[Volver al inicio]

Suscribirse al Boletín diario "Alimento del Alma" -> Haz clic aquí :-)
MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2019

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Noviembre 2019 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
     
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Domingo, Noviembre 3 de 2019

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Martín de Porres (santo)

Fray José Saúl Hernández Archila, O.P. (cumple)

Luis Antonio Pacheco Escorcia (cumple)

Heiner Enrique Santa Muñoz (cumple)

César Fernández-Stoll (cumple)

Nelly Marín (cumple)

Nelly Pozo y Roberto Flores (matri)

Padre Germán Vera (orden)

Aura Martínez (difuntos)

José Santos Renee Fonseca (difuntos)

Ciclo C, Tiempo Ordinario,
Domingo de la Semana No. 31


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Te compadeces, Señor, de todos, porque amas a todos los seres (Sabiduría 11, 22-12,2)

Salmo

Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey. (Salmo responsorial: 144)

2a.

Que Cristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él (2 Tesalonicenses 1, 11-2, 2)

Evangelio

El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido (Lucas 19, 1-10)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1995/11/04


El poder y la misericordia de Dios.
11 min. 55 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2010/10/31



11 min. 42 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2013/11/03


Aquel que se sabe más agobiado se regocija más al encontrar su descanso en la misericordia de Dios manifiesta en Cristo.
4 min. 54 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2013/11/03


Lectio Divina con el texto de Zaqueo, situándonos en cada uno de los personajes.
18 min. 9 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2016/10/30


Para tener un verdadero encuentro personal con Jesús debemos buscar desde qué altura podemos encontrarnos con su mirada para que Él haga plenamente su obra en nosotros.
5 min. 56 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2016/10/30


La abundancia del amor divino, manifiesto en al compasión y cercanía de Cristo, transforma un corazón centrado en sí en un corazón abierto a la donación de sí.
29 min. 20 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2019/11/03


Para alcanzar la salvación debemos salir de nuestra zona de confort, recibir a Jesús, dejarnos cuestionar por Él y dejar el pecado.
6 min. 32 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas! ¡La gloria sea para Dios!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. El Mensaje de la Misericordia

1.1 Las lecturas de hoy nos dejan ver de modo particular la inmensidad de la misericordia divina que todo lo abarca. Aunque la misericordia está particularmente ligada a la obra de la redención, como queda bien manifiesto en el evangelio de hoy, estaba ya presente desde el hecho mismo de la creación: al Señor Dios nadie le obligó a crear; nos ha creado sólo por amor de gratuidad. Esta idea aparece en el texto de la primera lectura, tomada del libro de la Sabiduría.

1.2 Cabe recordar que Lucas, el evangelista que hemos venido escuchando los domingos de este año litúrgico, gusta de hacer énfasis en la compasión de Cristo. Lo habíamos notado ya en sus relatos inmortales de la misericordia, como la oveja perdida o el hijo pródigo. Esta sensibilidad de Lucas por la misericordia de Cristo hace que en este evangelio sintamos muy cercano al Hijo de Dios. Por eso se ha dicho que Lucas es el evangelista de la humanidad de Cristo.

2. Misericordia y Conversión

2.1 La misericordia divina no es sólo un "sentimiento." Produce fruto y su fruto es la conversión. La primera lectura lo describe de modo poético, muy hermoso: "a los que caen, los vas recogiendo poco a poco, los reprendes y les traes a la memoria sus pecados, para que se arrepientan de sus maldades y crean en ti Señor."

2.2 Es interesante notar en este último versículo que la misericordia en realidad no elimina la justicia. El reconocimiento del pecado cometido es una obra de la misericordia adentro de nosotros; tal reconocimiento mueve a dolor de amor, es decir, arrepentimiento. Tal dolor es de algún modo también obra de justicia que nos hace "pagar" por el mal cometido. No es entonces que la misericordia elimine el hecho de la culpa o el hecho de que es necesaria una restitución de la gloria divina que hemos usurpado y robado con esa culpa. La misericordia no quita la obra de la justicia, ni la justicia excluye el poder de la misericordia: van juntas porque vienen de Dios.

2.3 Esto es aún más claro en el texto del evangelio de hoy. Zaqueo se siente inundado de alegría por la salvación que ha llegado hasta su casa, como le declara el mismo Cristo (Lc 19,9). Esa alegría va acompañada de obras de justicia: "Señor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si he defraudado a alguien le restituiré cuatro veces más" (Lc 19, 8). Esto es bueno recordarlo porque muestra que la grandeza del perdón recibido se expresa de manera natural en la magnitud del cambio de actitudes y en los actos de restitución y justicia, sobre todo para con los más pequeños y pobres. Sólo cuando esas palabras brotan de labios de Zaqueo, Jesús añade que la salvación "ha llegado."

3. Misericordia y Alegría

3.1 No podemos despedirnos de estos textos sin apuntar algo sobre el vínculo entre la misericordia y la alegría. Si el corazón egoísta sufre como primer castigo la soledad, y a ella pronto le siguen la desconfianza, la amargura y la desazón, es bien lógico que a la entrada de la misericordia le siga una profunda sensación de liberación, acompañada de gozo y alabanza. Experimentar misericordia sana. Brindar misericordia regenera y levanta.

3.2 No puedo callar lo que he visto: las personas que viven metidas en su pequeño círculo de intereses (su casa, sus amigos, sus mascotas) tienden a sentirse enfermas y ansiosas; las personas que abren su corazón a otros y que tienen tiempo y amor para compartir, especialmente con los necesitados, tienden a transmitir salud, vigor, optimismo. Así nos hizo Dios.


[volver arriba]


[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: