Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2019

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Marzo 2019 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
     
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
Fecha actual
27
28
29
30
31
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Domingo, Marzo 31 de 2019

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Benjamín, Mártir (santo)

Julian Adib N. (cumple)

Padre José Isaac Ahumada Valbuena (cumple)

Blanca Inés Méndez (cumple)

Guillermo Zuñiga (cumple)

Jorge Oñate Dangond (cumple)

Tatiana Amvarez (cumple)

Emilio Marcano (cumple)

Maria del Rocio Parra Garcia (cumple)

Fabio González Ardila (cumple)

Bernardo Arévalo y Blanca (matri)

Myriam Cecilia Sierra Pérez (difuntos)

Mariela Sierra Pérez (difuntos)

Ricardo Zorrilla Luyo (difuntos)

Moisés Sánchez Navarro (difuntos)

Lino Antonio Sevillano Quiñonez (difuntos)

Ciclo C, Tiempo de Cuaresma,
Domingo de la Semana No. 4


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

El pueblo de Dios celebra la Pascua, después de entrar en la tierra prometida (Josué 5, 9a. 10-12)

Salmo

Gustad y ved qué bueno es el Señor. (Salmo 33 )

2a.

Dios, por medio de Cristo, nos reconcilió consigo (2 Corintios 5, 17-21)

Evangelio

"Este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido" (Lucas 15, 1-3. 11-32)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1998/03/22


Yo me descubriré como hijo de Dios, cuando pueda llamar "míos" a los que Dios llama "suyos".
14 min. 34 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2001/03/25


La señal de que soy hijo de Dios, es que me alegro con lo que a Dios le alegra.
19 min. 42 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2001/03/25


Papá Dios siempre está esperando que volvamos a Él.
23 min. 30 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2001/03/25


Dios transforma el tiempo perdido y lo convierte en un mensaje de liberación, de gracia, de amor.
17 min. 39 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2010/03/14



6 min. 22 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2013/03/10


El banquete es figura del gozo por la victoria plena del bien. No basta, pues, con vencer al mal; hay que llegar a comulgar en el bien.
4 min. 48 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2013/03/10


El pecado infecta extensamente nuestra sociedad, y sería vano creernos buenos sin admitir de cuántos modos hay complicidad en nosotros.
24 min. 7 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

8

2016/03/06


Demos gracias a Dios por restituirnos la dignidad de hijos suyos para dar frutos de misericordia: dar vida y luz a aquellos que están muertos y confundidos por el pecado.
4 min. 13 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Deja el pecado, porque Él no te va a dejar

1.1 "Conviértete…" --esta fue la voz que escuchamos el primer día de cuaresma, cuando recibimos la ceniza sobre nuestra cabeza, como señal de la humildad que es propia de este tiempo litúrgico.

1.2 Pues bien, el evangelio de hoy es quizá la más bella pintura de ese proceso de la conversión: el hijo más pequeño de este padre amoroso finalmente dejó el pecado y volvió a casa. Cuanto más meditamos en cada detalle y aspecto de esta parábola, más vemos que la propia vida queda retratada ante nuestros ojos.

2. Uno que acoge a los pecadores

2.1 Todo empezó con las críticas de los fariseos: "Este anda con pecadores..." Ellos hablaban así como un modo agrio de descalificar a Jesús y a su ministerio. Podríamos traducir su murmuración con estas palabras: "¿Cómo podría este hombre ser un verdadero profeta, y no hablemos del Mesías? ¡Mira nada más con quiénes le gusta andar!"

2.2 La parábola del hijo pródigo y del padre compasivo es una gran respuesta a estas críticas, como si Cristo les estuviera diciendo: "¿Y es que Dios podría ser de otro modo? ¿Esperarías menos de Dios?"

3. Descubriendo nuestros límites y la verdad de lo que somos

3.1 El hijo menor pidió su parte en la herencia, es decir, pidió su herencia, con lo cual estaba tratando a su papá como si hubiera muerto. Impaciente, como suele suceder en la juventud, este hombre no quería perder un solo día de entretenimiento y disfrute. Como consecuencia, prefirió los bienes del papá al papá. Es un retrato detestable pero realista del pecado: cada vez que pecamos, en efecto, estamos escogiendo a las creaturas y rechazando a su Creador.

3.2 Este joven poco a poco fue llevado a reconocer sus límites, ya no como algo impuesto desde fuera, como por ejemplo, por las reglas de la casa paterna, sino como algo que existe en la medida en que nosotros mismo existimos. Él aprendió que tenemos una naturaleza y que existen límites naturales, en el sentido de que no podemos producir una reserva infinita de dinero o de placer sólo con desearlo. Esta es la primera conversión y la más fundamental de todas: no somos Dios, y si jugamos a ser Dios terminamos destruyéndonos a nosotros mismos y seguramente destruyendo también a la gente alrededor.

3.3 Una vez que descubrimos nuestros límites podemos tomar uno de dos caminos: rebelión, ira y desesperación, por un lado; humildad, contrición y conversión por el otro. Felizmente, el muchacho de la parábola tomó este segundo camino, el de la vuelta a casa, y encontró los brazos abiertos de su padre amoroso --una imagen llena de ternura que describe bien cómo Dios misericordioso está aguardando por cada uno de nosotros.

4. ¿Y el Hermano Mayor?

4.1 Debemos decir una palabra sobre el hermano mayor. Sabemos que representa ante todo la actitud recelosa y ácida de los fariseos. Sin embargo, ahí no acaba todo. Es bien posible que represente también algo de nosotros y nuestros egoísmos y desconfianzas, de nuestros celos y mezquindades. Podemos preguntarnos, en realidad, si nosotros celebramos la misericordia de Dios cuando llega a las vidas de los demás, sobre todo si esos "demás" son nuestros enemigos, rivales o gente extraña.

4.2 Mientras conservamos, pues, delante de nuestros ojos, la imagen preciosa del Dios que perdona y se compadece, pidámosle que nos dé de su Espíritu Santo para amar como él ama. Sea ese el fruto de esta cuaresma.


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: