Un círculo que NO es vicioso

Hay grupos de palabras que se dicen tan a menudo que terminan por formar una especie de palabra más larga que cobra vida propia.

Es lo que sucede, por ejemplo, con “investigación exhaustiva”. Hemos llegado a un punto en que uno ya no puede imaginar una investigación que sea de veras investigación y no sea “exhaustiva”. Algo parecido sucede con “momento de coyuntura”, “pensamiento lateral”, “medidas pertinentes”, “grupo de presión”, y, desde luego, sucede con esa expresión que es como tía o abuela de todas las anteriores: nuestro eterno e infatigable círculo vicioso.

(Entre paréntesis, sería interesante hacer un diccionario de estas expresiones “hechas”, que son como las McDonald’s del lenguaje. Si Ud. desea enviar algunas propuestas, por favor utilice el link al final de esta entrada del Diario. Cerramos paréntesis.)

Continúa leyendo Un círculo que NO es vicioso

Preguntas y Respuestas: Iraq, Europa y el Cristianismo

– ¿Empezó la guerra en Iraq cuando Bush dijo?

– Sí.

– ¿Terminó la guerra en Iraq cuando él dijo?

– No.

– ¿Cómo sabemos que sigue la guerra?

– Porque hay ataques deliberados y continuos, que causan bajas incesantes.

– ¿De ambos lados?

– En la práctica, sí, aunque es evidente que los EEUU intentan ahora básicamente defenderse de las agresiones que reciben en tierra iraquí.

– ¿Esos ataques son masivos?

– No. Tienen una estructura impredecible, puntual, según un modelo terrorista.

– ¿Estamos hablando entonces de “guerra de guerrillas”?

– Exactamente.

– ¿Hay algún parecido con Vietnam?

Muchos parecidos. Pero también una gran diferencia.

– ¿Cuál?

Continúa leyendo Preguntas y Respuestas: Iraq, Europa y el Cristianismo

Un amigo de infancia

La primera vida de santo que yo leí, siendo niño, fue la de San Martín de Porres, cuya fiesta se celebra precisamente el 3 de Noviembre.

Y para alegría de mi alma, hay una buena devoción y entrañable afecto por San Martín aquí en Irlanda. Una pequeña pero muy hermosa e instructiva revista de estos dominicos contiene ágiles escritos, reflexiones ¡y hasta recetas caseras!, para hacer conocer más y mejor las riquezas de este sencillo y santo hombre de Dios.

Como preparación para esta fiesta hemos tenido la Novena, y en uno de los días me ha correspondido predicar, un poco por accidente (Providencia de Dios, digamos mejor).

Comparto esa predicación mientras pido que este amigo de infancia bendiga a todos los que se acerquen a las páginas de este diario.

Para oír directamente:
http://fraynelson.com/homilias/fechas/11/smtp001b.ram

Para grabar al PC:
http://fraynelson.com/homilias/fechas/11/smtp001b.rm

Cuando el frío trae calor

A medida que este otoño con cara de invierno avanza hacia un inverno que no sé qué cara vaya a tener, los días se hacen cortos, las noches largas, y el frío se va enseñoreando de calles y plazas por doquier.

Pero es un frío que trae calor, a su manera. El frío hace que cualquier espacio habitado, desde el que cubre un paraguas en la lluvia hasta el que se llena de luz en una gran reunión de amigos, se vuelva una especie de refugio. No es algo que nadie se proponga, sino algo que simplemente va sucediendo.

Entras al bus, y sientes que la gente es un milímetro más cálida porque el clima se vuelto un kilómetro más frío. Los que comparten un mismo espacio, así sea algo tan accidental como lo del bus, de repente sentimos que hemos vencido, que estamos venciendo la inclemencia.

Es un sentimiento bonito. Y hace que se cumpla que el frío trae calor.