Loading

MENU
PARA HOY:

Inicio
Conoce mi convento de Santo Domingo, y sus servicios de iglesia, hospedería, auditorio, biblioteca...
EVANGELIZACION BASICA - El ABC de tu Fe Cristiana
¡Conoce AMIGOS EN LA FE!
Hacer una donación
Laudes - Oración de la mañana
Vísperas - Oración de la tarde
Rosario de las Semanas
Coronilla de la Divina Misericordia
Homilía de hoy
Calendario
Diario
Estamos en Facebook!
Estamos en Twitter!
ESCUCHAR:

Homilía de hoy
Ultimas 15 Homilías
Conferencias
Orar con el Corazón
Rosario de las Semanas
Cantos
LEER:

Lecturas de la Misa de Hoy
La homilía de Hoy
Otras homilías
Boletines Anteriores
Alimento del Alma
Rosario de las Semanas
Imprenta (PDF)
Preguntas y Respuestas
Chiste de Hoy
Qué dicen de nosotros
VER:

Foto del Dia
Video del Dia
Videos
Canal en Youtube
CONOCER:

Padres Dominicos
Santuario Mariano Nacional
Quién es Fray Nelson Medina
Teología para todos
PARTICIPAR:

¡Encuentra AMIGOS EN LA FE!
Boletín Diario
¡Apoyar esta obra!
Oración Compartida
Wiki -
Transcripciones
Dar un testimonio
Esta es tu casa!

Homilías de Fr. Nelson Medina, O.P.

Derechos Reservados © 1997-2014

La reproduccion de estos textos y archivos de audio, para uso privado o publico,
esta permitida, aunque solamente sin fines de lucro y citando la fuente:
http://fraynelson.com/homilias.html.

< Octubre 2014 >
 Dom  Lun  Mar  Mié  Jue  Vie  Sáb 
   
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
Fecha actual
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
* El tiempo es de Dios *
[Volver al mes actual]

Lunes, Octubre 20 de 2014

[Laudes] [Rosario de las Semanas] [Coronilla de la D. Misericordia] [Vísperas]

Para tu oración en este día:

Haz click en los nombres para ver más información:

San Pedro de Alcántara (santo)

Paula Isabel Merchan Montoya (cumple)

Daniel Santiago Merchan Montoya (cumple)

Nelson Rodriguez (cumple)

María José Rebasti Peralta (cumple)

Marta Becker (cumple)

Carlos Alberto Otálora Portillo (cumple)

Tiempo Ordinario, Año Par,
Semana No. 29, Lunes


Lecturas del Día

Lectura:

Haz click en la referencia bíblica:

1a.

Nos ha hecho vivir con Cristo y nos ha sentado en el cielo con él (Efesios 2, 1-10)

Salmo

El Señor nos hizo y somos suyos. (Salmo 99)

Evangelio

Lo que has acumulado, ¿de quién será? (Lucas 12, 13-21)


Homilías de viva voz

Núm.

Datos

Escuchar

Más...

1

2002/10/21


Las obras no son nuestra salvación.
8:23

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

2

2012/10/22


La verdadera riqueza no está en lo que retenemos sino en lo que damos.
4:29

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

3

2014/10/20


No olvidemos que el rico de la gran cosecha parecía la imagen misma del éxito, según este mundo.
4:42

Link permanente a esta homilía Click derecho para grabar en versión MP3 Click normal para ir a la transcripción Publícalo en Facebook! Cuéntalo en Twitter!

Haz una donación
para que esta obra continúe, y llegue a más personas!
O lee algunos testimonios
de lo que mi Dios está haciendo a través de nuestra página. ¡Gloria a su Nombre!


Homilías escritas

Versión

Homilía para leer:

1

1. No son nuestras obras, sino la obra de Dios

1.1 A veces las cosas más importantes se dicen con palabras breves. De fondo, nuestra fe no es algo extremadamente complicado sino profundamente sencillo: Dios ha manifestado y ofrece en Cristo el amor que no merecíamos pero que sí necesitábamos. Si aceptamos ese amor, que es puro regalo, nuestra vida cambia completamente. Acoger la propuesta de Dios es creer, o sea, ejercer fe. El cambio que esa fe trae es que nos abre a un futuro que rebasa nuestros mejores sueños, y así quedamos abiertos a la esperanza. Gozosos por haber sido amados somos también capacitados para amar, y así llega la caridad. En apretada síntesis, esto que hemos contado es el Evangelio; es lo mismo que Pablo recuerda a los Efesios.

1.2 Si todo es así claro y sencillo, ¿por qué nos cuesta vivirlo? Una clave puede estar en lo que Pablo recuerda a los Efesios: "No se debe a vosotros..." Es maravilloso saberse amado pero hay algo en el orgullo humano que quiere siempre encontrar un motivo para ese amor. La razón es que si Dios tenía un buen motivo en mí para amarme, entonces bien se ve lo bueno que soy. Uno trata de ser bueno por propia fuerza, por propio impulso; eso seduce nuestra vanidad y mima a nuestro ego. Uno trata de convencerse de que es lo suficientemente sagaz, sabio, virtuoso, inocente, bello o fuerte como para "merecer" que lo salven. La Biblia no respalda esas aspiraciones. Dios me ha salvado por puro amor, por puro regalo. Lo bueno que había en mí no alcanzaba su verdadera meta, pues tanta inteligencia no me hizo descubrir al Dios que se esconde en los humildes, y tantas riquezas no me sirvieron para ganarme a un Dios que se pone del lado de los pobres.

1.3 Así que uno tiene escoger: ¿quiero con mis obras convencer a Dios de que me ame o quiero ser la obra de un Dios que me ha amado sin que yo en realidad lo mereciera?

2. Cuando hablamos demasiado solos...

2.1 El rico del evangelio de hoy hablaba demasiado. Pero ese no es el problema; el problema es que hablaba demasiado solo. Tenía ojos para su cosecha, oídos para sus anhelos y vientre para su prosperidad. Vivía y giraba en torno a sí mismo. Eso lo mareó. Se emborrachó y perdió la perspectiva.

2.2 Dios le interrumpió esa conversación en solitario. Dios se entrometió y abrió un diálogo, cortando el monólogo que este "pobre rico" llevaba antes. La primera palabra, con la que Dios irrumpe, es dura: "¡insensato!". Es dura, pero es cierta, porque es insensatez construirse el ser humano desde sí y para sí, sin ojos para el cielo ni para el pobre.

2.3 Y nuestro mundo en muchos aspectos sigue repitiendo la parábola de hoy. Pueblos, familias o individuos siguen hablando sólo consigo mismos, y siguen o seguimos ciegos al cielo y sordos al clamor del pobre. También a nosotros Dios nos reprocha por insensatos.

2.4 Pero la parábola no está ahí para regañarnos solamente. Está para salvarnos. Dios denuncia nuestra insensatez para llamarnos a su sabiduría. Nos hace ver que no vemos para que empecemos a ver. Nos corrige para salvarnos y nos llama a juicio ahora para no juzgarnos al final de los tiempos.


[volver arriba]


* Si quieres acceder a los archivos de Real Audio
que estén disponibles, haz click aquí. *

[Volver a la versión anterior] [Buscar otra Homilía]

-Fr. Nelson Medina, OP

Google Groups
Suscríbete gratis a mi Boletín de Evangelización Católica
Email:


LO ULTIMO: