Acepta mis días

Señor,

Estoy cansado. Es tarde, muy tarde y estoy cansado.

Pero feliz. Es tarde y estoy feliz. Te entrego mi diario, mi día, mi noche, mi cansancio, mi descanso.

Acepta mis días. Los bellos, los grises; los que brotan cargados de ilusión y luego se hunden en el silencio anodino de brumas mediocres; los que nacen opacos y luego se cargan de luces y sueños.

Recibe mi tiempo, mi espera, mi esperanza, mi desespero, mi impaciencia, mi padecer, mi parecer…

Dios, estoy cansado. No hablo bien, lo sé; pero te quiero todo lo que te puedo querer.

Bases de datos

Hasta ahora yo tenía mi diario en Blogger. Después de oír sugerencias, y de alguna deliberación decidí buscar un sistema nuevo que pudiera reunir varias características deseables en los blogs actuales: manejo de categorías, disponibilidad de un calendario, y también un formato que evitara que los textos largos desanimaran a posibles lectores.

Continúa leyendo Bases de datos