[Volver al inicio]

Suscribirse al Boletín diario "Alimento del Alma" -> Haz clic aquí :-)
MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2022

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Noviembre 2022 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
  
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
Fecha actual
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Jueves, Noviembre 10 de 2022

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San León Magno, Papa (santo)

Gladys Guzmán (cumple)

Heidy Andrea (cumple)

Dignory Baquero Millán (cumple)

Juan Diego Rueda Montoya (cumple)

Yaneth Boada Luna (cumple)

Luis Carlos y Soledad (matri)

Carlos Chamorro D. y Ma. del Pilar Ramírez G. (matri)

Nelson y Yoly Cecilia (matri)

Fr. Aldemar García, OP (orden)

Fray Germán Buitrago, OP (orden)

Tiempo Ordinario, Año Par,
Semana No. 32, Jueves


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Recíbelo, pero ya no como esclavo, sino como hermano amadísimo (Filemón 7-20)

Salmo

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob. (Salmo 145 )

Evangelio

El Reino de Dios ya está entre ustedes (Lucas 17, 20-25)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1996/11/14


Debemos convertirnos en buscadores del Reino de Dios.
28 min. 35 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2012/11/15


Somos de Dios pero Él no es propiedad de nadie.
4 min. 52 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2014/11/13


Cada vez que pretendemos identificar el Reino DE DIOS con una realidad humana, como un lugar o una obra, ya no es Dios reinando sino nosotros suplantándole.
5 min. 52 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2016/11/10


El Reino de Dios sucede a imagen y semejanza de la obediencia de Cristo, y es solamente Él quien nos enseña a ser dóciles a su amor para experimentar verdaderamente que Dios reina.
4 min. 40 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2016/11/10


Los judíos del tiempo de Jesús escuchaban la expresión "Reino de Dios" con oídos en los que resonaba el recuerdo de David como jefe y rey. Cristo trae un sentido diferente, que empieza en que Dios reina allí donde se le obedece.
30 min. 38 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2018/11/15


El Reino de Dios comienza en el Corazón de Cristo y se extiende en los corazones que le aceptan.
10 min. 16 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2020/11/12


La proclamación de la verdad y del amor redentor de Cristo vence la desigualdad social.
5 min. 42 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

8

2020/11/12


Nuestra impaciencia quisiera hechos más drásticos en contra de las injusticias que vemos pero la experiencia muestra que aplastar la voluntad de las personas solo logra al final cambiar el nombre a los opresores.
21 min. 6 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

9

2022/11/10


La manera de superar la esclavitud no es el marxismo ni el capitalismo sino la propuesta bíblica que busca la renovación del corazón produciendo cambios afuera en las estructuras y leyes.
6 min. 33 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas! ¡La gloria sea para Dios!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Un modo extraño de cambio social

1.1 Los estertores del comunismo aún resuenan en nuestros oídos. Los ecos de la caída del muro de Berlín todavía son un himno a la libertad recobrada. La conclusión pareciera ser que no es posible concebir al mundo sino en términos de democracia, libre comercio, moral laica y consumismo rampante. En efecto, el comunismo es la última gran utopía de cambio social que hemos soñado (o padecido) en Occidente. Cambiar el mundo significó, durante décadas enteras: revolución; y revolución significó, durante un siglo de hierro: armas y violencia.

1.2 La carta a Filemón, un documento breve y de tono coloquial, deja asomar una lógica diversa. Pablo renuncia a su autoridad y quiere hablar en nombre del amor. Su planteamiento es fascinante en su sencillez. Resulta que Filemón era dueño de un esclavo llamado Onésimo, que se fugó y fue a parar junto a Pablo. Tanto Filemón como Onésimo han sido evangelizados por Pablo y el incidente de la fuga motiva una carta tan cálida en su expresión como profunda en sus propuestas.

1.3 Pablo no propone una ley que prohiba la esclavitud; ni siquiera pide que se proscriba esa palabra. Pero dinamita por dentro la idea de que alguien pueda disponer de otra persona a su antojo. A Filemón le recuerda que Cristo es Señor de todos; todos somos esclavos de este bendito Señor, que ha sido primero en servirnos y primero en amarnos. No importa entonces tanto cómo nos llamemos en una escala social, importa lo que seamos en la asamblea de los elegidos y redimidos.

1.4 Es una revolución extraña a nuestros ojos, quizá porque estamos acostumbrados a cambiar primero los nombres de las cosas para luego decir que las cosas son distintas. Aquí Pablo procede al revés: no cambia los nombres pero hace nacer realidades nuevas. No proclama unos "Derechos Humanos", pero los hace realidad. Los cambios de palabras a menudo son instrumento de propaganda o de demagogia. Los cambios de corazones y en los hechos son obras del amor de Dios.

2. Un Reino sin ostentación; un Rey sin fasto

2.1 En el mismo sentido nos habla el evangelio de hoy cuando presenta la llegada del Reino de Dios como algo desprovisto de todo espectáculo. No triunfa por la grandiosidad de esas "señales" que tanto le reclamaban a Jesús para admitir su autoridad o el origen de su misión en Dios. El Reino prospera ciertamente; avanza sin detenerse; incoado por el ministerio del Mesías, ya ha sido irreversiblemente decretado para la historia humana; y sin embargo, no aplasta, no se impone por encima de los hombres sino desde "dentro" de ellos. Por eso dice el Señor: " el Reino de Dios ya está entre ustedes" (Lc 17,21).

2.2 Hay algo profundo aquí: Dios no reina "por encima" sino "adentro" de la historia. Reinar por encima es crear y sostener la apariencia, emitir declaraciones sonoras, promulgar leyes trascendentes en el marco de reuniones al más alto nivel. Poco o nada queda de todo ello, si quienes han de cumplir esas leyes y ser consecuentes con esas declaraciones carecen de la generosidad interior y la tremenda abnegación que siempre se necesitan para lidiar con la raza ingrata y egoísta de Adán.

2.3 Por eso el misterio de la cruz, trono de nuestro Rey sin fasto. La cruz es la señal de un Rey y de un reino que nada deben a los poderes de esta tierra. Un reino sin negocios, y por lo tanto, más allá de todo consenso y de todo comercio. Un reino que se vuelve ámbito de amor sin condiciones y de donación sin límites. Como Jesús en la Eucaristía.


[volver arriba]


[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: