblegarse, hasta haber establecido el derecho sobre la tierra y hasta que las islas escuchen su enseñanza...".

2. Perfume para una sepultura

2.1 ¡Oh, qué contraste entre ese tono victorioso del Cántico de Isaías y las notas lúgubres del texto del evangelio de hoy! Si en la primera lectura se oyen ecos de triunfo en este evangelio resuenan lamentaciones. Está próxima la sepultura, y Jesús, como asumiendo ya la condición de un muerto, acepta los perfumes propios de un funeral a usanza de su época y cultura.

2.2 Después de las lecturas de los evangelios de la semana pasada, entendemos bien que ahora ya poco queda por hacer. Las opiniones se han radicalizado y Juan lo resume preciosamente con lo que sucede en torno a Lázaro, a quien el Señor ha devuelto la vida: "la multitud de judíos, que se enteró de que Jesús estaba allí, acudió, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, a quien el Señor había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes deliberaban para matar a Lázaro, porque a causa de él, muchos judíos se separaban y creían en Jesús".

2.3 Dos cosas es justo destacar de esta nota que nos ofrece Juan. Primera: el deseo de matar a Jesús no es la aspiración mayoritaria del pueblo judío, que más bien saluda en el milagro de Lázaro una señal digna de ser conocida y de despertar la fe. Segunda: las autoridades tienen clara una razón para querer deshacerse de Jesús: la gente se estaba apartando de ellos y yendo donde Jesús. La crudeza de esta descripción nos es necesaria para meternos en lo que estaba sucediendo en esas horas decisivas, y en los planes que condujeron a la muerte de Cristo.

2.4 Pero más allá de esos planes, hay un plan, el de Dios. Cuando Jesús ve en el acto de cariño de la mujer que derrama el perfume una "unción para sepultura" está saltando de las consideraciones puramente humanas al designio de su Padre. Una lección que nos invita a levantar la mirada, pues más allá de los intereses inmediatos hay un amor que mira lejos.


[volver arriba]


* Para escuchar los archivos de Real Audio necesitas tener instalado en tu computador el programa Real Player. Hay una versión gratuita aquí.

* Los errores en archivos para grabar son reportados automáticamente por el sistema. Disculpa cualquier inconveniente causado.

[Versión nueva de esta página] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: