Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
Conoce mi convento de Santo Domingo, y sus servicios de iglesia, hospedería, auditorio, biblioteca...
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
¡Conoce AMIGOS EN LA FE!
Hacer una donación
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Rosario de las Semanas
Coronilla de la Divina Misericordia
Homilía de hoy
Calendario
Diario
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias
Orar con el Corazón
Rosario de las Semanas
Cantos
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
Qué dicen de nosotros
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Videos
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
Teología para todos
PARTICIPAR:

¡Encuentra AMIGOS EN LA FE!
Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Oración Compartida
Wiki -
Transcripciones
Dar un testimonio
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2014

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Octubre 2014 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
   
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
Fecha actual
25
26
27
28
29
30
31
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Viernes, Octubre 24 de 2014

[Laudes] [Rosario de las Semanas] [Coronilla de la D. Misericordia] [Vísperas]

Para tu oración en este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Antonio María Claret, Fundador († 1879) (santo)

Juan Pablo Rodríguez Salazar (cumple)

Macrista (cumple)

María Carolina Ruiz Garavito (cumple)

Moniquita (cumple)

Ariana Milagros Velásquez Cabañas (cumple)

Eloísa Villegas de Lerma (cumple)

Gloria Y. Haney (cumple)

Hnas.Educadoras de Notre Dame (comunidad)

Tiempo Ordinario, Año Par,
Semana No. 29, Viernes


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Un solo cuerpo, un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo (Efesios 4, 1-6)

Salmo

Éste es el grupo que viene a tu presencia, Señor (Salmo 23)

Evangelio

Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente? (Lucas 12, 54-59)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

1998/10/23


Pedir a Dios que nos regale la inteligencia del tiempo.
23:39

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2000/10/27


Aprende a mirar.
24:00

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2012/10/26


Es pobre conocimiento saber qué sucede y no reconocer a Aquel que está aconteciendo.
4:26

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

4

2012/10/26


Virtudes humanas pero sobre todo la verdad del señorío de Jesucristo son la fuente y cimiento de unidad entre los creyentes.
16:13

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

5

2014/10/24


Necesitamos ser alfabetizados en los signos de los tiempos.
4:41

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. El Camino Hacia la Unidad

1.1 La primera lectura, de la Carta a los Efesios, nos recuerda que, si bien es cierto que Cristo ya derribó el muro de división entre judíos y gentiles, nuevos muros están siempre pronto s a levantarse y por ello la unidad es siempre don y siempre tarea.

1.2 De modo hermoso el documento conciliar Unitatis Redintegratio hace un balance esperanzador del camino hacia la unidad visible de los cristianos. Hoy es oportuno recordar algunas de aquellas palabras, tomadas de su n. 1: "El Señor de los tiempos, que prosigue sabia y pacientemente el plan de su gracia para con nosotros pecadores, últimamente ha comenzado a infundir con mayor abundancia en los cristianos separados entre sí el arrepentimiento y el deseo de la unión. Muchísimos hombres, en todo el mundo, han sido movidos por esta gracia y también entre nuestros hermanos separados ha surgido un movimiento cada día más amplio, con ayuda de la gracia del Espíritu Santo, para restaurar la unidad de los cristianos. Participan en este movimiento de unidad, llamado ecuménico, los que invocan al Dios Trino y confiesan a Jesús como Señor y Salvador; y no sólo individualmente, sino también reunidos en grupos, en los que han oído el Evangelio y a los que consideran como su Iglesia y de Dios. No obstante, casi todos, aunque de manera diferente, aspiran a una Iglesia de Dios única y visible, que sea verdaderamente universal y enviada a todo el mundo, a fin de que el mundo se convierta al Evangelio y así se salve para gloria de Dios."

1.3 En tono semejante nos enseñan también las palabras del Papa Juan Pablo II cuando destaca la importancia de mantener abiertas las puertas del diálogo: "En el ámbito del movimiento ecuménico, el diálogo teológico es el modo apropiado de afrontar juntos las cuestiones por las cuales los cristianos han estado divididos, y de construir juntos la unidad a la que Cristo llama a sus discípulos (cf. Jn 17, 21). En este diálogo aclaramos nuestras posiciones respectivas y examinamos las razones de nuestras diferencias. Así, nuestro diálogo se convierte en un examen de conciencia, una llamada a la conversión, en la que ambos interlocutores examinan en presencia de Dios su responsabilidad con el fin de hacer todo lo posible para superar los conflictos del pasado. El Espíritu nos infunde el deseo de confesar juntos que hay "un solo cuerpo y un solo Espíritu, (...) un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Un solo Dios, Padre de todos, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo" (Ef 4, 4-6). Sentimos esto como un deber, como algo que debe hacerse para que "el mundo crea" (Jn 17, 21). Por esta razón, el compromiso de la Iglesia católica en favor del diálogo ecuménico es irrevocable" (Alocución a la Comisión Mixta Internacional de Diálogo entre la Iglesia Católica y la Alianza Mundial de Iglesias Reformadas, Lunes 18 de septiembre de 2000).

1.4 Ya en tono de profeta había escrito en el n. 102 de su Encíclica sobre el Ecumenismo, Ut Unum Sint: "La fuerza del Espíritu de Dios hace crecer y edifica la Iglesia a través de los siglos. Dirigiendo la mirada al nuevo milenio, la Iglesia pide al Espíritu la gracia de reforzar su propia unidad y de hacerla crecer hacia la plena comunión con los demás cristianos. ¿Cómo alcanzarlo? En primer lugar con la oración. La oración debería siempre asumir aquella inquietud que es anhelo de unidad, y por tanto una de las formas necesarias del amor que tenemos por Cristo y por el Padre, rico en misericordia. La oración debe tener prioridad en este camino que emprendemos con los demás cristianos hacia el nuevo milenio. […] ¿Cómo alcanzarlo? Con la esperanza en el Espíritu, que sabe alejar de nosotros los espectros del pasado y los recuerdos dolorosos de la separación; El nos concede lucidez, fuerza y valor para dar los pasos necesarios, de modo que nuestro empeño sea cada vez más auténtico. Si nos preguntáramos si todo esto es posible la respuesta seria siempre: sí. La misma respuesta escuchada por María de Nazareth, porque para Dios nada hay imposible."

2. Los Signos de los Tiempos

2.1 Las palabras acres del Señor en el evangelio de hoy nos apremian a descubrir los "signos de los tiempos". Es una exhortación que nos envía a leer la vida, es decir, a no limitarnos a "escribir" cada día una página de ese libro que es vivir: antes de escribir, ¿por qué no leer un poco?

2.2 Kant dijo que el mundo, básicamente gracias a la Ilustración, había llegado a su mayoría de edad. Parece que Jesucristo se le adelantó unos siglos. La pregunta de Jesús en el texto de hoy nos llama a madurez, a edad adulta: "¿Por qué, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora?".

2.3 Hay en esto una apelación a la propia conciencia, pero no sólo a ella. Bernard Lonergan, eminente teólogo de la segunda mitad del siglo XX, hablaba de los cuatro preceptos trascendentales, y creo que cabe citarlos aquí, como un modo de disponernos a leer la vida. En ellos se trata básicamente de la decisión de hacerse más atento, más inteligente, más razonable, más responsable. Es decir: despertar y enriquecer nuestra atención, inteligencia, razón y responsabilidad.


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: