[Volver al inicio]

Suscribirse al Boletín diario "Alimento del Alma" -> Haz clic aquí :-)
MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2019

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Noviembre 2019 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
     
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
Fecha actual
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Jueves, Noviembre 28 de 2019

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

Santiago de la Marca (santo)

Jenit Burgos Martínez (cumple)

Andres Felipe Rodriguez Sánchez (cumple)

Esteban Rubén Hurtado Jimènez (cumple)

Nicole Hazera (cumple)

Alfredo Castiblanco Márquez (difuntos)

Tiempo Ordinario, Año Impar,
Semana No. 34, Jueves


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Dios envió su ángel a cerrar las fauces de los leones (Daniel 6,12-28)

Salmo

Ensalzadlo con himnos por los siglos. (Daniel 3,68-74)

Evangelio

Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que a los gentiles les llegue su hora (Lucas 21,20-28)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

2003/11/27


¿Nos damos cuenta de quién tiene poder sobre nosotros?
6 min. 28 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2009/11/26


Al poder del miedo le debemos anteponer el Poder de Dios que es mas grande y fuerte.
18 min. 10 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2011/11/24


Hay un paralelo entre el sufrimiento de Cristo, que condujo a su resurrección, y el sufrimiento de los cristianos, que habrá de llevar a que sea plenamente visible la victoria del Señor.
4 min. 47 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2013/11/28


La mirada apocalíptica no está llena de pánico sino al contrario de la certeza de la victoria de Dios.
5 min. 23 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2015/11/26


Cada cristiano está en liberación permanente del pecado, esa liberación se completará y llegará en el momento en que Dios sea Todo en todos.
6 min. 42 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas! ¡La gloria sea para Dios!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Daniel en el Foso

1.1 ¡Nos impacta tanto en la primera lectura la imagen de Daniel, honesto y perseguido, rodeado de peligros y sin embargo a salvo! Todo se reúne para hacer de este uno de esos relatos que, una vez escuchados, sencillamente no podemos olvidar: la tensión de una noche de pesadilla que se convierte en una alborada de gozo; la dulce sensación de ver triunfar el bien y de descubrir que hay un límite para la iniquidad de los malvados; la actitud serena pero tan digna de este hombre condenado en su inocencia, que sin embargo no se rinde a los poderes de la tierra sino que se abandona en las manos del rey de los Cielos...

1.2 Yo quisiera destacar hoy, sin embargo, un rasgo aparentemente menor de este relato magnífico. Hay en él una denuncia sutil pero muy aguda del poder de aquellos reyes que se endiosan a sí mismos. Es el caso que este gran rey, Darío, supuestamente el más poderoso hombre de aquella época, resulta obligado a condenar a alguien de cuya inocencia está convencido. Es casi cómica después la imagen de este poderoso señor incapaz de conciliar el sueño, porque ha obrado en contra de sí mismo. Y luego su júbilo por la victoria de Daniel no es sino el reconocimiento de su descanso al ver que hubo uno más grande, Dios, que sí fue capaz de salvar a sus amigos.

2. Hora de Combate, Hora de Liberación

2.1 El cuadro abigarrado y dramático del evangelio de hoy puede confundirnos. Podríamos sentir que la crueldad de aquellas horas últimas hace incierto el desenlace de nuestra propia historia. Mas la intención de Cristo es claramente opuesta a esa incertidumbre: él pretende, por el contrario, mostrar cómo, aunque se agiten y convulsionen cielos y tierra, esas horas finales de combate son también las horas iniciales de nuestra verdadera liberación. El texto, pues, nos habla de un final pero también de un comienzo. Y la idea es: "aunque todo parezca acabar, no será así para ti, si tienes puesta tu fe en el que nunca termina."

2.2 En otro sentido, es claro que hay aquí una enseñanza con respecto a Jerusalén. La consigna es: "¡apártate del epicentro de la catástrofe!" A Jerusalén le ha llegado su hora, y hay un momento en el que no tiene más sentido pretender sostener lo que se derrumba; es preciso saber dejar atrás un pasado que no volverá, una gloria que tuvo su época pero que renegó de su propia vocación.

2.3 ¿Se ha cumplido ya todo esto por el hecho de que Jerusalén cayó en el año 70 de nuestra era y fue pisoteada? Hay quienes entienden que sí; otros piensan que hay un significado permanente en este texto, un algo que va más allá del siglo I de nuestra era. Lo cierto es que, aunque nosotros no estemos exactamente en esa situación, porque desde luego la mayoría de los cristianos estarán o estaremos muy lejos de una Jerusalén física cuando esto suceda en su consumación última, todos tenemos un algo que dejar, un algo que abandonar y por eso necesitamos una conciencia ágil y un corazón libre y dispuesto a partir. Si Cristo dice que se acerca nuestra liberación y nos aferramos a lo que ya no será, querría decir que preferimos nuestras esclavitudes a su libertad.


[volver arriba]


[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: