Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
Hacer una donación
Lectura Espiritual
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Completas - Oración de la noche
Rosario de las Semanas
Homilía de hoy
Diario
Estamos en Youtube!
Estamos en Instagram!
Estamos en SoundCloud!
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias en Spreaker
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
PARTICIPAR:

Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Wiki -
Transcripciones
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2018

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Septiembre 2018 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
      
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Domingo, Septiembre 30 de 2018

[Lectio Divina] [Laudes] [Vísperas] [Completas]

Sobre las fechas y horas de publicación de estas oraciones mira aquí

Ten presente en tus intenciones de este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Jerónimo, Doctor de la Iglesia (santo)

Fray Edgar Anibal Rueda B., O.P. (cumple)

Pbro. Jenaro Jiménez (cumple)

Sor Yolanda (cumple)

Lilia Moncada (cumple)

Rodrigo Bermúdez H. (cumple)

Alvaro Ramírez Guidet (cumple)

Mariana Alejandra Gomez Acuña (cumple)

Padre Padre Jorge Ramírez (orden)

Ciclo B, Tiempo Ordinario,
Domingo de la Semana No. 26


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

¿Estás celoso de mí? ¡Ojalá todo el pueblo fuera profeta! (Números 11, 25-29)

Salmo

Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón. (Salmo 18)

2a.

Vuestra riqueza está corrompida. (Santiago 5, 1-6)

Evangelio

El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te hace caer, córtatela (Marcos 9, 38-43. 45. 47-48)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1997/09/28


El Señor nos llama a ser rectos y alegres para ser santos.
21 min. 59 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2000/10/01


Tolerancia y Radicalidad.
12 min. 29 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2009/09/27


Mientras pretendemos aislarnos de los demás porque creemos estar con Dios, Cristo nos invita a derrumbar esas barreras y a permitir que el amor de Dios lo inunde todo.
21 min. 40 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2009/09/27



37 min. 5 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2012/09/30


La Iglesia es a la vez estricta y comprensiva: no rebaja el ideal pero entiende que resbalemos y caigamos.
4 min. 38 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

6

2012/09/30


(1) La santa ebriedad del amor divino. (2) El valor de lo pequeño. (3) Sabiduría para balancear la comprensión y al exigencia.
46 min. 45 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

7

2012/09/30


Está claro que pretender la exclusividad de la verdad es arrogancia y fanatismo pero tampoco se puede caer en la comodidad de suspender la evangelización.
18 min. 27 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

8

2012/09/30


Dios no cesa de obrar; y quiere que nosotros, sobre una base de respeto, no nos detengamos en la labor de avanzar con la Buena Nueva.
18 min. 16 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

9

2015/09/27


Cristo nos enseña a sumar y a restar: sumar, buscando aquello que realmente es común con otros; restar, quitando de mi vida aquello que me aleja de Dios.
5 min. 59 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

10

2018/09/30


A medida que la efusión del Espíritu se experimenta en todos se cumple que el pueblo es profeta, que se reconoce el querer de Dios y que su paz se instaura en los corazones.
6 min. 31 seg.

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. Una palabra casi insufrible

1.1 Si hay una palabra que despierta toda la atención y toda la prevención de nuestro tiempo es la palabra "tolerancia". Es intolerable no ser tolerante.

1.2 La tolerancia, como virtud social, nació en los estertores convulsionados del siglo XVIII. Los racionalistas la asumieron casi como su propia religión y a la vez la utilizaron para vapulear con saña a la que juzgaron como la gran intolerante, la Iglesia Católica. Voltaire, sobre todo, parecía no terminar de saciarse en su encono y en su denuncia de la superstición y de la intolerancia que, según su opinión, florecían a su antojo entre los católicos. Por aquella época parecía de buen gusto admitir un "algo", un "primer arquitecto", un "dios" impersonal y lógico. Por el contrario, afirmar la verdad de la revelación bíblica y la verdad de la misión de la Iglesia se tenía por ridículo, irracional y proclive a la intolerancia. En resumen: la "razón" quedó como sinónimo de "tolerancia" y la fe en un Dios personal como fuente de intransigencia y fanatismo.

1.3 Así siguieron las cosas en la accidentada historia de estas ideas tan queridas para la Ilustración. La masonería, el anarquismo, el liberalismo como filosofía y el comunismo como propuesta revolucionaria, bebieron cada uno a su modo de este caldo racionalista y por tanto siguieron viendo en la Iglesia, y después en todo credo organizado, una amenaza para la virtud social de la tolerancia. Todavía en nuestro tiempo es fácil oír críticas acerbas a la enseñanza católica, porque "se niega" (sic) a ponerse a la altura de los tiempos admitiendo por ejemplo que una relación entre homosexuales llegue a tener los mismos derechos de familia que una entre hombre y mujer. Son resabios que vienen del siglo de la Ilustración. Es explicable, según esto, que muchos sientan que es hipócrita e insufrible, por decir lo menos, que los católicos hablemos de tolerancia.

2. Sentido Cristiano de la Tolerancia

2.1 Las lecturas de este domingo, particularmente la primera y el evangelio, van sin embargo en ese sentido. Y debemos decir, sin complejos ni arrogancias, que hay un sentido cristiano de la tolerancia. Así por ejemplo nos enseña el Concilio Vaticano II en su Decreto sobre la Libertad Religiosa, n. 2.

2.2 "Declara este Concilio Vaticano que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa. Libertad, que consiste en que todos los hombres han de ser libres de toda coacción por parte de individuos, grupos sociales o cualquier poder humano, de tal modo que en materia religiosa nadie sea obligado a obrar, contra su conciencia, mas que tampoco sea impedido, dentro de los debidos límites, para obrar en conformidad con ella, ya solo ya asociado con otros, tanto privada como públicamente. Declara, además, que el derecho a la libertad religiosa se funda radicalmente en la dignidad misma de la persona humana, tal cual se conoce por la palabra de Dios y por la razón misma. Derecho a la libertad, en la persona humana, que de tal modo ha de ser reconocido en el ordenamiento jurídico de la sociedad que se le considere como un derecho civil.

2.3 "Por su propia dignidad, todos los hombres, en cuanto que son personas, esto es, dotados de inteligencia y libre voluntad, y, por ello, dotados de responsabilidad personal, se sienten movidos por su propia naturaleza y por obligación moral a buscar la verdad, en primer lugar la que corresponde a la religión. También están obligados a adherirse a la verdad, una vez conocida, y a ordenar toda su vida según las exigencias de la verdad. Mas los hombres no pueden en modo alguno cumplir dicha obligación, en conformidad a su naturaleza, si no gozan de libertad psicológica al mismo tiempo que de la inmunidad de coacción externa. Luego el derecho a la libertad religiosa no se funda en una exigencia subjetiva de la persona, sino en su misma naturaleza. Por esto, el derecho a tal inmunidad subsiste pleno aun en los que no cumplen con su obligación de buscar la verdad y de adherirse a ella; y su ejercicio no puede impedirse, siempre que se guarde el justo orden público".

3. El Santuario de la Conciencia

3.1 Es el santuario de la conciencia el lugar donde Dios, y sólo Dios, puede hacer su obra, y en esto resulta contraproducente querer ayudarle demasiado a Dios... Escribe al respecto Juan Pablo II, en su mensaje del 1° de enero de 1991:

3.2 "Ninguna autoridad humana tiene el derecho de intervenir en la conciencia de ningún hombre. Esta es también testigo de la trascendencia de la persona frente a la sociedad, y, en cuanto tal, es inviolable. Sin embargo, no es algo absoluto, situado por encima de la verdad y el error; es más, su naturaleza íntima implica una relación con la verdad objetiva, universal e igual para todos, la cual todos pueden y deben buscar. En esta relación con la verdad objetiva la libertad de conciencia encuentra su justificación, como condición necesaria para la búsqueda de la verdad digna del hombre y para la adhesión a la misma, cuando ha sido adecuadamente conocida. Esto implica, a su vez, que todos deben respetar la conciencia de cada uno y no tratar de imponer a nadie la propia "verdad", respetando el derecho de profesarla, y sin despreciar por ello a quien piensa de modo diverso. La verdad no se impone sino en virtud de sí misma.

3.3 "Negar a una persona la plena libertad de conciencia y, en particular, la libertad de buscar la verdad o intentar imponer un modo particular de comprenderla, va contra el derecho más íntimo. Además, esto provoca un agravarse de la animosidad y de las tensiones que corren el riesgo de desembocar o en relaciones difíciles y hostiles dentro de la sociedad o incluso en conflicto abierto. Es a nivel de conciencia como se presenta y puede afrontarse más eficazmente el problema de asegurar una paz sólida y duradera".


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: