Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2018

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Diciembre 2018 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
      
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Fecha actual
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Domingo, Diciembre 16 de 2018

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Josep Manyanet y Vives (1833-1901) (santo)

Juan Felipe Aristizabal (cumple)

María Carabaña (cumple)

María Adela Noriega Rosales (cumple)

Abel (cumple)

Abalardo de Jesus Cardona Otalbaro y Beatriz Elena Bedoya Ortiz (matri)

Nanci y Humberto (matri)

Mauricio y Claudia (matri)

Jorge Y Adriana (matri)

Lina Monsalve y Carlos Bonilla (matri)

Enrique y Martha Elena (matri)

Padre Arnulfo Jiménez Vega (orden)

Fr. Salvador Sánchez, O.P. (difuntos)

Ciclo C, Adviento,
Domingo de la Semana No. 3


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

El Señor se alegra con júbilo en ti (Sofonías 3, 14-18a)

Salmo

Gritad jubilosos: "Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel." (Isaías 12, 2-3. 4bcd, 5-6)

2a.

El Señor está cerca (Filipenses 4, 4-7)

Evangelio

¿Qué hacemos nosotros? (Lucas 3, 10-18)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1997/12/14


El Adviento es un tiempo de amor con ansia, de amor con hambre.
13 min. 2 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2000/12/17


Tres actitudes de conversión predicadas por San Juan Bautista.
7 min. 0 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2012/12/16


Las razones de nuestra alegría no están en que las cosas vayan bien sino en que, gracias a Dios, pueden mejorar realmente.
4 min. 53 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2012/12/16


Juan Bautista logra hacernos ver que dar la espalda a Dios sucede porque hemos dado la espalda a nuestros mejores anhelos.
16 min. 26 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2012/12/16


Sofonías es el profeta del amanecer de Dios.
10 min. 53 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2015/12/13


Al conocer qué es el pecado en realidad, nuestra hambre de verdad es saciada en el fondo de nuestro corazón y recomenzamos mejor nuestra vida.
4 min. 13 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2015/12/13


Aprendiendo a leer sin amargura el llamado a la conversión que nos hace Juan Bautista.
48 min. 46 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Jerusalén se alegra por el retorno de sus hijos

1.1 Cada una de las lecturas de hoy trae una enseñanza espiritual de vida muy grande. Bendigamos a Dios y avancemos con ánimo atento, humilde y orante en el banquete que la Iglesia nos ofrece. La tónica, como en todo el Adviento, es de esperanza; mirada al futuro, certeza de un bien que ha de llegar y para el cual conviene estar preparados y purificados.

1.2 La primera lectura, de Baruc, es un cántico de anuncio de gozo para Jerusalén. En su poesía proclama que el destierro no es eterno, que la última palabra no está en poder de los malvados, y sobre todo: que lo que viene es mejor que lo que hubo.

1.3 En este sentido hay algo que podemos aprender. Muchas veces caemos en lo que ya san Agustín denunciaba, esa ideología de que todo tiempo pasado fue mejor. Anclados en lo que una vez fue, llegamos a un punto en que parece que desconfiáramos de que Dios, que lo hizo, lo puede volver a hacer. La lectura de Baruc nos lanza hacia delante: los cautivos se fueron como prisioneros, ¡pero volverán como príncipes!

1.4 Otro aspecto bello e interesante de esta lectura es cómo todo obedece a Dios: la creación visible se pliega ante los elegidos de Dios, de modo tal que la sombra, el perfume y el camino mismo son hechura de Aquel que todo lo hace según su designio. Con otras palabras: el triunfo de la redención es manifestación de la soberanía de Dios sobre su creación.

2. Amar Mejor, Conocer Más

2.1 Cuando hablamos mucho de esperanza existe siempre el riesgo de considerar esta palabra sólo en su sentido pasivo. Esperar, en este sentido reducido, es sencillamente aguardar, resistir, aguantar.

2.2 En la Biblia, la esperanza tiene en general un contenido más rico y dinámico. La esperanza está movida por el amor, y el amor es activo, de modo que activamente nos prepara para el encuentro con el Amado.

2.3 Así entendemos mejor la cariñosa invitación que Pablo hace a los fieles de Filipos, con quienes sin duda tenía una cercanía particular: "esta es mi oración por ustedes: que su amor siga creciendo más y más y se traduzca en un mayor conocimiento y sensibilidad espiritual; así podrán escoger siempre lo mejor y llegarán limpios e irreprochables al día de la venida de Cristo." Crecer en el amor y crecer en el conocimiento.

2.4 El amor, acto propio de la voluntad, y el conocimiento, acto propio de la inteligencia, han de mantenerse en movimiento hacia Jesucristo. Es como decir: todo nuestro ser. Los cristianos nunca obramos "porque sí", ni por simple costumbre, por la presión de la mayoría o por la sugestión de la propaganda. Nuestro dinamismo vital, la dirección íntima de nuestras decisiones chicas y grandes lleva el sello de un encuentro, personal y comunitario a la vez, con el Rey de la Historia.

3. "Vino la Palabra del Señor"

3.1 El evangelio de hoy, por su parte, nos aproxima al borde del gran momento. La figura humilde y señera de Juan aparece en el horizonte. Se le nombra junto a hombres que la historia universal considera grandes: el emperador, el procurador romano, los tetrarcas y pontífices. Sin embargo, toda la grandeza de Juan no viene de su relación con estos poderosos de la tierra, sino con algo nuevo, algo que viene de los cielos: la salvación de Dios.

3.2 Lo otro que llama nuestra atención es que todos aquellos grandes personajes, que se conocían entre sí, tenían su sede y gobierno en espléndidos palacios y buscaban las grandes ciudades; se rodeaban de fuerza y hacían alianzas de dinero, parentesco y ejércitos numerosos y feroces. Todo esta lógica resulta tan impactante como ridícula cuando vemos que "vino la palabra de Dios en el desierto sobre Juan, hijo de Zacarías." Es bueno entonces que ya desde el Adviento sepamos que el que ha de venir tiene su propio estilo y no se paga mucho de las apariencias que suelen desvelarnos.


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: